Páginas vistas en total

lunes, 19 de abril de 2010

El Gulag según Javier Muguerza.

“Si traigo a colación aquí al estalinismo es porque me hallo convencido de que, de todos los “acontecimientos disutópicos” del pasado siglo a que antes nos referíamos, el que más nos tendría que incitar a la reflexión a quienes nos consideramos “progresistas” (entendiendo por tales aquellos que, aun sin creer tal vez en el progreso, creen que valdría la pena luchar porque lo hubiera), es, sin lugar a dudas, el hecho del Gulag. Auschwitz se nos aparece como el fruto de una ideología demoníaca, que sencillamente identificamos con “el mal”, e Hiroshima sería la consecuencia de un cálculo del “mal menor” que también nos repugna moralmente. Pero el Gulag fue un crimen cometido en nombre de principios que parecieron un día nobles (siendo ahora indiferente que se trate de presentarlo como una perversión o como un “efecto perverso” de dichos principios, dado que ni siquiera esta última consideración libera a nadie de responsabilidad moral) y nos advierte, por lo pronto, de los peligros a que puede llevarnos la creencia de haber entrado en “la segura senda del progreso” en el orden de nuestra praxis.

Javier Muguerza, (catedrático de Filosofía Moral y Política en la UNED) en “La aventura de la moralidad”, Carlos Gómez y Javier Muguerza (eds.) (Alianza Editorial, 2007).



No hay comentarios: