Páginas vistas en total

martes, 4 de febrero de 2014

España se sale.



Vicente Castelo viene a decir en El País que las cifras del paro pueden bajar por tres razones:

- Porque se cree empleo, que sería lo más normal.
- Porque los parados se den de baja del INEM (o que no vayan ni a firmar con lo que les dan de baja de la lista), porque no cobran ninguna prestación ni tienen esperanza alguna de que les den trabajo a través de este organismo.
- Porque la gente sencillamente se marcha de este país, como sucede con tantos jóvenes preparados y con los inmigrantes que vinieron de países que, ahora, están mejor que nosotros, o al menos van mejorando.

Así que cuando el gobierno dice que ha bajado el paro, lo que no puede decir es que se haya creado empleo, que no se crea, lo que podrá decir es que los parados se borran del INEM y que todo el que puede se larga de aquí, incluidos los catalanes.

Todavía hay una forma más expeditiva de bajar el paro: si los parados empezaran a morirse de hambre también bajarían las listas del paro.

Así que la euforia que saca el gobierno cuando en el acto de Valladolid se pasa a la oposición y grita contra Rubalcaba, afirmando de paso que “España va en la buena dirección”, que es lo mismo que decir “España va bien” sin decirlo, es patética, ridícula, estúpida y anacrónica.

Tal vez cualquier adjetivo en esdrújulas entraría bien aquí como pánfila o estrambótica. 



No hay comentarios: