Páginas vistas en total

miércoles, 3 de abril de 2013

Carta a mis hijos.



Queridos hijos:

Espero que al recibo de la presente os encontréis todos bien. Nosotros bien, a Dios gracias. No sabéis lo que me alegro de que os hayáis ido a trabajar a Nueva Zelanda, por muy lejos que esté y por mucho que hayamos tenido que llorar tu madre y yo por esa distancia tan inmensa que nos separa.

España está siendo gobernada por un monitor de televisión. Os lo juro. El electo presidente del gobierno está atrincherado en su residencia oficial de la Moncloa porque él mismo recibió sobres de dinero que le fueron entregados por Luis Bárcenas, el cabrón, procedentes del dinero sucio que empresarios como el dueño de Mercadona enviaron al Partido Popular. Pero el monitor no sólo gobierna España sino que también dicta las leyes que son aprobadas por decreto ley y sustraen a la cámara de representantes la facultad de redactarlas. Esto que estoy contando no es un fragmento de 1948, la novela futurista de George Orwell. Si hace un lustro nos contaran lo que nos está pasando no nos lo creeríamos.

El presidente de la Xunta de Galicia, la esperanza del partido conservador, el mirlo blanco que podía suceder en su día a Mariano Rajoy cuando este decidiera irse a casa a ver los partidos de la Champions, sale fotografiado con uno de esos traficantes gallegos que empezaron trayendo cajetillas de Marlboro sin impuestos y terminaron haciendo lo propio con la cocaína de Colombia.

Las niñas ya no quieren ser princesas, pongamos que hablo de España, porque la hija del Rey Juan Carlos, la infanta Cristina, la guapa, la que se casó con el jugador de balonmano, está imputada en el caso Nóos, la empresa de su marido que cobró cantidades astronómicas de las administraciones públicas por no hacer nada.

Han metido en la cárcel a los dirigentes de la red Gürtel porque eran empresarios que recibían contratos a cambio de regalos que hacían a los políticos del P.P. que dirigían las Comunidades de Valencia, las Islas Baleares y parece que Madrid también y los han tenido que soltar porque no son capaces de implicar a ningún receptor de los regalos y los generosos donantes han superado el periodo de arresto sin juicio que establece la ley.

En Madrid llevan meses de guerra los médicos y sanitarios contra la privatización de la Sanidad, pues mientras en EE. UU. se está creando un conato de sanidad pública en España se desmonta la que teníamos. Pero mira tú por dónde todos los que tuvieron responsabilidades en la sanidad pública están recibiendo puestos en las empresas que ellos mismos privatizaron. Sí, me refiero a algunos como ese Lamela que acusó a un médico que dirigía el Hospital de Leganés de que mataban a los enfermos terminales. Que ahora en España si te estás muriendo los médicos no se atreven a darte ni una aspirina contra el dolor.

No es el P.P., no es la Casa Real. El Partido que fue socialista y que empezó siendo obrero, (¿Por qué no lo dejan en Partido Español si todo lo demás es mentira), el partido que disfrutó anteriormente de todo el poder en España, creó en Andalucía una red de corrupción que se quedaba con el dinero de los parados para llenar los bolsillos de todos los políticos de izquierdas, incluido algún sindicalista multimillonario, dinero que llegaba a espuertas a los sindicatos. Sí, a CC.OO. y a la UGT.

Mientras que los dirigentes que hundieron las Cajas de Ahorros, (Rato y compañía), se han colocado en empresas públicas o de amigos que dirigen empresas privadas como los monopolios que nos sangran el dinero con el beneplácito del Estado, léase la Telefónica, las empresas energéticas y otras, mientras eso sucede, las víctimas de los desahucios, los que sufren el derrumbe del sistema económico español porque se quedan sin trabajo y no pueden pagar la hipoteca, viendo que les van a echar a ellos y a sus hijos a la calle a patadas, se van a protestar a casa de los políticos que hacen las leyes, exigiéndoles que aprueben la dación en pago que ha pedido más de un millón y medio de firmas. Pero el P.P. contesta diciendo que están amedrantando a sus niños y que esa gente de desahuciados se han convertido, (por arte de birlibirloque), en, mire usted que gracia, nada menos que en etarras. Si es que me daría hasta risa decirlo sino fuera porque la cosa no tiene gracia ninguna.

La Unión Europea aprecia irregularidades en las subvenciones que el Real Madrid recibió del Ayuntamiento de Madrid de Gallardón en forma de permutas y tasaciones altamente beneficiosas para el club. ¿Nadie en este país denunció que el suelo con más rendimiento económico de España, el de las cuatro torres de Madrid, saliera de recalificar unos terrenos que eran dotaciones deportivas, aunque fueran de propiedad privada?

Hoy juega el Real Madrid en la Champion League, pero uno, (que es del Madrid de toda la vida), no piensa ni poner la televisión. Ya les pueden ir dando a todos.

Ya os seguiré contando las cosas tan terribles que pasan en esta vuestra patria.


1 comentario:

Enrique Falcó dijo...

Si dentro de cientos de años se encontrara esta carta, las generaciones futuras se llevarían las manos a la cabeza y se preguntarían cómo era posible que pudiéramos vivir así!
BRAVO MANOLO!