Páginas vistas en total

miércoles, 14 de julio de 2010

Sobre el pequeño blog

Llevo un tiempo sin escribir en el blog. No es que haya estado tan distraído con la Selección Nacional que no me haya quedado tiempo para ello. Más bien se trata de un periodo de reflexión. De vez en cuando me gusta reflexionar sobre el propio blog y para eso necesito dejarlo porque si no la propia dinámica del día a día es como el árbol que nos impide ver el bosque.
Como siempre en la vida hay altibajos, hay ocasiones en las que uno se pregunta, para qué pierdo el tiempo casi a diario en escribir tonterías que nadie lee. De vez en cuando me encuentro un amigo, de los que veo de tarde en tarde, y me dice que lee mi blog: “me gustó mucho aquello que pusiste sobre la crisis económica, qué gracia”. En general a la gente le gustan las cosas cómicas, pero cada vez pongo menos humor. La situación no está para bromas. Por el contrario, me doy cuenta de que una y otra vez caigo siempre en el mismo defecto: dar consejos o instrucciones continuamente de forma dogmática. Los humanos somos así, te dan un medio para comunicarte con la tribu y te pones a dar órdenes de inmediato. El oficio más antiguo del mundo debe ser el de dictador. Como digo, la gente no me lee. Pasa por aquí de vez en cuando y mira “a ver lo que está escribiendo el Manolo”. Se asoma un poco y se va. Lo sé porque a menudo pongo cosas en lo que escribo que, de haberlas leído, alguien las hubiera mencionado y no es así. De este modo sé cuándo los amigos me leen y cuándo no. La mayoría dice que no sé escribir y ahí sí que tienen razón. Tampoco estoy aquí para presumir de lo bien que escribo. “Si no sabe ni ortografía”, dicen. A esto no tengo nada que añadir. Sobre todo sé que no me lee nadie porque nadie hace comentarios a lo que escribo. Bueno, alguna vez en el blog de todas las músicas. En este nunca.
Pero se escribe en un blog no para que te lea la gente sino por una necesidad natural de expresión. Algunos amigos míos bajan a un bar que hay cerca de casa a tomar unas cervezas y a contarles a los demás por qué no debería haber sacado Vicente del Bosque al Niño Torres. Yo ya no voy porque no sé nada del Niño Torres y porque en los bares hay demasiado ruido y no me entero de las conversaciones. Me gusta el silencio del blog. Aquí puedo decir lo que quiera sobre Vicente del Bosque sin que me cobren dos euros cincuenta por una cerveza. Porque además, tengo una costumbre adquirida, propia de gente humilde, que consiste en que me gustan las cosas gratuitas y, esto del blog, es una cosa más o menos gratuita.
Ya he dicho que escribir en el blog es como hacerlo en un mensaje para meter en una botella, ya sabes, lo del náufrago. Lo pones, porque quieres ponerlo, lo dejas ahí y, a lo mejor, alguien pasa y lo lee. Probablemente no, pero existe esa posibilidad. Nadie puede negarlo. La red es inmensa pero a veces alguien pasa y lo lee. Hay algunas cosas que harían que más gente entrara a leerlo. Ya he mencionado el humor, pero también la actualidad, lo oportuno de los temas tratados. Pero no soy periodista, ni profesional de ningún medio. No escribo comentarios porque me los hayan encargado en un periódico que tiene que ofrecerse a los consumidores. Así que estoy liberado de la obligación de ser popular. De haberlo sido podría haber ganado dinero con ello. Si en el blog entra mucha gente puedes poner anuncios y te pagan por ello, pero he decidido que seguiré poniendo aquí todas las tonterías que se me ocurran y el que no quiera leerlas, que no entre.

Cantaré con Mick Jagger:
“I know, ist only a little blog, but I like it, like it”.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Se puede decir más alto pero no más claro. Chapó Don Manuel.

por cierto, creo que por fín ya me han incluído los de HOY la opción de poner enlaces de los blogs que sigo en el mío (ten en cuenta que no tenía ni idea de como funcionaban, además, muchas cosas la controlan ellos directamente) o sea que en breve figurarás. Un fuerte abrazo y gracias por la bonita entrada que me dedicaste, aunque la verdad es que no puede considerarse objetiva, pues eso te lo hace decir el cariño que me tienes por casi haberme criado en tu casa. Un fuerte abrazo

Enrique

manuel larios dijo...

Es verdad, pero sí es objetivo que a todos nos gustan tus comentarios.
Por cierto, en mi blog de música en http://almusics.blogspot.com/ he recibido un comentario de Adolfo Portillo y he puesto un video de The Wish.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Un abrazo Don Manuel!!! ya figuras en mi blog (ya tengo una parte donde poder poner mis enlaces) y tu blog de música se va a sumar de inmediato, pues es tanta la buena música que Ricardo y yo descubrimos entre tus cds que cuanto menos merece la pena ir echándole un vistazo para seguir aprendiendo y descubriendo buena medicina para los oídos.
¿te acuerdas cuando a los 13 años me pusiste here come the sun de los beatles y yo te preguntaba que qué hacía el bajo que no lo oía? algún dí lo contaré en mi blog. Un fuerte abrazo y recuerdos a Maricarmen (a tus dos larvas tengo ocasión de saludarlas de vez en cuando por el facebook, que por cierto, me está siendo increiblemente práctico)

manuel larios dijo...

No me has dejado la dirección de tu blog.
Un abrazo.

manuel larios dijo...

Perdona Enrique, te confundí con un amigo. Esto de las entradas anónimas es lo que tiene.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Tenéis muchos más seguidores de los que creéis!! La mayoría (entre la que me incluyo) no comenta nunca, es cierto. En mi caso, aún me resulta muy incómoda esa interacción que ofrecen este tipo de canales (llámense blogs, foros, caralibros,...), tan lento y carente de naturalidad que a veces da la sensación de que una, más que estar charlando con su padre o su vecino del 6º, parece que lo haga con un ente imaginario. Ahora sí, reconozco que de no ser por ellos no habría tenido la oportunidad, después de tantos años, de mantener una conversación con vosotros dos sobre un tema como éste desde el lugar en el que me encuentro. Así que animo a todo el mundo a participar con sus comentarios y, en vuestro caso, a seguir escribiendo en mis dos blogs favoritos!!
Besos,
Fdo. La pequeña de las larvas

manuel larios dijo...

Donde menos te lo esperas salta la liebre. Mira que buen “feed back” ha tenido esta entrada, que hasta “la catalana” aparece por aquí. Benvingut.
Si, tienes razón que esta forma de comunicación es más lenta y no tiene la empatía que tienen las redes sociales del tipo de facebook, o los canales como Hotmail, que por eso están teniendo tanto éxito, pero creo que también merece la pena. Por alguna razón que desconozco me gusta la lentitud de la escritura. Ya sabes que soy aficionado al jazz y me gusta la música improvisada, pero también me gusta la música seria, la que se hace de una manera muy racional, la que obedece a procesos mentales muy complejos, tan complejos que, al final, el resultado no le gusta a casi nadie, pero a mí me gusta ese esfuerzo por racionalizar. Es parte de nuestra tradición occidental que yo compenso, para equilibrar, con la improvisación del jazz o el “duende” del flamenco, incluso con la alegría inmediata y sencilla de la música pop, rock y demás.
En mi blog de “todas las músicas” te he dedicado una entrada en la que se puede comprobar qué diferente forma de comunicarse es hacerlo mediante la escritura reposada del blog, más allá de la conversación en las redes sociales. Lo que se pierde en inmediatez se gana en reflexión.

Besos.