Páginas vistas en total

viernes, 1 de marzo de 2013

No, gracias.

Las estadísticas son una forma magnífica de conocer la realidad y también una forma magnífica de ocultarla.

Dice una noticia aparecida en El Mundo: El accidente nuclear de Fukushima incrementó los casos de cáncer. Aumentó el riesgo en un 4% según la OMS.
Uno puede pensar que un 4% es una cifra pequeña, nada, un resto despreciable dentro del 96% restante de la población que goza de una energía “limpia” y “barata” a un coste razonable. Lo que se llama un efecto colateral. Vamos, que las posibilidades de que te toca a tí son pocas.

Analicemos un poco esa estadística. La población de Japón según la Wikipedia es de 126.874.000 habitantes. Ya sabemos que la wiki no es una fuente fiable, pero no creo que se desvíe mucho de la realidad, al menos para hacer nuestro cálculo. El porcentaje de personas cuya muerte está ocasionada por el cáncer es el 13% de la población mundial, según la OMS. No sé si ese porcentaje variará en más o en menos en el caso de Japón, pero adoptémoslo como un valor aproximado.

Pues bien, el 13% de la población actual de Japón, es decir, el número de personas de entre los que actualmente viven en ese país que padecerán un cáncer según la estadística de la OMS es de 16.493.620 personas.

Pero si la explosión de Fukushima ha elevado en un 4% los números de afectados por un cáncer, es fácil calcular que el incremento supone una cantidad de 659.744 personas. Eso ya es otra cosa. Titular corregido:

Más de 600.000 personas padecerán un cáncer en Japón a consecuencia del exceso de radiación producida en Fukushima
Eso parece más serio que lo del 4%. Sin duda. 

Y luego dicen que los contrarios a la energía nuclear queremos llevar a nuestra sociedad a la Edad Media…  Que se lo pregunten a esos 659.744 japoneses, a sus padres y a sus hijos, a sus parejas y a sus amigos.


No hay comentarios: