Páginas vistas en total

lunes, 31 de enero de 2011

وعاشت فى المغرب


No hay que ser un lince para darse cuenta de que el mundo va mal. Para decir lo contrario, hay que estar muy mal informado o carecer del más mínimo rigor analítico. Hay crisis económicas, hay guerras, conflictos de civilizaciones, amenazas medioambientales gravísimas y, por si fuera poco, hay una vuelta atrás reaccionaria en el mundo que espanta. Ni siquiera los holocaustos recientes han servido para que la gente reaccione y cambie los malos hábitos que llevaron al mundo a la debacle. Los mismos que tildan a los nazis de racistas nos dan miles de razones sobre lo malos que son nuestros congéneres de tal o cual etnia o país.

*

Sin embargo, hay luces en medio de la oscuridad que sería de ciegos no ver. La red de Wikileaks ha sacado a la luz montones de informes en los que se pone de manifiesto la poca moral de que hacen gala aquellos que nos gobiernan. Hay quien dice que eso son tonterías, no así los propios implicados. En este proceso de transparencia están comprometidos miles de internautas. Lo mismo que esos otros que bajo el apelativo de Anonymous están construyendo en la red una trama de personas interesadas en la política, aquella política que según Aristóteles era el fin último de la humanidad, es decir la misión más importante del ser humano por cuanto que compromete la felicidad, pero la felicidad de todos. El desprestigio que hoy día tiene la política entre algunos jóvenes es una falacia que les han servido en bandeja, precisamente los que están interesados en controlar la política para sus intereses y quieren que nosotros nos olvidemos de ella. El desprestigio, si uno tiene dos dedos de frente, puede ser el de la clase política, pero nunca el de la política como tal. Porque la política no tiene que ser esa versión cínica que instituyó Maquiavelo en el Renacimiento. Los integrantes de Anonymous están interesados en la política, pero no en hacer carrera a su costa.

*

Pero las buenas noticias no acaban ahí. Resulta que algunos países, los más próximos a España aunque por el sur, se están replanteando sus regímenes políticos y están tratando de superar unas dictaduras que les oprimen de una manera que recuerda bastante la manera en que lo hicimos nosotros no hace tanto tiempo. Para escarnio de algunos chovinistas soberbios resulta que estos jóvenes magrebíes tienen más formación y conocimientos del mundo actual que esos orgullosos europeos que los miran por encima del hombro por que se han creído, en su ignorancia, que son superiores a ellos.
*

Es un ejemplo para todos la acción lúcida, solidaria y, en lo que cabe, pacífica, que están llevando a cabo estos jóvenes y miembros de las clases medias y trabajadoras de Túnez primero, Egipto después y tal vez más tarde de Argelia, Marruecos, Libia y otros.

*

Europa ha querido soportar la infamia de sostener y procurar unas dictaduras infames en estos países, al mismo tiempo que les mirábamos por encima del hombro. Los hombres con dignidad del Magreb nos están enseñando el camino que hay que seguir para que lo razonable se instaure en la política como lo real. Les aplaudimos y deseamos que su causa no acabe en el estercolero de la historia a causa de las presiones de los países del norte.



وعاشت فى المغرب

No hay comentarios: