Páginas vistas en total

lunes, 18 de julio de 2011

Copernico en Balboa.

Preparad el camino del Señor.
Enderezad sus sendas. 
Todo valle se rellenará, 
Y se bajará todo monte y collado; 
Los caminos torcidos serán enderezados,
Y los caminos ásperos allanados;
Y verá toda carne la salvación de Dios
(San Lucas 3.1-9)

Acaba de conquistar Extremadura el Partido Popular y el giro de sus políticas está empezando a fraguarse. Seguramente lo aguantarán hasta que el presidente Zapatero convoque las esperadas elecciones que van a poner fin a la crisis económica según el P.P., (ya que esperan ganarlas ellos),  pero han empezado ya los primeros movimientos que son los de “venderle” a la opinión pública el giro copernicano sobre algunos temas que habían sido fundamentales para la campaña electoral.
Por ejemplo, algunos no votaron al PSOE por cuestiones como su defensa a ultranza del proyecto de la refinería de Balboa, en el que, por cierto, hay intereses de familiares muy directos de algún alto mando socialista. Izquierda Unida, por el contrario, había defendido su postura en contra de tan esperpéntico proyecto, es decir, traer el petróleo desde Huelva hasta Extremadura atravesando el Parque Nacional de Doñana y el Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, para terminar en las magníficas dehesas extremeñas en las que se instalaría la tan contaminante y peligrosa industria. ¡Vamos!, un ejemplo de economía sostenible cuando hoy día todo el mundo afirma que el futuro pasa por hacer disminuir nuestra dependencia del petróleo.
Encontramos en la red una página dedicada a los inversores, Cotizalia, con un artículo con el curioso título: “Urgente, se venden refinerías baratas… o gratis”. En éste, explica que la demanda de crudo ha bajado con la crisis y que tardará en recuperarse si es que algún día llega a hacerlo. Y no lo dicen los ecologistas, lo dicen los asesores de los inversores.
Pues bien, el director del periódico Hoy, nos ofrece un artículo en su apartado “cartas del director”, (sic), en el que Ángel Ortiz propone hacer un test a los ciudadanos sobre el futuro económico de la región y para ello empieza el propio Sr. Ortiz haciendo una defensa de las actitudes serias, como construir refinerías, eso sí, afirma el director del periódico, “siempre, claro está, que respete la legalidad medioambiental”. La política no la tienen que hacer los políticos profesionales, tan solo en último término en las instancias que toman las decisiones legislativas, pero el debate político es de los ciudadanos, que somos los que tenemos que decidir qué futuro queremos. Para ello necesitamos, igual que lo necesitan los políticos, el informe de los expertos y técnicos, que de la manera más objetiva posible, nos indiquen los pros y los contras de las decisiones. El Sr. Ortiz es experto en dirigir la opinión pública, no es experto en economía, en ingenierías del petróleo, ni en medio ambiente. Así que, mejor sería que abriera su periódico a las opiniones plurales de los lectores y a los informes de los expertos, en lugar de hacerle la cama al Sr. Monago, preparándole el giro copernicano sobre este tema.

No hay comentarios: