Páginas vistas en total

viernes, 4 de enero de 2013

Otras cincuenta mil visitas.


Hace poco más de un año celebrábamos aquí las 50.000 primeras visitas al blog. Aquel contador de entradas desapareció por razones ajenas al autor. Desde aquel entonces se han vuelto a producir otras 50.000 entradas, lo que nos da una media aproximada de unas 130 visitas por día. Aunque la cifra incluye a los malditos “spam” que entran en este blog para anunciar su comercio de Viagra o sabe-Dios-qué cosas que anuncian en caracteres cirílicos, (o sea, en ruso), y cuyos abyectos comentarios son eliminados por el sistema “blogspot”, nos consta que hay alguna gente que suele pasarse por aquí a ver las tonterías que ponemos. Permítanme que me auto-cite y ponga un párrafo del comentario que hicimos en su día sobre el blog: 
El blog es un éxito por cuanto que nos permite comunicar nuestras cosas al mundo: enseñamos fotos que hemos hecho, comentamos lo que pasa, mostramos nuestras reflexiones, algunas veces incluso damos noticias que la prensa no publica o ponemos textos que escribimos por escribir, por narrar, por divertirnos, en definitiva. Pero además, no le damos la tabarra a nadie. Siempre hemos defendido que entrar en este blog es una acción libre que no supone ningún tipo de coacción, de manera que quien se cansa de ver estas tonterías simplemente deja de entrar aquí y se acabó, no hay más consecuencias, no hay obligación ninguna de entrar. En este sentido me parece que el blog ha sido un éxito.
Sin embargo, vuelvo a decir que la parte más negativa de todo esto es la falta de colaboración de nuestros visitantes. Aquí se puede opinar, se pueden escribir comentarios, aceptamos los comentarios anónimos y los que se meten con nosotros, los únicos que no aceptamos son los spam que utilizan el blog para fines comerciales propios.

Hemos estado pensando en algún regalo para nuestros lectores, barajamos varias opciones y al final nos dijimos: 
O quizás simplemente te regale una rosa.

N de la R. La rosa es nuestra. No la hemos pillado por la red, copiado y pegado. Autorizamos a nuestros lectores, y sólo a nuestros lectores, a imprimir la rosa y ponerla en la pared de la oficina, del taller o de casa pinchada con una chincheta amarilla.Tal que así: 



6 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo no tengo chinchetas amarillas. ¿Puedo poner una plateada?

manuel larios dijo...

No, no puedes.
Bájare al chino y compra unas.

La Mari dijo...

Felicidades por el blog. En Peticiones del oyente sonaría de mi parte "Hoy cumple tu blog, un añito másssss"
Enhorabuena. Y que sepas que es un blog motivador, no deja indiferente a nadie.
Propósito para este año: entrar en Haga su comentario.

manuel larios dijo...

Muchas gracias a La Mari que ella sí participa haciendo comentarios. Por cierto, Mari, ¿nos conocíamos de antes o has llegado aquí navegando por la red?

Enrique Falcó dijo...

Aunque no siempre dejo comentarios que sepas que siempre te sigo la pista! y no te hace falta contador! tienes muuuchos seguidores! para cuando un facebook y twitter? los multiplicarías!!! un abrazo!!!

manuel larios dijo...

Ya sabes que no quiere darme de alta en las redes sociales porque no dispongo de tiempo para más.
Un fuerte abrazo.