Páginas vistas en total

lunes, 5 de enero de 2015

Ajoblanco con sardina ahumada y huevas de salmón.




Lo tomamos por primera vez en Suculent, (Rambla del Raval, 43, 08001 Barcelona). Es una de esas cosas sencillas que resultan tan… tan suculentas. Era un ajoblanco con una sardina ahumada y unas huevas de salmón. Lo hicimos en casa: el ajoblanco lo sacamos de las recetas de Arguiñano, del “blog directo al paladar”, de María Jesús Gil de Antuñano y de otros, pero el que me pareció definitivo fue  este del blog “es pan comido”. Yo le eché dos ajos y me pasé. Es mejor echar sólo uno, quedarse corto. El nombre de esta sopa parece que pide ajo pero, si le echas más, pica demasiado.  
La sardina ahumada sólo la encontramos en el Club del Gourmet de El Corte Inglés: por siete lonchas nos cobraron catorce euros. Un botecito de huevas cuesta más de cinco euros. 
Pero si lo mezcláis todo es una bomba de sabores.



No hay comentarios: