Páginas vistas en total

viernes, 23 de abril de 2010

La fundación de Bill Gates

Los que me conocen saben que tengo una aversión especial a Microsoft. La tengo porque pienso que los ordenadores deberían de ser de otra forma, deberían ser más serios. Los ordenadores personales son el instrumento que más ha cambiado nuestras vidas en los últimos años, pero podían haber sido de otra manera. Pero claro, el éxito de Microsoft no es tecnológico es un éxito de gestión del mercado porque de lo que se dio cuenta Bill Gates era de cómo funcionaban los anhelos consumistas de las personas, ese fue su principal descubrimiento y no otro. El desarrollo tecnológico se hizo con el trabajo y la inteligencia de muchas personas que trabajaron y trabajan en desarrollar las máquinas y los programas que las hacen funcionar, pero “el conceto” fue de Gates y, para mí, fue un concepto equivocado aunque no para las cuentas de beneficios de Microsoft.

Sin embargo me parece que Gates es sincero cuando se mete a trabajar, y gastar ingentes cantidades del mucho dinero que ganó, en la guerra contra el hambre en los países pobres. A mí me parece que es sincero. Ya sé que para una empresa así gastar dinero en estas cosas es una operación que, a la larga, mejora su imagen y al final su cuenta de resultados. Lo sé y, como he dicho, Gates es un fenómeno manejando mercados. Pero aún así creo que es sincero. He oído decir en alguna ocasión que en el futuro la historia verá lo que estamos haciendo hoy con nuestro despilfarro, mientras miles de personas se mueren de hambre, como un crimen contra la humanidad similar al que la nación alemana cometió con los judíos y Bill Gates, que pertenece a esa etnia judía, es posible que también lo piense y esté ahora interesado en hacer algo. Ya sé que todo ese dinero no lo necesita pero cualquier rico mataría por aumentar su patrimonio en las cantidades que está donando.

En cualquier caso, lo importante de esta noticia es que la raza humana tiene potencial tecnológico y de desarrollo suficiente para que toda la humanidad pueda vivir sin pasar hambre y tenemos la obligación de conseguirlo aunque haya que destinar un poco de las ingentes cantidades que como ricos nos sobran.

Aún a pesar de la crisis.

No hay comentarios: