Páginas vistas en total

miércoles, 7 de abril de 2010

La Cabalgata de las walkirias.

Esta Semana Santa me quedé en casa como suelo hacer desde hace ya algunos años. Aproveché esos días para hacer algunas tareas pendientes, entre otras, hacer una limpieza en las estanterías y tirar casi todas las películas que tenía en formato de cinta VHS. Sólo he dejado las transcripciones de mis videos domésticos y poco más. Como quiera que con el importe de esas cintas había abonado en su día los derechos de autor de esas obras, saqué una relación de lo que iba a la basura y a continuación entré en Emule y me puse a bajarme todas y cada una de ellas. Se trata de la COPIA PRIVADA que reconoce la Ley 23/2006 de la Propiedad Intelectual, en el Capítulo II del Título III del Libro I sobre “Los límites a los Derechos de Autor”.

Artículo 31. Reproducciones provisionales y copia privada.
2. No necesita autorización del autor la reproducción, en cualquier soporte, de obras ya divulgadas cuando se lleve a cabo por una persona física para su uso privado a partir de obras a las que haya accedido legalmente y la copia obtenida no sea objeto de una utilización colectiva ni lucrativa, sin perjuicio de la compensación equitativa prevista en el artículo 25, que deberá tener en cuenta si se aplican a tales obras las medidas a las que se refiere el artículo 161. Quedan excluidas de lo dispuesto en este apartado las bases de datos electrónicas y, en aplicación del artículo 99.a), los programas de ordenador.
*
He vuelto a ver APOCALYPSE NOW de Coppola. Esto no es una película, es un documento definitivo. Ahí está contado todo sobre las guerras modernas. Coincide con la difusión en estos días de ese video sobre la guerra de Irak en el que unos norteamericanos disparan contra unos civiles que estaban con unos reporteros gráficos a los que confundieron con elementos armados de la resistencia.

Robert Duvall haciendo surfear a sus amigos en medio de una masacre a un poblado es el símbolo de toda una civilización, con todo su derroche de medios y su despilfarro de recursos, no son superhombres como quería Nietzsche, son los estúpidos que te despiertan por las noches con los cilindros de sus motos pasados de revoluciones. Estéticamente no hay héroes. Éticamente es mejor no hablar.

Estos chalados que escuchan The Doors y Hendrix pertenecen a mi cultura y no puedo desertar de todo esto porque ya no hay servicio militar obligatorio.

1 comentario:

Charly Morlock dijo...

Apocalypse now es mi peli preferida, junto con el padrino y erase una vez en américa.

Dale caña a la mula que dentro de poco no nos dejaran.
Saludos