Páginas vistas en total

martes, 5 de julio de 2011

Paco Díaz Albandor.

Francisco Díaz ha sido un aparejador muy contestado porque cuando estaba en la Consejería de Fomento se encargaba de supervisar los proyectos que se presentaban para las obras oficiales de la Consejería. Los técnicos le tenían por persona muy pejiguera porque cuando el proyecto presentado no cumplía alguna normativa Paco lo rechazaba y obligaba a quien lo había hecho a arreglarlo para adaptarlo a la normativa incumplida.
Ahora la vida le ha dado la razón, porque, desgraciadamente, ha perdido la capacidad de andar vertical, como él dice, y tiene que desplazarse en una silla de ruedas. Ahora Paco ha visto que hacer las cosas bien y cumplir las normas tiene su importancia, aunque para quien trabaja en un proyecto le parezca que son demasiadas normas y que es muy difícil cumplirlas porque además te condiciona otras ideas que tú tenías en mente y que la dichosa normativa te obliga a modificar. Ahora Paco sabe la importancia que tenía cumplir las normas de accesibilidad. Él era quien tenía razón y los técnicos que le llamaban pejigueras no.
Dice Paco que lo peor son los automovilistas. Claro, son los enemigos de la ciudad, de lo cívico y de lo civilizado, (civitas). No es posible compartir espacio entre personas y coches si no es poniéndoles las cosas muy claras a estos últimos. No se puede consentir que se aparque en las aceras, que es un espacio para los peatones, ni en las plazas para minusválidos.   
Desde aquí le damos todo nuestro apoyo a Paco y a todos los que tienen dificultades para disfrutar de la ciudad, que no sólo son los que van en sillas de ruedas, también son los ancianos, que tienen su movilidad reducida, los invidentes, las madres que llevan a los niños en su cochecito, o cualquiera que por determinadas circunstancias se mueva con mayor dificultad por las aceras.
Paco siempre ha sido un hombre muy valiente y ha hecho lo que creía que tenía que hacer, así que, además de manifestar nuestra admiración por su persona, le animamos a que no se canse de luchar y siga denunciando lo que está mal. Como ha hecho siempre.  

3 comentarios:

Adolfo P. Campini dijo...

Bravo

fdalbandor dijo...

Gracias amigo Manuel, tu si que eres un luchador por lo bien hecho, el razón y la evolución positiva de nuestra especie.

manuel larios dijo...

Un saludo muy fuerte para Adolfo y Paco.