Páginas vistas en total

viernes, 15 de octubre de 2010

Las edades del hombre.

Uno sabe la edad que tiene y no pretende ser más joven de lo que es. Para ser exactos nací en 1.955 y tengo en la actualidad 55 años, (cuántos cincos). Poco a poco vamos envejeciendo hasta el día, (espero que lejano), en que se nos acabe nuestro propio calendario, pero francamente no tengo problemas ni me supone un trauma alcanzar una edad cómo la que tengo. Pero hay cosas que, da verdad, fastidian un poco. Hay por ahí un anuncio que habla de las personas que están en el grupo de edad de 55 a 80 años. Y ya está, ya te han encuadrado en el grupo de los viejos. Es como si dejáramos de ser personas activas para convertirnos en jubilados indolentes que no tenemos nada que decir. Nada, salvo hacernos el seguro que propone el anuncio, porque esa edad parece como una frontera infranqueable, (de hecho nadie de entre los que los han cumplido ha vuelto, o se ha muerto o ha seguido cumpliendo). Pero no es lo mismo tener cincuenta y cinco que ochenta, digo yo. Lo mejor para saber dónde estás es compararte con la gente de tu edad, los que nacieron en aquel lejano año. Aquí está la lista de mis coetáneos:
Poderosos políticos, empresarios o jueces como Bill Gates, Nicolas Sarkozy, Josep Piqué, Baltasar Garzón.
Actores, como los extranjeros Bruce Willis, Kevin Costner, Whoopi Goldberg, Mr. Bean, Mickey Rourke, Jeff Daniels, Willem Dafoe; o los españoles Ana Obregón, El Gran Wyoming, Juanjo Puigcorbé, Jesús Bonilla, Verónica Forqué, Ángela Molina.
Directores de cine como Fernando Trueba.
Escritores como John Grisham.
Músicos pop como Eddie Van Halen, Ramoncín, Luis Auserón, Manolo García. Músicos clásicos como la mezzo-soprano Anne Sofie von Otter, el violonchelista Yo-Yo Ma o el director de orquesta Simon Rattle.
Presentadores de T.V. como Pedro Piqueras.
Deportistas, (estos sí jubilados como tales), como José Antonio Camacho, Michel Platini, Juan Antonio San Epifanio “Epi”.
Diseñadores como Donatella Versace.

Digo yo que tampoco estamos tan pasados todavía…
Bueno, Ana Obregón como bomba sexual sí.

1 comentario:

Enrique Falcó dijo...

El tiempo no existe Manolo, yo no hago más que repetirlo!!! Además como dirían los gomaespuma "pues yo te veo igual que siempre"