Páginas vistas en total

viernes, 28 de noviembre de 2014

Estadísticas.

Las encuestas hay que verlas en su contexto y no contentarse con lo primero que nos dicen. Hay que preguntarle a las encuestas. Un ejemplo: recientemente se ha publicado, (y es totalmente cierto), que el sueldo medio en España de los trabajadores a jornada completa es de unos 25.000 € anuales, cerca de otros países europeos como Francia, Italia o Iglaterra, aunque alrededor de un 25% más bajos. Un 25% no es una diferencia muy grande, pero analicemos un poco lo que aquí se dice, sigamos viendo estadísticas.
La población de España era de unos 46.5 millones de habitantes a finales del año pasado. Según la encuesta de población activa, la población mayor de 16 años y por tanto, susceptible de trabajar es de 38.5 millones de personas. Pero todos ellos no pueden trabajar, como sabemos:

5.427.000 personas están en el paro y los sacrificios que hemos hecho todos no han servido para que esa cifra haya disminuido de manera considerable.
3.852.000 personas ganan menos de 638 € al mes. Es decir no están incluidas entre los que tienen un sueldo que podíamos llamar “europeo”.
2.500.000 personas trabajan a tiempo parcial, es decir, su salario es más bajo de lo normal en la proporción de las horas que trabajen.
2.320.000 son estudiantes. Seguramente muchos más de los que necesitamos si tenemos que gastar muchos recursos en prepararles para que luego se vayan a trabajar a países más ricos. En España siempre hemos tenido una población universitaria muy elevada para no incrementar las listas del paro.
7.630.000 personas son jubilados. Sus ingresos no cuentan como sueldo y, por lo general, son inferiores a los de la población activa.
3.981.000 personas trabajan en sus labores, con lo cual no aparecen en las cifras del paro porque o no quieren trabajar o ni lo intentan porque no tienen esperanzas de conseguir empleo.
1.286.000 personas tienen incapacidad laboral permanente. Reciben una prestación pero, siempre inferior la que reciben los que trabajan.
579.000 personas esperan su primer trabajo. No son parados porque no han trabajado nunca ya quisieran ser al menos parados. No reciben ningún ingreso.
379.000 son otro tipo de inactivos sin clasificar.

Pues bien, la suma de todas estas personas que no trabajan, o que trabajando no perciben una retribución como la de un sueldo son 27.956.000 personas. Es decir, los que trabajan y cobran un sueldo son 10.567.000. En conclusión, en España hay diez millones y medio de personas, (poco más de la cuarta parte de la población activa), que tienen un trabajo y reciben un sueldo que, de media, es un 25% inferior del que reciben los europeos occidentales.

Pero la cosa no acaba ahí, porque sabemos, (por otras estadísticas), que las desigualdades en España son mayores que en el resto de los países europeos. Los 15 mejores sueldos del Ibex van de los 4.22 millones de euros de Rafael Villaseca (Gas Natural) hasta los 17.98 millones de Pablo Isla (Inditex), casi 3.000 millones de las antiguas pesetas. Pero no hay que preocuparse: el Ministro de Economía ha pedido a los altos directivos moderación salarial. Pues ya está. Esto, a nivel estadístico supone, por poner un ejemplo que se vea claro, que hay 17.980 trabajadores que en lugar de ganar los 2.000 € al mes que prometen las estadísticas, tendrán que convertirse en mileuristas para que el Sr. Isla se lleve su sueldo a casa. Claro que otros 12.510 tendrán que hacer lo mismo para que D. Alfredo Sáenz del Banco de Santander se lleve el suyo, etc. Sólo para esos 15 águilas de la economía se necesita que 116.600 trabajadores sean mileuristas para que ellos se lleven lo que se llevan. 

¿Cree alguien todavía que los españoles ganamos de media un 75% de lo que ganan los franceses, ingleses o alemanes? 

No hay comentarios: