Páginas vistas en total

lunes, 31 de mayo de 2010

FOTOS: Exuberancia en la dehesa.






Las fotos están hechas el sábado pasado en el Parque Natural de Cornalvo, cerca de Mérida, durante el recorrido por las dehesas que se puede hacer desde la presa romana de Cornalvo. Durante el paseo pudimos ver medio centenar de buitres volando en círculos tal vez sobre una presa muerta, además de un águila (¿perdicera?) y otras rapaces.
*
En la primera imagen vemos una encina enferma a la que se le han caído todas las hojas. Este tipo de ramajes secos me resultan muy plásticos. En todo caso, como fondo de la encina vemos una magnífica dehesa que muestra su esplendor en todos los detalles. Es una lección sobre la vida la que nos ofrece la naturaleza, unos elementos mueren (esta encina) y otros nacen (la floración) pero la dehesa sigue ahí magnífica siempre que haya habido lluvias.
*
A pesar de la escasez de pastos en el estío, el resto del año, la dehesa conserva una enorme cantidad de plantas herbáceas que le sirven de alimento al ganado retinto que, bien adaptado a este entorno, produce unas carnes de primera calidad.
*
Os puedo asegurar que no he modificado nada en el color de la fotografía en que aparece un campo lleno de flores. Se trata de esas florecillas minúsculas que crecen en esta época como si formaran una alfombra tejida. ¿Vendrá de ahí la expresión "ponerse morado"?
*
En la última foto se puede ver la magnífica conjunción de distintos tipos de hierbas, flores y plantas que ponen de relieve la opulencia de estos campos.
*

No hay comentarios: