Páginas vistas en total

jueves, 15 de diciembre de 2011

Textos cómplices. Isabel Gamero: Pactos con el diablo.

Iniciamos esta sección de “textos cómplices” con una joven autora. Se trata de Isabel Gamero Larios, (Madrid, 1995). A pesar de su juventud, a Isabel le gusta escribir y lo hace en distintos géneros: diálogos dramáticos, narraciones cortas, poesía y unos textos en los que deja traslucir sus pensamientos, sus inquietudes o sus deseos. Ella sabe que está aprendiendo pero tiene la suficiente personalidad como para aceptar sus escritos con determinación madura. Su vena artística adopta muchas formas y en todas sorprende. Todavía se recuerda su actuación (con quince años) en el montaje teatral de la obra “En la ardiente oscuridad” de Buero Vallejo, por un grupo local, (Cosas del directo), que gustó mucho en los ambientes del teatro aficionado.
Las historias que nos cuenta Isabel son divertidas, con acción, sorpresas, intrigas y, muy a menudo, con un humor original. Traemos aquí un relato muy breve “Pactos con el diablo”, una versión actual del Fausto de Goethe, un Fausto que sólo quiere ganar dinero a costa de lo que sea y que tiene un final sorprendente. 

 
PACTOS CON EL DIABLO.

Llevo tanto tiempo encerrado aquí que apenas recuerdo qué es o al menos qué fue para mí la vida. De lo que nunca me olvidaré, para mi desgracia, es de cómo se muere. Lo que a muchos les hubiese parecido una suerte,  fue mi perdición. Estoy volviendo a ver aquella sombra como la vi cuando empezó todo.
Tras un día de duro trabajo y sin nadie que me esperara en casa, entré en un bar que flotaba en las más oscuras tinieblas. Primero una copa, luego otra, y así llegó la noche. Las dos de la mañana. Ya era sábado. Estaba acostumbrado a esa vida de perro, pero esa noche fue la última para mí. O eso creía. A lo lejos, las luces de aquel tren no se veían, no estoy seguro si era por la niebla o por mi embriaguez. Todo fue tan rápido.
Poco después vino él. Sin sentir dolor morí, pero aquel hombre sin rostro me ofreció el poder morir trece veces y resucitar doce a cambio de mi alma. Tenía ante mis ojos la oportunidad de rehacerme y no me lo pensé dos veces. Luego por la mañana, desperté.
Volvía a estar en mi piso, tan descuidado como siempre. Creí que no había sido real, hasta que vi mi abrigo manchado de sangre y me di cuenta. Pronto dejé mi trabajo con el que apenas llegaba a fin de mes y abrí mi nuevo negocio. Moriría delante de la gente para luego resucitar al instante. La idea era descabellada, pero entonces yo sólo soñaba con la fama y el dinero. Sólo lo podía hacer trece veces, así que después volvería a una vida normal, aunque para entonces lleno de dinero.
Fue al mes siguiente cuando comenzó mi primera función. Casi no había gente, pero tras dejar que aquel hombre del público me disparara en la cabeza y me vieran resucitar, la gente empezó a venir de todas partes del mundo sólo para verme. Me hice ver morir de todas las maneras: prendiéndome fuego, clavándome un cuchillo, saltando desde lo alto… Todo lo que me pedía el público, lo hacía. Y me hice rico, sí. Pero en la decimosegunda actuación me di cuenta de mi tremendo error.
Esa noche me enterraron vivo para desenterrarme al día siguiente. Empecé a quedarme como dormido, la misma sensación de embriaguez y el mismo hombre sin rostro. Pero ahora lo veo todo.
- ¿Qué haces tú aquí? - le pregunté de mala gana.
- Vengo a por el alma que me pertenece – respondió él.
- ¡Esta noche no será! Te has confundido. Hoy es la última noche que actúo. ¡Déjame en paz!
- El equivocado eres tú. Te ofrecí trece muertes con sus doce vidas, pero has olvidado la primera. Hoy moriste por decimotercera vez, ya que en la primera te atropelló aquel tren. Así que ¡reclamo mi alma!
Y cuando acabe de morir por fin, no volveré a despertar, y mi alma será suya eternamente. 


miércoles, 14 de diciembre de 2011

Hacia las 50.000 visitas y más.

Este blog avanza inexorablemente hacia algún lugar, no sé adónde, pero avanza. De hecho, estamos a punto de alcanzar las 50.000 visitas, lo cual ya es una cifra. Ante tan notable efeméride uno se vuelve a plantear el éxito o el fracaso del mismo y llega a distintas conclusiones. El blog es un éxito por cuanto que nos permite comunicar nuestras cosas al mundo: enseñamos fotos que hemos hecho, comentamos lo que pasa por el mundo, mostramos nuestras reflexiones, algunas veces incluso damos noticias que la prensa no publica o ponemos textos que escribimos por escribir, por narrar, por divertirnos, en definitiva. Pero además, no le damos la tabarra a nadie. Siempre hemos defendido que entrar en este blog es una acción libre que no supone ningún tipo de coacción, de manera que quien se cansa de ver estas tonterías simplemente deja de entrar aquí y se acabó, no hay más consecuencias, no hay obligación ninguna de entrar. En este sentido me parece que el blog ha sido un éxito.
Sin embargo, vuelvo a decir que la parte más negativa de todo esto es la falta de colaboración de nuestros visitantes. Aquí se puede opinar, se pueden escribir comentarios, aceptamos los comentarios anónimos y los que se meten con nosotros, los únicos que no aceptamos son los spam que utilizan el blog para fines comerciales propios. Sin embargo la gente comenta poco. Es verdad que intercambiamos las entradas, gentes de otros blogs nos visitan y nosotros les visitamos a ellos, algunos tan entrañables como Enrique Falcó, Pedro Wichard, Luis Carlos, Vito Cano o los Portillo, pero fuera de eso no hay mucho diálogo. De manera que para solucionar este problema se nos ha ocurrido crear un apartado nuevo dedicado a los colaboradores. Lo vamos a llamar textos cómplices, porque quienes los hacen y nos permiten publicarlos se hacen cómplices de este blog. Así que animaros a colaborar, a opinar, a expresar lo que os interese. Por ejemplo, compraventa de segunda mano, o cartas al director, poniéndolo verde.


Os aseguro que tenemos preparada una buena sorpresa para inaugurar ese apartado de textos cómplices.


Quien quiera poner algo aquí no tiene más que mandar un comentario a esta misma entrada y uno de nuestros editores se podrá en contacto con él enseguida.

Última hora.

Este blog cancela todos los viajes previstos a Canadá. 

El editor de este blog, Manuel Larios, ha comunicado a sus familiares y amigos que: "puesto que Canadá se retira del Protocolo de Kioto, nosotros nos negamos a visitar Canadá en tanto no colabore con la comunidad internacional". 
También ha declarado sentirse triste por la noticia ya que Canadá era uno de los países que más ganas tenía de conocer. 

Antonio Muñoz Molina sobre su traductor al francés.

Escribe hoy en su blog Antonio MM:
"Le digo algo que pienso hace mucho tiempo, que ahora cualquiera es artista, con solo decir que lo es: lo difícil de verdad es ser artesano.
Así es como Philippe hace su trabajo de traductor. Lentamente, cuidadosamente, con entrega y alegría. Es tan meticuloso que siempre me encuentra los despistes o las contradicciones internas que a mí se me pasaron por mucho que quise corregir, y que tampoco vieron los editores y correctores de la editoral. "

FOTOS: Pinar de Valsaín, Segovia.


miércoles, 30 de noviembre de 2011

José Luis Sampedro

"Cada cultura ha tenido su referente. Los griegos, el hombre; la Edad Media, Dios; ahora, el dinero. Para mí el referente es la vida. Hemos recibido una vida y vamos a vivirla hasta el final. Pero para eso necesitamos la libertad, para que esa vida sea la nuestra y no la que nos mandan tener. 
La libertad es como una cometa. Vuela porque está atada. Sin cuerda no vuela, y esa cuerda que facilita el vuelo pero se resiste al viento es la fórmula clásica de la revolución francesa: libertad, igualdad y fraternidad. En 2000 años hemos progresado técnicamente pero seguimos aislados en tribus, salvajes, matándonos unos a otros".
*
 "El sistema está roto y perdido, por eso tenéis futuro"
*

"Europa está hundida ya, y con ella el sistema capitalista"


José Luis Sampedro. Premio Nacional de las Letras, 2.011. Catedrático de Economía. 

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Viajeros al tren.

Todos los días, de lunes a domingo, hay un tren que va de Madrid a Lisboa. Sale de Chamartín a las 22.25 horas y llega a la Estación Oriente de Lisboa nueve horas y cinco minutos más tarde, a las 7.30 horas, (once minutos después llega a la Estación de Santa Apolonia). Se puede comprobar en la página de RENFE.
Antes a este tren le llamaban el Lusitania-exprés y paraba en Badajoz. Cuando íbamos a buscar a alguien de la familia que venía en el Lusitania y la gente se bajaba en la triste estación de Badajoz el tren se marchaba hacia el país vecino casi vacío, como un tren fantasma.
Ahora va por Cáceres y Valencia de Alcántara y le han quitado ese nombre, supongo que ya les daría vergüenza llamar exprés a un tren que tarda más de 9 horas en hacer un recorrido que en coche son poco más de 5 (cuando lo hacía por Badajoz tardaría aún más, seguramente).  La línea de Cáceres a Valencia de Alcántara recorre uno de los tramos más hermosos de Extremadura, la Sierra de San Pedro. Esa línea ha estado durante muchos años olvidada, abandonada, a mí me parecía que se podía haber hecho un tren turístico que los fines de semana hiciera ese recorrido. En realidad todo esto no son trenes, porque en rigor no hay ferrocarril en Extremadura, lo que hay son unas líneas ferroviarias sin tendido eléctrico, es decir, a lo largo de la historia de este país, nunca hemos hecho las inversiones necesarias para electrificar un solo kilómetro de vía en toda la Comunidad Autónoma de Extremadura. Una máquina Diesel es lo único que puede circular por los ferrocarriles extremeños. Alguien ha puesto en un foro la hermosa historia del ferrocarril en Extremadura. Haced una prueba: estando en esta página poned en el buscador de palabras la palabra electricidad, eléctrico o mejor “elect”, que nos da todas esas entradas. El Mozila dice que no hay nada. Haced lo mismo con catenaria. Al llegar a “cate”, ya te dice que no. Y es que estaríamos buscando algo que no existe, por eso no lo puede encontrar.
Claro está, todo esto es así porque esta comunidad autónoma, aunque tiene una superficie equivalente a Holanda, apenas tiene un millón de habitantes en lugar de los casi 17 de aquel país. De manera que a nadie le ha interesado nunca hacer esas inversiones cuya viabilidad económica no estaba muy clara.
Nunca, hasta que llegamos al estado de despilfarro en infraestructuras de AVE por todos conocido. Cuánto costaría el AVE hasta Lisboa. Entre las numerosas páginas que he encontrado sobre el tema, como la de la Wikipedia,ninguna menciona las inversiones que son necesarias. Finalmente encuentro un informe técnico que habla de un coste de entre 4 y 8 millones de euros por kilómetro, lo que nos daría unos 3.600 millones de euros, aproximadamente, solo para este AVE. Antes de que Portugal fuera intervenido, su gobierno había propuesto al nuestro hacer un tren Badajoz-Lisboa que alcanzaría los 250 Km/h con un coste que sería la cuarta parte del previsto. Pero claro, eso no “molaba”, así no se ganan elecciones. Las elecciones se ganan a 300 km/h.


jueves, 17 de noviembre de 2011

Duda razonable.

Y si fuera verdad que los políticos han perdido el control de la cosa porque los muy listos mercados de inversión les tuvieran pillados a través de la inmensa deuda acumulada. 
*
Y si resultara que vienen facilitando el endeudamiento (hasta ahora rentable para los mercados) con la intención de cebar la bomba y llegar hasta la situación actual en la que los políticos han perdido todo resto de poder por carecer del económico. 
*
No será que cuando los mercados consiguieron colocarles a Tatcher y Reagan iniciaron su revolución cultural teniendo ya preparada la hoja de ruta de todo esto.  
*
Y, de ser eso cierto, no estaríamos ante un golpe de estado más peligroso que el que pudieran dar los militares: al fin y al cabo los militares deben todo su poder a la industria armamentística que se paga con cargo a la deuda. 
*
No sería una muestra de esta situación el hecho de que en España se produzca la primera reforma constitucional sin debate y en unas pocas horas con el objetivo de limitar la deuda, (toda vez que ya han cebado la bomba y ya no quieren prestar más), después de que años de sensatas polémicas sobre la necesidad de dicha reforma no alcanzaran ningún éxito. 
*
O el hecho de que, después de años en los que todas las instituciones italianas han pretendido hacer cumplir la ley a Berlusconi sin conseguirlo, los mercados lo echen en 24 horas. 
*
No sería muestra de ese golpe de estado el hecho de que en Italia se haya creado un gobierno sin políticos.
*
A partir de ahora van a ser “ellos” los que coloquen los gobiernos y pongan al frente de ellos a ejecutivos (de momento europeos) de Golden Sachs, como han hecho en Grecia e Italia. 
*
Será Rodrigo Rato el próximo presidente del Gobierno Español gane quien gane. 
*
Puede Barak Obama y Angela Merkel juntos parar a los mercados desbocados. 
*
No será que ahora sabemos los europeos cómo se las gastan los “amos del universo” que llevan haciendo esto con todas las regiones del mundo sin que hasta ahora les hubiéramos puesto coto porque a nosotros nos iba bien. 
*
A dónde nos quiere llevar este Gran Hermano que nos gobierna después de habernos abducido quitándonos el pensamiento razonable, las ansias de libertad, la generosidad que hasta ahora habían disfrutado las relaciones sociales, hasta el preciso instante en que el consumismo a deuda nos nublara la visión. 
*
Cuál será la próxima sorpresa. 
*
Lo hacen para que dejemos de leer la prensa y así ellos poder culminar su manipulación sin interferencias. 
*
A quién vas a votar el 20N.

martes, 15 de noviembre de 2011

Manipulación en la antigüedad clásica.

Hace un tiempo hablábamos de varios libros que tenían en común un tema: la manipulación, tema de mucha actualidad. Estos libros trataban de cosas más o menos recientes como la manipulación de la CIA en el mundo de la cultura y el arte invirtiendo enormes cantidades de dinero público en imponerse culturalmente al mundo comunista, la intoxicación del público europeo inventando historias terribles sobre los judíos y la manipulación del lenguaje llevada a cabo por Goebels y otros hasta crear una Lengua del Tercer Reich en la que los términos del idioma respondían a los intereses del partido. Sin embargo hay casos anteriores de manipulación manifiesta en nuestra cultura. 
*
El Babelia del pasado sábado publicaba un comentario a un libro recién aparecido que es una biografía de Pitágoras escrita por David Hernández de la Fuente. Pitágoras es un personaje que ha sido muy sobrevalorado por la historia. En primer lugar no se puede hablar de la obra de Pitágoras porque no existe, ya que no escribió nada, en rigor habría que hablar de los pitagóricos. Pero lo hizo por una razón muy sencilla: creó una secta esotérica y no quería que nadie externo a su secta alcanzara los conocimientos que ellos tenían. La alta consideración que se tiene del de Samos se manifiesta a nivel popular en la expresión “un pitagorín”, expresión que hace referencia satíricamente a una persona muy estudiosa. Todos tenemos en mente la idea de un gran matemático y filósofo, una especie de Newton griego. Lamento si alguien se siente defraudado al leer que el teorema de Pitágoras, (a2 = b2 + c2), fue en realidad descubierto por los sumerios, pero así fue. En el mundo de la música es considerado el primer musicólogo. Durante la antigüedad y a lo largo de la Edad Media desentrañar las supuestas enseñanzas de Pitágoras sobre la música fue una obsesión. También se dice que fue el primero en articular la teoría de la “armonía de las esferas”, referida a los astros, los cuales se regían por proporciones exactas que producían una música perfecta que no podíamos oír pero que estaba allí. Todavía hoy hay quien nos quiere vender esa historia como se puede ver en esta página. Sin embargo es fácil suponer que estos conocimientos los había adquirido Pitágoras viajando por Oriente y Egipto, donde esas ideas estaban muy desarrolladas.
Se sabe que apoyándose en su secta consiguió gobernar en Cratona, a donde había huido por razones políticas, de modo que su figura nos parece hoy más bien la de un político mafioso o un bróker, aunque sus secretos no tenían carácter económico porque entonces la economía no era el dios en que se ha convertido en nuestra cultura, pero sí lo parece en cuanto que manejaban informaciones que sólo ellos podían disponer. Un personaje así que pensaba que el perfeccionamiento humano pasaba por no comer habas ni carne, cómo puede tener tan buena consideración hoy día. Vamos a exponer aquí una serie de opiniones de Pitágoras que nos pueden dar la clave:
- Defendía que el hombre estaba compuesto de cuerpo y alma en una época en que pocos filósofos defendían esa tesis.
- Que el alma era inmortal y estaba encadenada al cuerpo.
- Que la pretensión del alma era alcanzar una vida superior en el cielo donde llegaría a vivir la vida eterna.
- Que para ello había que ser virtuoso absteniéndose de practicar sexo o limitándolo estrictamente y dejando de comer habas.
- Sobre todo, defendía que Dios era único, que no podía ser múltiple como se pensaba en la antigüedad.
*
A partir de ahí es fácil comprender cómo los primeros padres de la Iglesia Católica y el resto de la cultura cristiana, hasta la llegada de Nietzsche, han considerado a Pitágoras como un gran sabio.
A mí,  alguien que prohíbe comer habas con jamón no me merece ningún respeto ni consideración.
*
(Diantres, me ha salido un mal pareado).

domingo, 13 de noviembre de 2011

Lo que hay.

Italia ha estado durante años en manos de un mafioso ridículo y estúpido. Un mafioso que ha conculcado las leyes a su capricho sin pararse ante nada porque era el Presidente del Gobierno. Los italianos llevan desde entonces luchando para hacer valer la justicia y la ley: fiscales, jueces, letrados, los restos de la derrotada oposición política, intelectuales y periodistas que han desentrañado sus mentiras y sus delitos y todo aquel que creía en la verdad. Mientras, él ha cambiado leyes ha destituido funcionarios y ha manipulado para salir indemne de sus tropelías. Finalmente, los mercados le han pedido a la UE que se fuera y no ha durado 24 horas.
¿Cómo podemos llamarle a esto que ha venido a sustituir a la democracia y al estado de derecho?
Termina hoy en su artículo en El País Manuel Vicent preguntándose: “¿qué pintan dos políticos discutiendo cara a cara y prometiendo cosas si ignoran que la historia puede reventar bajo sus pies mañana?”

viernes, 11 de noviembre de 2011

Luiz Augusto de Abreu Sodré, fotógrafo.



Acabo de conocer la obra de Luiz Augusto de Abreu Sodré a través de la recomendación de una amiga común, quien me había dicho que era un fotógrafo muy bueno. He visitado su página http://saalsodre.typepad.com y compruebo que no es cierta la información de mi amiga: no es un fotógrafo, es un artista plástico que utiliza la fotografía como otros utilizan la paleta. Para Luiz Augusto la fotografía es una fuente de color, de volúmenes, de formas y de líneas, que le sirven para crear su obra plástica, con una clara intención constructivista. Sin embargo no se trata de una simple obra “decorativa”, llena de agradables motivos, aunque también. Es un artista plástico muy actual y por tanto, está de vuelta de una concepción del arte como una mera búsqueda de la belleza a través de las formas. Le gusta reflexionar con la cámara y con el trabajo de laboratorio con el que luego transforma las imágenes.
Luiz Augusto juega con las apariencias. Sabe, como Parménides, que la verdad no está en lo que ven nuestros ojos, ni en lo que se ha convertido en una convención, por eso mira más allá de todo esto buscando la raíz profunda de las cosas y del ser humano. Desconfía, con razón, de la cultura, de todo lo que es una opinión generalmente aceptada: tal cosa es bella y voy a hacerle una foto para que se sepa. Reniega de “la opinión de los mortales”. Para Luiz Augusto una iglesia barroca en Sicilia, una vieja ermita en Bretaña o las cristalera de los edificios de “La Defense” son  códigos de símbolos que hay que descifrar, pero también una manera de imponer su visión por encima del mundo que le rodea, una visión de Narciso, como dice en un autorretrato desvirtuado. Como muchos fotógrafos se acerca a las cosas, a los detalles, y así lo hace a una realidad que normalmente no vemos y que él nos la muestra, para a continuación modificarla a su antojo. Este “trabajo temático” como dicen los músicos, este tomar un tema y recrearlo, modificarlo, volver sobre él, (como hacía Beethoven), podría parecer un artificio, pero artificio honesto, hasta el punto de que en su página en la red nos da las claves de su trabajo, mostrándonos, por ejemplo, como la imagen de un soporte en un puente de Glasgow se combina consigo misma y crea una nueva realidad a partir de la existente. Otra cosa es el acercamiento piadoso hacia los seres humanos, que se muestran con más realismo. Parece como si Luiz Augusto, en el fondo, confiara en la gente, sobre todo en la gente humilde del Magreb, de la misma manera que desconfía de los textos, de las palabras, que son engañosas y que se utilizan para hacer que las personas se pierdan en los laberintos del lenguaje: signos fuera de su contexto, códigos perdidos. O tal vez, solamente siga jugando al escondite con los significados.

jueves, 10 de noviembre de 2011

martes, 8 de noviembre de 2011

Futuro imperfecto.

Dado que ya todo el mundo le da por ganadas las elecciones a Mariano Rajoy, de manera que incluso el candidato Rubalcaba lo hizo de forma implícita en "el debate", (tal vez lo único en lo que falló), de tal forma que, aunque pareció que el del PSOE hizo muchas más propuestas ya lo que queda es elevar al gallego a los altares de la Moncloa y pasar página, tengo la impresión de que cuando nos despertemos del sueño nos vamos a encontrar otra vez con la pesadilla: cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí, (dijo Monterroso).
Rajoy ha ganado el debate (según la prensa) porque hizo lo que mejor sabe hacer: no hacer nada.
Después del 20N empezaremos a conocer el programa. Para entonces sí que nos vamos a enterar.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Las cosas claras y el chocolate espeso.


Toda la prensa escrita ha sido unánime (casi) en afirmar que el referéndum griego era un desatino. ¿Cómo se va a preguntar a la gente sobre el futuro que le espera en los próximos veinte años?  Como si eso fuera cosa de su incumbencia. Estas son cosas muy serias para preguntárselas a cualquier griego.
Nuestra democracia es representativa y uno, que vivió su juventud en una democracia orgánica, tiene ya ganas de conocer lo que es una democracia sin apellidos. Una viñeta  de “Público” decía el viernes que si los griegos nos habían dado el nombre de democracia que sean ellos quienes nos digan ahora qué es esto. Ya lo hicieron hace más de 2000 años.
Platón defendía un gobierno de los mejores, lo que él llamaba una aristocracia. Por qué ahora lo llamamos democracia representativa, llamémoslo aristocracia y dejémonos de hipocresías y de demagogias y empecemos a llamar a las cosas por su nombre lo que, seguro, nos llevará a entendernos mejor y reconozcamos que no creemos en el gobierno de todos sino en el gobierno de los que más saben que, mire usted por donde, son los más ricos.

viernes, 4 de noviembre de 2011

Burbujas.



Un banquero
se balanceaba
sobre la burbuja inmobiliaria
como veía
que no se caía
fue a llamar
a otro banquero. 
Estoy totalmente de acuerdo con este arquitecto donostiarra que es un indignado del 15-M y que dice que “los bancos se tienen que tragar la especulación, no los desahuciados”.
De todas maneras, lo que hace falta es un cambio cultural y no unas elecciones, como dice Mariano Rajoy. 
Nos han vendido toda esta basura porque la hemos comprado.
- Porque abrimos la boca cuando vemos las mega-obras que ha hecho Santiago Calatrava y no, cuando en una ciudad se abren espacios para la gente, cuando se promueve el transporte en bici o se establece un transporte público altamente eficaz y se hace muchos parques y plazas.
- Porque si no paralizan el hotel que han hecho en el Parque Natural del Cabo de Gata hubiéramos ido allí a pasar las vacaciones y nos habría parecido un “lujazo”.
- Porque en la burbuja inmobiliaria picamos todos, que nos íbamos a hacer ricos con ellos, con los banqueros.
- Porque Aznar hizo una ley del suelo asombrosa que asustó a sus propios correligionarios, (todo es urbanizable menos los parques naturales), pero todas las leyes del suelo españolas desde 1978 (y las anteriores, por supuesto) son una vergüenza que promueven la especulación urbanística.
- Porque en España tienen muchos derechos los especuladores no los chorizos carteristas como dice el personal. Por ejemplo, en Noruega los ingresos de todo el mundo son públicos, en Holanda, dice la crónica de este arquitecto indignado, las casas vacías durante un año se expropian por el estado, en Inglaterra el suelo es público, (de alguna manera que desconozco), y no se permite especular con él como aquí. 
*
Porque así no vamos a ninguna parte y esto no lo arregla ni Rubalcaba ni Rajoy, lo arreglamos entre todos si queremos, sino  seguiremos igual.
 *

jueves, 3 de noviembre de 2011

FOTOS con el móvil: Al fin llueve.

Agrio griego para los gregarios.

Nuestros problemas económicos tienen un origen  muy claro: para enmascarar la auténtica verdad nos crearon una ilusión vana. La auténtica verdad es que el dinero es, cada vez más, para menos personas. El grupo de personas que verdaderamente gana dinero, todas ellas dedicadas a la improductiva industria de la especulación, es cada vez más pequeño. La ilusión vana con la que fuimos aducidos fue la cultura del consumismo a crédito. La auténtica verdad que ahora ya sabemos es que, en realidad, no teníamos dinero para comprar BMWs. No es que no lo tuviéramos, es que el consumismo era una forma de despilfarro que no nos podíamos permitir. Además de ser la gran horterada con la que transitamos de un siglo a otro. Comprar un coche a crédito es una ruina porque cuando el préstamos devuelto empieza a ser significativo el coche empieza a ser insignificante. Pero es que, aun teniendo dinero para comprar al contado ese BMW con el que nos habrían de fundir a multas con los radares, ese dinero tenía muchas finalidades posibles que nosotros limitamos a esa compra. El engaño consistía en que ese consumismo nos hacía también sentirnos ricos. Cuando la gente que tiene dinero (de verdad) se compra un coche de alta gama, lo hace teniendo capacidad de compra suficiente para hacerlo cien veces, mil veces. Y sin pedir créditos.
Ahora ya sabemos lo que toca. Devolverles a los ricos todo el dinero que nos prestaron (y con cuyos intereses se hicieron aún más ricos), financiarles los impagos previsibles a través de los rescates bancarios y pasar calamidades sin fin. ¡Vamos!, un griego.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Preguntas de un crimen.

La próxima semana va a celebrarse el festival de jazz de Badajoz que todos los meses de noviembre se viene realizando, principalmente, en el escenario del Teatro López de Ayala. Por ese motivo entré a buscar información en la red sobre los músicos que vendrán este año y, en primer lugar, sobre Robert Glasper, el primero en actuar en la ciudad el próximo jueves día 3 de noviembre.
En la documentación consultada se menciona que la primera influencia que recibió este músico fue la de su madre, cantante de góspel que, según se dice, lo llevaba a los clubs de jazz cuando era pequeño. También comprobé que entre la discografía de este pianista había un tema que había dedicado a su madre y que se llamaba Tribute. De manera que decidí averiguar algo sobre esta cantante, llamada Kim Yvette Glasper .
Mi sorpresa fue que al realizar la consabida consulta en el buscador me encuentro con una noticia en la prensa local de Houston, Texas, de donde proviene esta familia que me informa de que la Sra. Kim Yvette Glasper, de 43 años y su marido, el también cantante de góspel Brian Keith Dobbs, de 37, han sido asesinados en su casa de Stafford, un barrio residencial de Houston: “la policía busca desde el lunes un coche de alquiler desaparecido y a un inquilino en relación con la muerte violenta de una pareja cuyos cuerpos en descomposición fueron encontrados en su residencia”.
En un primer momento me surgieron dudas de que este matrimonio tuviera que ver con el músico sobre el que estaba buscando datos, ya que el marido era solo unos diez años mayor que él, pero comprobé que su madre tenía 17 años más que el joven pianista, de manera que era posible. En efecto, en las noticias sobre el crimen se menciona que tanto la mujer como el hombre eran cantantes de Gospel y habían montado una iglesia en la localidad que regentaba el marido. Los protestantes montan una iglesia como aquí se monta un bar o una tienda de zapatos. Como los dos debían ser buenos cantantes, el negocio funcionaría bien. Comprobé que nuestro pianista tenía el apellido de su madre, de manera que supuse que Kim Yvette Glasper tuvo al niño de soltera. Encuentro otra información referente a unos conciertos del pianista en Londres. Ahí me entero de que sí había un padre, un soldador, según informa The Guardian, un marido anterior. En la entrevista realizada por este periódico Robert afirma lo siguiente:
“Pasé el duelo al piano”, dice. “Cogí toda la tristeza, la frustración y mi desesperación y la puse en mi música”.
“Ella era una extraordinaria mujer. Era cantante de góspel y pianista, pero también cantaba country and western, canciones de Broadway, temas de jazz, de los top 40 de R&B. En el funeral había aficionados al góspel, aficionados al jazz, cowboys, gays, lesbianas, gente de todas las edades, todos los cuales habían sido tocados por su música”.
El Fort Bend Herald and Texas Coaster, informa el 7 de abril de que el inquilino de los Dobbs, Richard Reynol White Jr.,  un muchacho que llevaba cinco años, al parecer, acogido en su domicilio, es el autor del crimen. El acusado se ha personado en la comisaria, ha pedido hablar con los inspectores y se ha confesado culpable. Posteriormente, encontramos una reseña del Texas Tribune de una relación de presos entre la que encontramos la suya, que lo describe como un hombre de 28 años de edad, (actualmente), del condado de Harris, de raza negra y color de piel oscura. El crimen es asesinato y la pena 46 años. En ningún sitio nos hablan del móvil del crimen, solo se menciona el robo de una furgoneta Dodge que aparece después de la confesión en las inmediaciones.
Finalmente encontramos una reseña del juicio en el Chron.com, un periódico en red. En el juicio White relata que golpeó al hombre con un objeto en la cabeza durante una pelea. La mujer, que estaba ausente en ese momento, fue golpeada mortalmente cuando volvió a casa.
De todo este asunto lo que más me asombra es el tratamiento que estos hechos reciben en la prensa. Está relatado como si se tratara de un accidente menor de tráfico, como algo cotidiano. No hay preguntas. El joven mató al matrimonio, después se presentó voluntariamente en comisaria acusándose del crimen, fue llevado a juicio y condenado a 46 años de prisión. Eso es todo lo que ha pasado. 
*
¿Por qué el joven vivía con la pareja desde hacía cinco años, desde que tenía 15? ¿Por qué mató al hombre en medio de una discusión? ¿De qué discutían? ¿Por qué esperó a que volviera la mujer y la mató también? Si era un criminal tan sanguinario y cruel ¿por qué acudió enseguida a la comisaría a declararse culpable? Finalmente, ¿Por qué nadie se hace preguntas?

viernes, 28 de octubre de 2011

Flamenco Sketches.

Atardecía. Después del chaparrón, el agua  bajaba las calles como si de arroyos de montaña se tratara. Tomó  la Sexta Avenida en dirección al río, como podía haber tomado cualquier otra dirección. Cruzaba un semáforo cuando vio aquel tropel de muchachos que bajaban corriendo. Había mucho ruido, pero él no oía nada. Solamente escuchaba sus pensamientos como si fueran de otro. Se dio cuenta de que empezaba a compadecerse de sí mismo y eso le hizo sentirse aún peor. No paraba de preguntarse cómo podía haber llegado a esa situación. Hacía recuento de la gente y no encontraba nadie con quien pudiera tener una mínima relación más allá de las propias de los compañeros de trabajo. Sí, podía bajar a la cafetería de la esquina y tomar un café con cualquier compañero, pero sabía que si llamaba a alguno de los que hasta entonces había considerado amigos y le contaba que se le había estropeado el coche en el cruce con la Quinta, le respondería con evasivas: no tenía a nadie que viniera a echarle una mano. Eso le fastidiaba más aún que lo de su Ford. No podía entenderlo. Tampoco era un tipo especialmente taciturno, ni nadie que fuera por ahí tocándole las narices a la gente. Al contrario, hacía mucho tiempo que se había dado cuenta de que la gente no quiere problemas, ni quiere que nadie venga a contar milongas, razón por la cual él no lo hacía nunca. Procuraba sonreír, incluso reía las ocurrencias de los amigos que, muchas veces, no tenían maldita la gracia.  Cuando joven había disfrutado de la amistad de un magnífico grupo de muchachos vecinos, de compañeros de estudio, con los que se había criado en Rutherford, una pequeña población más allá del río, donde habían vivido todos hasta que poco a poco se fueron casando y abandonando el pueblo en dirección a la Gran Manzana.  Después había procurado alimentar aquellas antiguas amistades pacientemente, un día y otro, llamándolos por teléfono o quedando para cenar cuando coincidían de nuevo en el pueblo, pero no había servido de nada. Con el tiempo, cada uno había tomado una dirección y, el hecho de que se encontraran alguna vez, cuando iban a visitar a sus padres,  no evitaba el desapego que, imperceptiblemente, va poniendo una distancia entre personas que, solo unos pocos años atrás, habían sido amigos inseparables.
Se sintió abrumado. Fue un descubrimiento sorprendente, como si, de pronto, se le callera algo de las manos. Hasta aquel maldito día de marzo no se le ocurrió pensar que no tuviera a nadie a quien llamar para que viniera a recogerle y, tal vez, le ayudara a arrancar el condenado Falcon que se había negado a continuar rodando por las calles del Greenwich Village un día lluvioso de 1964. Finalmente tuvo que tomar un taxi, pues caía la noche y no solucionaba nada vagando por el barrio. El taxista era un hombre de color que llevaba la radio encendida, con las noticias de la política local que a él le ponían aún de peor humor.
Fue entonces cuando el taxista giró el dial del aparato y escuchó los primeros acordes de Flamenco Sketches, con el magnífico sexteto de Miles Davis, el sexteto del “Kind of Blue”. Finalmente la luna se elevó sobre el puente de Brooklyn al tiempo que se estiraba en el asiento de aquel taxi y se sumerjía en la extraordinaria música.

Algo parecido le pasó recientemente a Antonio Muñoz Molina. Él lo cuenta mejor en su entrada "dentro de un taxi" del 14 de octubre. 

miércoles, 26 de octubre de 2011

Denunciemos.

La palabra "denuncia" en España, no sé por qué, se toma con cierto sentido peyorativo. Denunciar es decirle a alguien: "Oiga, esto está mal y se lo demuestro. Por favor, intente hacerlo bien". (Francisco Díaz Albandor).

Estas cosas nos cuenta de nuevo Paco Díaz Albandor en una entrevista en Canal Extemadura en el fabuloso programa  "Escúchame" que se puede ver AQUÍ, dedicado a dar voz a las personas que no la tienen. 
De nuevo Paco vuelve a la lucha, cargado de razones, defendiendo los derechos de los que no caminan vertical. ¿Es posible que alguien utilice las plazas de aparcamiento reservadas para minusválidos sin serlo? ¿Se puede llegar a ese grado de insolidaridad? Delación es denunciar a inocentes. Denunciar los abusos del poder y denunciar a los insolidarios no es una delación, es un derecho y una obligación de todos. 

FOTOS: Los colores del otoño en el pinar de La Acebeda (Segovia).




martes, 25 de octubre de 2011

Consecuencias de la crisis

Mensaje encontrado en la entrada del bar "El Callejón de la Plazuela" en la calle Felipe Checa:

lunes, 24 de octubre de 2011

Recetas para la crisis.

Desde el final de la II Guerra Mundial, en 1945, hasta el año 1980 trascurren 35 años, el periodo hábil de una generación. Ese periodo pasará a la Historia como uno de los más fértiles en la actividad humana. Es el periodo de los Beatles y de la liberación sexual, de la igualdad de los géneros, de los derechos humanos y del respeto a las minorías, es una época en que, en todos los regímenes del mundo, se producen avances porque el espíritu humano cuando encuentra la paz y la seguridad se vuelve muy creativo.
Los soldados que al terminar la gran contienda tenían 20 ó 25 años, tienen en 1980 entre 65 y 70 años. En ese momento se hace con el poder una generación que no vivió el trauma de la guerra y que no conoció los muchos padecimientos que sufrieron los europeos y el resto del mundo: las penurias de los años treinta, el fascismo y el estalinismo. Desde 1980 hasta el hundimiento de Lehmann Brothers, transcurren 27 años. Ese periodo será recordado por haber alumbrado el nacimiento del SIDA, los momentos más tensos de la Guerra Fría, el nacimiento de la guerra contra el terrorismo y el regreso de la intolerancia religiosa, el nacionalismo, la intransigencia, el fanatismo, la crisis ecológica, y finalmente la crisis financiera que abrirá una nueva era.
Cuando la II Guerra Mundial precisó de la concurrencia de los ciudadanos para salvar las economías de los ricos, éstos recibieron a cambio su pequeña parcela de poder, de riqueza y de libertad. Posteriormente, los ricos de verdad, aquellos a los que no conocemos personalmente, nos han ido dando de lado, hasta llegar a la lamentable situación actual. En 1980, los más ricos del mundo colocan al frente del país que lo domina a un actor de segunda categoría para que hiciera el papel de Presidente de los EE.UU. mientras ellos urdían sus planes para nuestro futuro, basados en democracias representativas que terminarían por no representar a nadie y todo el poder para la economía especulativa, para los bancos y los brokers. Es cuando el soso de Richard Gere realiza su papel más sonado con una “pretty woman” que no es otra que Julia Roberts, (que no es que sea una belleza impresionante, sino que es  simplemente una mujer que, como dirá su personaje posterior de Notting Hill, lleva toda la vida sin comer en condiciones). Esa película hace la exaltación del broker al que presenta como un tipo muy atareado pero interesante.
Todos sabemos que la fiesta ha terminado, que llevamos tres años en los que el mundo se dirige hacia un nuevo cambio, pero no sabemos cuál será su dirección. Dice César Molinas en El País de los negocios, (con esto de la crisis hasta me lo leo a menudo), que estas cosas se resuelven en una guerra. Tal vez lo diga para meternos el miedo en el cuerpo y que aceptemos su receta que consiste en que vayamos a la flexibilidad laboral.
Teniendo los sueldos de los ejecutivos bancarios tal vez encontraríamos buenas razones para aceptarla.
En caso contrario seríamos nosotros los que deberíamos de ofrecerle nuestras recetas a tan afamado especulador. De entrada el premio Nobel Paul Krugmann afirma en las mismas páginas que los que impulsaron la liberalización económica lo que crearon fue más diferencias entre ricos y pobres: minando la organización sindical, librándose de la “restricción de la indignación” que antes limitaba las nóminas de los ejecutivos, etcétera. Ah, y los impuestos de los ricos se redujeron drásticamente , por supuesto.
Ahora la derecha va a gobernar la piel de toro y nos trae sus recetas que, aunque se las calla para ganar las elecciones ya sabemos cuáles son: minar la organización sindical, librarse de la “restricción de la indignación” y bajar los impuestos a los ricos.
Pero la Historia no está escrita. Si no, que se lo digan a los tunecinos, a los egipcios y a los libios, aunque estos últimos con ayuda occidental porque tienen mucho petróleo, no como los Sirios o los pobres demócratas de Bahrein.




viernes, 14 de octubre de 2011

Haciendo su trabajo.

La Junta de Extremadura de Monago va a hacer 100 días. En este tiempo ha pretendido cargarse la Orquesta de Extremadura y va a recortar gastos por todas partes, pero no descansa. Están moviéndose para que la televisión regional pase a su control con el apoyo de sus socios de I.U., con los que, por lo que vamos viendo, van en coalición. 
Pedro Nevado por su parte defiende a sus cargos de confianza. Ni en cargos de confianza, ni en televisión, ni en campañas de autobombo (eso último lo empezaremos a ver pronto) va a haber recortes, eso lo tenemos claro.

Conversaciones en el ascensor.

Ayer, cuando volvía del trabajo, coincidí en el ascensor con un simpático vecino que, a falta de otra cosa que decir, me espetó: “qué calor hace, me encanta que dure el verano, es tan triste cuando está nublado y llueve.
*
Yo le contesté como sigue. Los refranes sirven lo mismo para un roto que para un descosido. Por ejemplo si decimos “no por mucho madrugar amanece más temprano” y luego decimos “a quien madruga Dios le ayuda”, parece como que hubiera contradicción entre uno y otro, porque los refranes, en contra de lo que piensan muchos, no siempre crean sabiduría, a veces sólo la adornan un poco. Cuando llegué a Extremadura me llamó la atención un refrán que decía así: ”el tiempo no se lo come el lobo”. Al principio no entendí muy bien qué quería decir, tratando de imaginarme a lobos comiéndose tiempos, cuando hace tanto que aquí no existen esos depredadores. Ahora sé que se refiere a que el tiempo atmosférico tiene que hacer su ciclo anual, es decir, en verano tiene que hacer calor y si no lo ha hecho en julio ni en agosto lo hará en septiembre y en octubre. Creo que ese refrán sí crea sabiduría. Mucha más que algunos investigadores, organismos científicos o instituciones meteorológicas que a principio del verano andan diciendo todos los años estupideces del tipo: “este verano va a ser especialmente caluroso”, como dijeron este año en el mes de junio, cosa que motivó muchos comentarios a la hora del primer café al entrar al trabajo. Como ya sabemos, el pronóstico falló, como suele fallar todos los años, (no queda mucho para que alguien diga que este invierno va a ser especialmente duro o especialmente templado y algún idiota lo suelte a la hora del café), pero lo que no suele fallar es el refrán del lobo y el tiempo, que se basa en el principios de la termodinámica que afirma que la energía  ni se crea ni se destruye, sólo se transforma. Porque el calor y la humedad existentes en el planeta son constantes y lo único que hacen es pasar de un lugar a otro y transformarse de una cosa en otra. Es fácil comprobar que siempre que aquí hay una sequía hay inundaciones en otro sitio. Esto quiere decir que el planeta funciona como un sistema en equilibrio, que tiene alteraciones internas localizadas y transitorias, pero que en su conjunto todo se conjuga para que funcione como un reloj, qué digo, mucho mejor que cualquier objeto creado por la mente humana,  por lo que muchos creen  que estas cosas, los planetas y las estrellas, han sido creadas por un Ser Supremo. Pero hay que tener en cuenta que si en un sistema equilibrado desde hace millones de años, introducimos nueva energía, por ejemplo la producida por la quema de combustibles, que estaba latente en el interior de la tierra y que se formó por la acción indirecta del sol pero que ahora hemos liberado y ha entrado a formar parte de la energía de ese elemento que llamamos el planeta tierra, se puede producir una alteración grave del equilibrio que acabe con todas esas cosas tan delicadas que conocemos como “la vida”. Porque son pocos los planetas que tienen vida en su interior y son pocos, que sepamos ninguno, los que la han desarrollado hasta los niveles en que lo fue en este planeta. De modo y manera que esta vida tan magnífica y que se basa en unos delicadísimos equilibrios, tanto en el plano biológico, como bioquímico, pero también en cuanto a la energía existente en el conjunto, equilibrios que el hombre es incapaz de controlar ni por asomo, (aunque al principio de cada estación digan que va a pasar esto o aquello, tal vez para que pensemos que lo tienen todo muy bien atado), esta vida, digo, se puede poner en cuestión, se pueden producir alteraciones que acaben desequilibrándolo todo y den al traste con millones de años de existencia en el planeta, por ir al trabajo en un coche privado donde no le veas la cara a esos tipos tan feos que van en el metro.
*
Cuando finalmente cerré la puerta del ascensor, a mi vecino, que había estado esperando mientras se enfriaba ya su comida en la mesa, le oí decir: “vete a tomar por culo, tonto de las narices, la próxima vez te va a saludar en el ascensor…” Dejé de oírle cuando llegó a su planta y salió de la cabina dando un portazo.

jueves, 13 de octubre de 2011

Conversar, dialogar de tú a tú.

Tenía varias cosas para comentar sobre la crisis económica, algo había escrito al respecto, pero al final las he mandado al infierno. En su lugar traigo una conversación en video que es una nueva forma de publicidad del Banco de Sabadell. Sientan a hablar a dos personas sobre el futuro y las ilusiones, algo que tiene una relación muy clara con los servicios que presta el Banco, pero lo han  hecho muy bien porque han traído a personajes muy interesantes. Ya se habla por ahí del diálogo que ha mantenido Pep Guardiola con Fernando Trueba.
Aquí traigo al psiquiatra Rojas Marcos con Estrellita Morente, por quien tengo una especial predilección.

lunes, 10 de octubre de 2011

Entre mastines y somieres oxidados.

Solemos dejar aquí constancia de nuestros paseos por el campo, poniendo alguna foto, algún comentario de lo que nos gusta porque, en general, salir al campo a andar, a montar en bicicleta o para recolectar, (ya sean espárragos trigueros, algún tipo de trufa como las criadillas de tierra, cardillos y, sobre todo, setas), son las únicas actividades parecidas a un deporte que nos gusta practicar. 
*
Salí la mañana del domingo a montar en bici por los alrededores. Sin carriles bici uno se mueve entre las aceras y las calzadas según las ganas que tenga de jugarse la vida, de lo que pueda molestar a los peatones o de la intensidad del tráfico en ese momento. Así hice yo hasta que llegué a las afueras de la ciudad. Nada más tomar el primer camino de tierra y andar aproximadamente un kilómetro vi un coche que venía por otro arenoso sendero levantando una gran nube de polvo. Me paré un poco donde se cruzan los dos caminos para dejarle pasar, pero cuando el vehículo llegó a mi altura se detuvo, descendió su único ocupante y se dirigió a mí, para decirme que acababa de ser asaltado por un perro que había metido la cabeza por la ventanilla con evidente intención de morderle. “Si vas hacia la izquierda”, me dijo, ”ten mucho cuidado”. “No, voy por el camino de la derecha”, le contesté. Así que seguí mi ruta, una vez lo hizo el coche, pero no dejé de mirar hacia atrás, no fuera que aquel enorme perro que veía a medio kilómetro y que no había dejado de ladrar en todo el rato se arrancara hacia mí. Al poco llegué a una zona de chalets construidos en mitad del campo. Urbanizaciones que aparecen así, en mitad de los caminos, como si tal cosa. Me tranquilizó, porque podría encontrar algún refugio si el excitado perro decidía perder su tiempo en seguirme para atacarme por el mero hecho de pertenecer a la raza humana, pues estos perros, los llamados cimarrones, tienen su  peligro  y más de una vez me los he topado recorriendo con la bici esos caminos que no son ni de Dios ni de los hombres.
Verdaderamente el peligro disminuyó, pero no las ansias agresivas de los perros hacia mí. A cada nueva parcela, aparecía uno de esos enormes mastines, (o dos, o tres, o cuatro), con los que los propietarios de esos minúsculos terrenos suburbanos quieren proteger no-sé-qué propiedades suyas. Tal vez esos somieres abandonados que usan para hacer una cerca, esos escasos bloques de hormigón que sujetan una única plancha de fribrocemento, o tal vez esos pallets de madera que nadie, ni ellos mismos, saben que utilidad puedan tener en tan descarnada finca, en la que sólo un único chopo deja constancia de que allí ha habido un ser humano con la intención de mejorar el medio después de haber arrasado todo lo que la naturaleza había puesto en esa media hectárea que ahora está vallada con alambres de espino, como si temieran el paso de invasores extranjeros.  
Un pequeño bosquete de alóctonos eucaliptos donde no había mastín alguno que se tirara con sus cuatro patas hacia la valla metálica y me volviera loco con sus ladridos de apariencia desesperada me sirvió para un pequeño descanso que aproveché para preguntarme qué hacía yo una mañana de domingo soportando tanto alboroto de mastines que interrumpen mi tranquilo deambular.
El resto del camino fue un continuo padecer con la máquina que me transportaba. Perdí el aire de una rueda y tuve que cambiar la cámara. Al poco noté que me volvía a quedar sin aire y fui a una gasolinera a tratar de arreglarlo. Finalmente acabé la jornada andando y arrastrando la bicicleta hasta casa.
El campo estaba abrasado por la canícula. Hasta que las primeras lluvias del otoño traen la vida de nuevo y los suelos de Extremadura vuelven a cubrirse milagrosamente de un manto verde, el aspecto del campo es semidesértico, sólo enormes cardos más altos que yo, salen al camino a saludarme.
De vuelta a casa se divisaban enormes nubes de humo producto de la ancestral costumbre española de quemar los rastrojos antes de que lleguen las lluvias. El humo se pega al suelo y se mete hasta las casas. Cuando llegué a la ciudad un coche de bomberos salía por la carretera en dirección a algún incendio en el campo. Alguien había perdido el control y la quema de los rastrojos se le había ido de las manos.
Finalmente al llegar a casa, mis vecinos comentan en el ascensor que están encantados con este “buen tiempo”.
*
Es por todo eso que hoy no habrá bonitas fotos del campo en este blog.