Páginas vistas en total

jueves, 27 de marzo de 2008

La joven guardia roja.


Habla la insigne inteligencia de Jiménez Losantos para hacer una ironía sobre la autocrítica, ahora que algunos sensatos en la derecha se han dado cuenta (a base de recuento de votos) de su error estratégico. Habla (escribe), y no para, de las infamias cometidas por las comunistas a lo largo de su historia, para así desacreditar el propio concepto de autocrítica. El sabe mucho de eso. Yo no. Nunca fui comunista, ni aún en aquellos difíciles años del final del franquismo. El fue de Bandera Roja, una organización de élites comunistas identificada con los máximos excesos del maoísmo: la llamada revolución cultural.
Ahora aprovecha esa experiencia para seguir asumiendo la vanguardia de la derecha recalcitrante. Dios bendiga a Losantos, reza en voz baja Pepiño Blanco.
Quiere seguir al frente de la revolución cultural, ahora la de mi primo Rouco Valera.

No hay comentarios: