Páginas vistas en total

miércoles, 11 de abril de 2012

Cuaderno de viaje a U.S.A.: Visita al barrio.


Al llegar a nuestro apartamento comprobamos que la temperatura en la casa era muy elevada  y no éramos capaces de apagar el split. Se lo dijimos al portero y éste nos explicó que hay una ley municipal que obliga a tener encendidas las calefacciones desde octubre a mayo las veinticuatro horas del día. Le dijimos que había más de veinte grados en la calle y que los rayos solares atravesaban los vidrios de nuestras ventanas, a lo que él, siempre muy atento, nos propuso dos soluciones: dejar la ventana abierta o: ¡poner en el split el aire acondicionado! Nunca firmarán el protocolo de Kioto.
En la estación de metro de Grand Central Station había un grupo tocando smoth jazz: impresionante. Era un saxofonista de rasgos japoneses, acompañado de un batería, un teclado y un bajo. Todos ellos muy buenos.
La primera noche a penas encontramos algún sitio donde comprar algo de comida sana y que no fuera de comida rápida preparada. En esta zona tan céntrica no hay tiendas de alimentación. Así que a grandes males, grandes remedios: cogimos un metro hasta el spanish Harlem. Allí, entre músicas de salsa, callejeamos un poco hasta dar con un gran supermercado donde todo el mundo hablaba español.
Continuamos nuestra visita a la ciudad, ese día partiendo de nuestro barrio: edificio Chrysler, Grand Central Station, rascacielos Daily News, con el globo terráqueo, (el de The Globe donde trabajaba Superman), edificios de Naciones Unidas y apartamentos Tudor. Por la tarde fuimos hacia la Zona Cero, vimos las obras de las nuevas construcciones que se levantan allí, el World Financial Center, con el edificio acristalado de Pelli, y las vistas sobre la otra orilla del Hudson.
Desde nuestra ventana se ven un par de rascacielos muy conocidos. El de la General Electric y el del Citygroup.



No hay comentarios: