Páginas vistas en total

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Ciencia y filosofía II

Los que afirman que la filosofía está superada porque ha sido sustituida por la ciencia, quizá no sepan que si pudiéramos traer aquí a Isaac Newton, el más grande científico que ha existido, (al menos hasta Einstein), y le preguntáramos a qué se dedicaba, nos contestaría que era filósofo. ¿Entonces…?

El problema es que no hemos definido bien qué es filosofía y qué es ciencia. La gente entiende por filosofía aquello que le han hecho estudiar en el instituto. Si por mí fuera, quitaría de los libros de texto toda la que va desde San Agustín hasta Descartes, ambos incluidos. Es decir, reduciría el ámbito de los libros en 1.200 años y lo centraría en la filosofía olvidándome de todo lo que dice serlo y no lo es. ¡Lo que me lo agradecerían los estudiantes! Estoy seguro que muchos querrían ir a la universidad a estudiar filosofía después de esa limpia. !La maldita escolástica y demás patrañas¡

Muchos que dicen que la filosofía está superada, son personas que creen que Dios existe, que tuvo un hijo que andaba sobre las aguas concebido por una virgen gracias a la acción del espíritu santo y que cuando se mueran van a gozar (en cuerpo y alma) de la eterna presencia de Dios. Y se quedan tan panchos diciendo que la filosofía está superada.

¿Por qué la derecha pone la religión como asignatura obligatoria en la enseñanza y quita la filosofía y de paso también la música y las artes? Los que no sois de derechas deberías pensar un poco en esto.

Filosofía, como todo el mundo sabe, viene del griego “filo sofos” que quiere decir amante de la sabiduría. Para ser filósofo solo hacen falta dos cosas, a saber: una gran curiosidad que te lleve a hacerte preguntas de todo y una pasión desaforada por la verdad, (que a menudo te puede conducir a morir quemado en la hoguera si la verdad que afirmas entra en contradicción con los intereses de otros). Si tu forma de pensar combina estas dos facultades ya eres filósofo. No hace falta que nadie te de un título universitario ni siquiera que hayas leído la Metafísica de Aristóteles, aunque, si tienes ocasión, ambas cosas te podrían venir bien.

De la misma manera, si no tienes una gran curiosidad y un exacerbado sentido de la verdad, no eres filósofo. ¿Se puede ser filósofo o científico y creer que Jesucristo dejó impresa su figura en la sábana santa que se conserva en la catedral de Milán? Ciertamente no. Pues, sin embargo, existe un Centro Español de Sindología, una supuesta “ciencia” que se dedica a estudiar la dichosa sábana. Los que esto afirman trabajan para la Iglesia Católica que está empeñada en defender este tipo de cosas. Hace poco, el Papa Wojtyla reconoció que la Iglesia se equivocó en acusar a Galileo. Y punto. Llegará un día en que pidan perdón por engañar a la gente con una sábana, y no pasará nada. Ratzinger no es filósofo: es un mentiroso que se dedica a engañar a incautos. 

En rigor, no existe diferencia alguna entre filosofía y ciencia, las diferencias existentes son de orden menor, por ejemplo de método. Mientras que la primera tiene interés en la totalidad, por conseguir soluciones que nos expliquen el mundo, la ciencia necesita centrarse en un objetivo muy pequeño, todo lo concreto que se pueda, para estudiarlo y llegar a comprenderlo. Pero, no se debe perder de vista lo que decíamos de Newton, nunca ha existido contradicción, enfrentamiento, pugna o confrontación entre ambas. Antes de ser ciencia, las matemáticas, la física, la biología, la astronomía, han sido filosofía. El método científico lo inventaron los filósofos. Un ejemplo de esto es que Aristóteles acabó dedicándose a la biología y fue el científico que creó la primera clasificación de los seres vivos, la taxonomía de los animales y de las plantas, recorriendo el Mediterráneo oriental en busca de nuevas especies.

En los tiempos que corren, lo que está un poco desacreditado es creer en que con nuestro pensamiento podemos llegar a una explicación total del mundo. Pero esta es una cuestión que ya se planteó hace años. ¿Y quiénes fueron los que la plantearon? Pues claro, los filósofos. De la misma manera que los científicos han demostrado que los principios físicos de Newton no eran correctos y la física moderna los ha superado. 

No hay comentarios: