Páginas vistas en total

jueves, 23 de diciembre de 2010

Feliz Navidad, madres de Mayo.

El dictador argentino Videla, condenado a cadena perpetua por crímenes contra la humanidad



miércoles, 22 de diciembre de 2010

Encinas y setas.

Habíamos estado caminando todo el día entre encinas y alcornoques y empezábamos a notar el cansancio. Además, el tenue sol del atardecer ya no era suficiente para calentarnos y empezaba a hacer frío. Es difícil en la dehesa descubrir esas maravillas culinarias conocidas con el nombre científico de “boletus aereus” y “boletus edulis”. El suelo de la dehesa está cubierto de hierbas, de hojas secas caídas de los alcornoques, de matorral, pequeñas piedras que tienen el mismo color y casi la misma textura que el sombrero de la seta, de modo que uno pasea todo el día con la mirada fija en la zona que rodea los troncos de los árboles en un radio de pocos metros sin encontrar el tesoro buscado. Cuando ya está a punto de desmoralizarse, el paseante descubre algo que le llama la atención, se acerca y descubre que, efectivamente, ahí está. Limpia cuidadosamente la hojarasca en el entorno y va despejando la presencia, cada vez más esplendorosa, del carpóforo encontrado y con meticulosa mano corta la pieza ayudándose de la navaja, con cuidado de no destrozar más de lo necesario, colocando después en el cesto su suntuoso hallazgo.

Fue la falta de luz la que nos disuadió de marcharnos pues ni el cansancio ni el frío lo habían hecho.

Mientras ella limpiaba las setas yo iba preparando un poco de cebolla para que se pochara lentamente en la sartén. Después, cuando la troceada hortaliza empezaba a coger una tonalidad dorada le añadía un poco de vino blanco y una pizca de oporto y, una vez reducido, añadía las setas troceadas en tacos de color blanquecino pajizo por la carne y marrón por el exterior del sombrero. Tras sofreirlas, añadía el arroz y después de frito, la mitad del caldo de ave y la mitad del parmesano rallado. A diferencia de la paella, para elaborar un risotto de funghi hay que mover el arroz frecuentemente con el cucharón de madera para que vaya soltando el almidón y se convierta en un guiso de textura untuosa. El resto del caldo y del parmesano se va vertiendo poco a poco. Si hiciera falta se añade algo más de agua para que termine de hacerse. Finalmente se le mezcla la nata, se deja un minuto al fuego, se retira y se sirve acompañado de una botella de tinto de Haro, por ejemplo de Martínez Lacuesta.  

Ingredientes para cuatro personas (según Lorena Vialás Rufo)
• 400 g de arroz arbóreo
• 1/2 kg de setas o boletus congelados
• 1 l de caldo de pollo
• 200 g de queso parmesano o curado rallado
• 1/2 cebolla
• 1 ajo
• 1/2 vasito de vino blanco
• 1/2 vasito de nata para cocinar
• Aceite de oliva
• Sal
• Pimienta

lunes, 20 de diciembre de 2010

Silenciosas mayorías.

Que las informaciones aparecidas en El País y otros cuatro periódicos mundiales sobre las filtraciones que WikiLiaks ha obtenido de la diplomacia imperial no hayan levantado ampollas tiene muchas lecturas, pero no me cabe duda de que una de ellas es la de que la C.I.A. tiene que sentirse orgullosa de los resultados obtenidos. Es verdad que toda la diplomacia americana es una chapuza, que a estas alturas ya no es capaz de hacer una lectura lúcida de la realidad de ninguna de las regiones del mundo, pero nadie les puede negar que los países que no son neutralizables con una cómoda invasión están siendo neutralizados con el adormecimiento generalizado en que se encuentra nuestra arrogante cultura occidental. Situación que viene deliberadamente impuesta por quien ostenta el poder en el mundo. Refiriéndonos sólo a los titulares que tal día como hoy aparecen en la prensa, podemos decir que, ni de lejos, puede compararse la gravedad de hechos como el que denuncia el famoso entrenador del Madrid, cuando “pide a los dirigentes que combatan los fallos de los árbitros”, con noticias tan intrascendentes como que “el material nuclear circula sin control en el corazón de África”, o que “poco separa a Al Qaeda del material (radioactivo) del Yemen”. Es decir rollos de la política que no interesan a nadie. En otras épocas históricas, por ejemplo antes de 1980, la aparición de las filtraciones famosas hubieran sido un cataclismo para la potencia imperial y sus sufridos aliados. Hoy día, apenas si levantan cierta polémica por la lucha mediática entre periódicos: El Mundo diciendo que las filtraciones son una tontería y El País defendiéndolas, que para eso es el que las publica, (con la evidente intención de aumentar sus ventas, por supuesto). Llegados a este punto uno tiene que reconocer que, si bien no comulga con muchas de las líneas de pensamiento que viene defendiendo el periódico, hay un mínimo de honestidad periodística que distancia a El País del resto de la prensa escrita (1).
*
Dado que “las mayorías silenciosas” han hecho honor a su nombre y caído en el deshonor de incumplir su obligación moral, los extremistas de derechas campan a sus anchas por la prensa norteamericana pidiendo “la ejecución” del máximo promotor de las filtraciones. Pero esta minoría de descabezados no sólo se han hecho con los medios, si no que, pasando a la acción, están consiguiendo que se procese al Mensajero con la maniobra de unos supuestos delitos sexuales en un tercer país sin que pase nada, (o casi nada). ¿Cómo es posible que un máximo representante del sistema político de la mayor potencia del mundo, (por otro lado adalid de los derechos humanos hasta el extremo de invadir países para defender esos derechos), sea capaz de salir por la televisión diciendo que hay que ejecutar al responsable de la página web que publicó las filtraciones? ¿Cómo es posible que las silenciosas mayorías se queden de brazos cruzados ante unos hechos que les parecen muy complicados de analizar? Son complicados porque sacan a la luz las verdades del barquero.
*
¡Claro que sabíamos lo que hacía la diplomacia americana!, pero es que ahora se ha demostrado con documentos internos y eso no es cualquier cosa.


(1) Por ejemplo, el periódico siempre ha defendido al gobierno socialista, pero cuando aparecieron cosas como lo de los GAL fueron los únicos que denunciaron sistemáticamente la guerra sucia, mientras el resto de la prensa conservadora callaba a la espera de que pudieran acabar a tiros con los terroristas de ETA. Aunque lo que ha quedado para la posteridad ha sido la algarabía que todos conocemos contra el GAL cuando comprendieron que eso podía ayudar a derribar a González, ahí están las hemerotecas para demostrar lo que digo: que casi sin excepción sólo El País levantó su voz contra el gobierno por el caso GAL cuando aquellos chapuceros terroristas de estado estaban aún activos.

viernes, 17 de diciembre de 2010

Autorretrato

Ayer en el periódico hablaban de una mujer que había luchado contra su adicción a la heroína ayudándose con una cámara de fotos, haciéndose autorretratos en distintos momentos de su vida. Una forma de conocerse mejor, decía. Me pareció bien, de hecho, hace ya un tiempo que vengo pensando hacer lo mismo. No es por narcisismo, no es porque a uno le encante su efigie y esté deseando verla en las fotos, es por lo que dice Cristina Núñez, que es como se llama la autorretratista: “Sólo mi trabajo y mis autorretratos me hacían sentir bien”.
*
Decidido a iniciar mi carrera de fotógrafo autorretratista voy a empezar por uno de los elementos más definitorios de mi imagen: mi mochila. La gente me ve por la calle como el tipo que va siempre con su mochila al hombro. Ayer mismo me preguntaba un amigo con el que me crucé qué era lo que llevaba en la mochila, si llevaba un ordenador portátil. Una compañera suya bromeaba un día a mi costa porque pensaba que era uno de esos fanáticos de la informática que llevan su portátil a todas partes. Nada más lejos de la realidad. Nunca llevo mi portátil salvo que lo necesite para algo. Pero eso sí, cuando lo necesito, mi ordenador es la cosa más valiosa del mundo, por ejemplo para contar estas cosas tan importantes que cuento en mi blog. Todas las mujeres llevan un bolso y ahí llevan un montón de cosas que piensan que van a necesitar, como por ejemplo, esas armas de mujer que son las pinturas para el maquillaje. A mí me gusta llevar siempre determinadas cosas que son importantes. ¿Un ejemplo? Pues el manual del móvil. El manual del móvil jamás lo he leído. Si tuviera que leerme todos los manuales de todos los aparatitos que manejo en casa, en el trabajo, en el coche, etc., no podría salir los fines de semana a cenar con los amigos, ni podría ir los domingos por la mañana a coger setas. Así que llevo siempre el manual del móvil conmigo por si me pasa como a un amigo al que le empezó a sonar el suyo en el entierro del padre de una amiga común y no sabía cómo apagarlo.
*
Analizar lo que lleva uno en el bolso es muy peligroso porque eso sí que es desnudarse. Qué diría un sicoanalista de las cosas que llevo en mi bolso. Cosas del tipo de: lleva un lapicero para superar su complejo de castración.
Bueno, el caso es que por fin voy a desvelar el secreto más esperado, voy a contar con todo detalle lo que llevo en el bolso, a saber:

- el manual del móvil. (Un dos tres responda otra vez).
- Un lápiz y un bolígrafo.
- Una gorra de invierno por si hace frío o se pone a llover y no llevo paraguas, que a uno le quedan ya pocos pelos.
- Un cargador para el móvil, que nunca me acuerdo de ponerlo en carga en casa y en el trabajo se me acaba la batería a menudo.
- Tarjetas de visita de algún compañero, de clientes y otras propias.
- Muchos cablecitos: el cargador del iPod, los auriculares del móvil, etc.
- Un botecito con chicles.
- Un paquete de pañuelos de papel. Sirven para todo: para limpiar las gafas, la nariz, las manos manchadas del toner si no tienes lavabo a mano, o limpiarte la chaqueta cuando te gotea la tapa que te han puesto en un bar con la caña.
- Muchos papelitos. Normalmente de cosas que no debería olvidar, (aunque al final las olvido), como por ejemplo el recibo de “la contribución” para ir al banco a pagarlo, o una factura que me han dado y me produce cierta desazón tirarla a la papelera.
- Un adaptador para ponerme protectores solares sobre las gafas que siempre llevo. Gafotas.
- Una calculadora. Ahora el sicoanalista dice: es un tipo muy calculador. No señor, lo que soy es arquitecto técnico.
- Una tarjeta del taller para acordarme de que tengo que pedir cita para cambiar el aceite. Inútil, no me acuerdo nunca. Voy a quemar los pistones.
- Dos “pendrives”. Suelo llevar varios por las diferentes actividades a las que me dedico. Tengo uno profesional, otro académico y más.
- Un libro. Siempre llevo un libro por si alguien me hace perder el tiempo. Por ejemplo en la consulta del dentista.
- El iPod. Es para escuchar música, desde luego, pero también para practicar idiomas mientras ando por la calle. En mi ciudad siempre voy andando y eso me ocupa bastantes minutos al día.
Eso es lo que, tal día como hoy, llevo en la mochila, porque otros días puedo llevar otras cosas, como por ejemplo el periódico cuando vuelvo del trabajo, o una bufanda, si ha hecho mucho frío por la mañana y luego me sobra.



martes, 14 de diciembre de 2010

sábado, 11 de diciembre de 2010

lunes, 6 de diciembre de 2010

¿Últimos boletus de la temporada?



Revelamos nuestro secreto: aquí los hemos encontrado:



jueves, 2 de diciembre de 2010

Publicidad.

No es costumbre poner publicidad en el blog pero por una vez haremos una excepción con esta que nos manda Mari Carmen.

Me gustaría que todos os animarais a este proyecto.
Acaban de anunciar que, a partir de mañana, venderán en todas las farmacias de España unas pastillas muy especiales. Tan especiales, que en vez de curar a quien las toma, cura a millones de personas ajenas, olvidadas, que no pueden tomar las medicinas que necesitan.

Se llaman " pastillas contra el dolor ajeno ".

Os sonará a chino, pero es muy fácil: Médicos Sin Fronteras va a vender estas pastillas, a un precio de 1€, para que, con la recaudación, se pueda tratar a millones de personas que sufren enfermedades olvidadas, como la enfermedad del sueño, el chagas, el sida infantil, el kala azar, la Tuberculosis, o la malaria. Son enfermedades que a nosotros no nos afectan, pero que en el tercer mundo causan estragos, porque las empresas farmacéuticas venden la medicación a "precio occidental", lo que imposibilita recibir tratamiento a las personas pobres.

Así que, por 1€, os venderán seis pastillas (en realidad son caramelos de mentol) con las que ayudaréis a tratar a quienes no pueden pagarse las medicinas.

Es un precio muy bajo a pagar, y nos lo ponen muy fácil: no nos piden que vayamos a África en una caravana solidaria, ni una mensualidad. Solo 1€. Menos que algunas chucherías. Menos que el autobús. Y podemos comprarlas en cualquier farmacia.


Animaos, por favor. Y, además de colaborar vosotros, animáis a vuestras familias y amigos.

Es solo 1€.

The sound of suffering.

“Toda la humanidad, o la forma en que es percibida, es como un adversario, pero por mucho que lo intento no puedo evitar escuchar los sonidos del sufrimiento. Tal vez cuando sea un hombre viejo disfrutaré entreteniéndome en un laboratorio, charlando con los estudiantes en las agradables noches de verano y aceptaré el sufrimiento con indolencia. Pero no ahora, los hombres en su juventud, si tienen convicciones, tienen la tarea de actuar para lograr realizarlas”. Julian Assange, fundador de WikiLeaks. (Recomendamos leer este reportaje de CNN).

WikiLeaks significa muchas cosas, pero quiero señalar una que me interesa personalmente. Hemos defendido en varias ocasiones en este blog que vivimos bajo la dictadura de los profesionales. La red nos ha permitido contar lo que queremos y contamos más cosas de lo que nos cuentan los profesionales de, por ejemplo, el periodismo. Esta división del trabajo está en el origen de la sociedad burguesa y tiene, como casi todo, dos caras. Por un lado supone una mejora de la eficacia el hecho de que la gente se especialice para hacer bien un trabajo, pero por otro lado, es más fácil manipular a toda la colectividad si sólo tenemos que manipular a unos pocos periodistas. La insistencia de los profesionales en que nos callemos es significativa, sobre todo defienden un negocio que ven como propio y que no quieren perder.

El País, (que por otro lado es un gran periódico que está entre los que suelo leer), ha venido defendiendo la tesis contraria. Su empresa editora siempre ha querido hacerse rica con lo que ellos han llamado “el mercado digital”. Pues bien, al final la realidad, de la mano de WikiLeaks, nos ha dado la razón y El País ha sido uno de los cinco periódicos del mundo que han tenido el honor de contarnos las reveladoras filtraciones que WikiLeaks les ha proporcionado. Finalmente ha sido un hombre, un hombre en la red, (en realidad muchos hombres y mujeres), quienes han sacado a la luz los secretos mejor guardados, los que no nos contaron los periodistas profesionales.

Todos sabíamos que, por ejemplo, “la gran potencia mundial” no iba a dar satisfacción a los deseos de la familia del pobre Couso. Todos sabíamos que nuestro gobierno calmaría a la familia al tiempo que trataría de ayudar a que los “intereses americanos” no se vieran perjudicados. Pero, ahora, por primera vez, lo hemos visto documentado y con las declaraciones directas o indirectas de los implicados.

No es que "los aficionados" pretendamos ser profesionales, es que todo el mundo tienen derecho a decir lo que quiera, puede que incluso alguien ande por la red y nos lea. Animamos a nuestros lectores a que digan lo que quieran. Que hagan comentarios en este blog o que creen un blog: no hay mas que ira blogger y darse de alta.


Ahora dicen que este señor es un criminal y han conseguido una orden de captura por unos supuestos delitos cometidos en Suecia. Como se trata de un tipo listo, espero que no caiga en las garras de estos buenos defensores de la democracia.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

La crisis de los residuos.

Noticias ligadas:

20MINUTOS: "La Junta de Castilla-La Mancha y la Diputación de Toledo han comenzado las obras de construcción de un macro-vertedero que afecta gravemente a una de las más importantes nuevas poblaciones de águila imperial ibérica de España, que es lo mismo que decir del mundo".

LA VANGUARDIA: “Europa está consumiendo el doble de lo que pueden producir sus tierras y sus mares. Cada europeo utiliza de media 16 toneladas de materiales al año, que acabarán convirtiéndose en más de una tercera parte en residuos de todo tipo. Europa se comporta como un continente devorador de recursos naturales. El problema es que la pérdida de biodiversidad puede conducir a una degradación de los servicios que proporciona la naturaleza (el suelo, el agua, los hábitats) y socavar el propio bienestar humano”.