Páginas vistas en total

miércoles, 29 de agosto de 2012

Cuaderno de vacaciones 2012: Santxotena


SÁBADO 25 de agosto. Como el sábado era el día en que por fin llovía, decidimos irnos a ver cuevas. La más conocida es la de Zugarramurdi pero nosotros entramos en la de Urdax, por una sencilla razón: es la que está primera viniendo por la carretera. Antes de llegar paramos en un caserío que tenía unas construcciones antiguas muy interesantes. Casualmente, vi en internet que en este pueblo de Urdax se produjo uno de los últimos atentados terroristas cuando la banda puso 40 kilos de explosivos en el aparcamiento de una discoteca propiedad del dueño de las conservas Martiko, esas de patés y cosas de ocas y patos, que hacen por aquí la competencia a los franceses y que se encuentran por todos lo supermercados. Bueno ya me he liado. La verdad es que hicimos la visita a la cueva porque a ratos llovía con fuerza, bastante más que un chirimiri, pero realmente mereció la pena. Está muy bien presentada, se recorre con una visita guiada pero lo que cuentan es muy interesante, te destacan los objetos importantes, te señalan cosas que no habrías apreciado y te cuentan los fenómenos que han producido esa cueva fantástica con sencillez y eficacia. Durante casi una hora recorrimos sus recovecos y se nos hizo poco, nos gustó mucho.
Después hicimos un recorrido por las aldeas y pasamos sin darnos cuenta a Francia donde visitamos el pueblo de Sare (Sara). Un pueblo muy bonito donde no nos dieron de comer en el único restaurante que hay por la sencilla razón de que ya eran las dos y media de la tarde, aunque sí pudimos comprar un gateaux basque, un dulce típico de Lapurdi (Pais Vasco Francés), que estaba muy bueno.
Por la tarde fuimos al pueblo de al lado a Bozate, a visitar el museo de Santxotena. Xabier Santxotena es un escueltor de ese pueblo, que presentan como el continuador de la obra de Jorge Oteiza. No sé si será para tanto pero sí puedo decir que lo pasamos fenomenal. Tiene un espacio muy amplio, una especie de prado en el que ha dispuesto nueve naves donde aloja esculturas de madera, una más pequeña, que debía estar ahí de antes, donde ha colocado una falsa exposición etnográfica, ya que los aperos de labranza que enseña son falsos y están inventados por el, y un auditorio donde te cuenta el rollo, edificio que es una deconstrucción de uno de acero y cristal, algo magnífico. El rollo que él cuenta es en realidad muy interesante. Se presenta como un artesano más de los artesanos agotes. Si no sabes lo que son los agotes, Carmelo Gómez acaba de terminar una película de Iñaki Elizalde sobre ese tema que no te debes perder. El caso es que nos gustó mucho, todo el prado está lleno de esculturas de acero, hormigón o bronce, entre caseta y caseta con esculturas de madera.

No hay comentarios: