Páginas vistas en total

martes, 27 de mayo de 2014

Podemos y los medios.

¿Cómo es posible que todos estos sabios de la sociología no previeran que Podemos podía sacar un buen resultado en las elecciones? La respuesta es muy sencilla: lo sabían pero se lo callaron. ¿Por qué? Porque en esta ocasión la gente no sabía que la nueva formación podía dar la sorpresa y eso hizo que mucha gente no les votase, ¿por qué?, porque a nadie le gusta que su voto no sirva ni para sacar un solo diputado. De modo que se lo callaron como mujeres que viven del comercio carnal y son avispadas y astutas con el fin de engañar a ingenuos e incautos en su propio beneficio, (vamos, que se callaron como putas).

En El País, ese gran experto es José Juan Toharia, quien ayer decía sobre esto:
“Y por cierto, ¿por qué el fulgurante ascenso de Podemos pasó, por lo general, inadvertido en los sondeos? En el caso del de Metroscopia para este periódico, la intención explícita de voto expresada a su favor era muy baja pero entre quienes manifestaban una decidida intención de acudir a votar, algo más de la quinta parte (suponía casi 10 puntos) indicaba, al mismo tiempo, no haber decidido aún por quién hacerlo, sin ofrecer mayores pistas al respecto.”

Qué aviesos votantes tiene Podemos que se lo callan y no se lo dicen a los encuestadores. ¡Mala gente son!.  

Pero es más que eso. Como ya dijimos aquí, Metroscopia publicó en El País que Pablo Iglesias era ¡el candidato más apreciado y mejor valorado! Es normal que un “mindungui” salga mejor valorado que el Presidente del Gobierno, el jefe de la oposición y todos los políticos nacionales y que en un artículo titulado “los minoritarios redoblan la presión contra el bipartidismo” ni siquiera se le mencione.

Claro que ya se temían en otro artículo que se iba a producir la “llegada a las urnas con un empate total” y que el PSOE iba a perder votos por traspasos a otros partidos, como así ha sido.

Este ejemplar científico social decía sobre el 15M que ese movimiento pedía: "cosas razonables con las que el 70 por ciento de la gente está de acuerdo. Pero no fue más que un fermento. Constituye un importante fermento de cambio... pero corre el riesgo de quedarse sólo en eso". Metroscopia trabaja para que el movimiento se quede ahí, no sea que fermente. 

La forma en la que los medios defienden intereses de partidos concretos o intereses empresariales es alarmante: en España no hay una prensa libre e independiente.

P.D. Después de escribir esto, he visto las declaraciones del sociólogo de cabecera del Gobierno. Este se comenta él sólo. No necesita comentario.

lunes, 26 de mayo de 2014

Una marcha "andante con moto"


La prensa nacional se ha sorprendido con el éxito de Podemos, pero no se han enterado aún del potencial que tiene este grupo político, que se ha articulado como partido de la nueva izquierda en España. Cuando por fin, las cámaras de la televisión se centraron en Pablo Iglesias y sus colaboradores más próximos, nos mostraron un grupo de personas, más bien jóvenes, que caminaban por las calles de Madrid dirigiéndose a un mitin en la plaza adyacente al Museo Reina Sofía. Esto ya de por sí es una imagen poco habitual que no tiene nada que ver con los protocolos de funcionamiento de los partidos de la casta: sede del partido con una gran ambientación electoral en medio de una decoración minimalista, micrófonos, sala bien iluminada, gente aplaudiendo y candidatos sonrientes engañándonos de nuevo, ahora al referir lo bien que les ha ido, sin que exista diferencias de euforia alguna entre unos partidos y otros. Esta marcha por las calles de los dirigentes de Podemos es ya una diferencia.

Pero la más notable diferencia empieza cuando Pablo Iglesias toma la palabra y dice a sus votantes que es un día de duelo. Así tal cual. No sé si lo dice porque una joven nicaragüense ha muerto en un hospital manchego por falta de atención médica, pero, en todo caso, les espeta a sus correligionarios: "los partidos de la casta han sufrido un duro golpe, pero por ahora no hemos cumplido nuestros objetivos en las urnas. Mañana seguirá gobernando la casta y seguirá habiendo desahucios". Pasando a continuación a enumerar todos los desaguisados a los que los sufridos ciudadanos nos tenemos que enfrentar cada día en este amedrentado país. Nada de euforias, nada de sonrisas ni de parabienes. Estos son los que gran parte de la prensa califica de “populistas”. La misma prensa que habla ya de alianzas, de posibles bloques para las próximas elecciones y demás parafernalia habitual en estos casos.


Ya se irán enterando de lo que viene. Porque han venido para quedarse. 

miércoles, 21 de mayo de 2014

¿Se puede?





Ayer, día 20, publicaba un escrito Arturo González en su espacio de Público titulado “por qué votaré a IU”. Sin ánimo de emular a nadie y mucho menos de corregir, hoy me gustaría contar aquí por qué voy a votar “al tío de la coleta” y al proyecto PODEMOS.
Voy a votar a Podemos el próximo domingo en primer lugar porque pienso que el proyecto político que surgió de la aprobación de la Constitución de 1978 está caduco. A algunos no nos gustó mucho que triunfara la reforma frente a la ruptura, pero tuvimos que aceptarlo, en primer lugar por razones puramente democráticas: fue aprobado por la mayoría del pueblo español, y en segundo lugar por tomarlo como un mal menor. Algo parecido a lo que hicieron los franquistas: aceptar el empate para seguir jugando.
En otras ocasiones he votado a determinadas opciones por razones estratégicas, coyunturales, en definitiva utilitarias (voto útil). No volveré a hacerlo. No merece la pena. Cada uno que vote lo que considere oportuno (o se abstenga) y no decidamos en función de lo que las encuestas dicen que van a hacer los demás. Votar a partidos minoritarios tiene el inconveniente de que tu voto se puede perder en la nada, pero no daré más mi voto a personas que no merecen la más mínima confianza. Les votamos, nos engañaron, pues se acabó.
Voy a votar a Podemos porque he descartado otras opciones. Los socialdemócratas atraviesan una crisis de difícil salida desde que se hicieron liberales. El neoliberalismo es el gran enemigo, no podemos confiar en nadie que se apoye en esos postulados: al enemigo ni agua.
La izquierda que representa IU es parte del sistema de castas de la transición. Por otro lado, si son los comunistas disfrazados de corderos asistidos por compañeros de viaje, no me interesan. Comparto su lucha, incluso me considero marxista en algún sentido, pues creo que Marx supuso una aportación impagable al pensamiento liberador de los débiles, pero nunca quise saber nada del comunismo como tal y no lo voy a hacer ahora. Si no son comunistas, qué son: ¿republicanos? Eso no es ser nada, también George W. Bush es republicano convencido, y ¿qué?
Voy a votar a Podemos porque, como dijo el otro día Íñigo Errejón, la crisis económica y el tratamiento que se le ha dado desde la política oficial, supone la ruptura del “pacto social”, sin el cual no es posible la convivencia en un estado democrático. No voy a entrar en detalles, pero debemos de asumir que nos han dejado tirados, en la calle, solos y abandonados en la jungla. Actuemos en consecuencia.
Voy a votar a Podemos porque está formado por gente como Juan Carlos Monedero, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, que aportan un pensamiento de nueva izquierda que me parece muy interesante, basado en un análisis lúcido de la situación y que, además, cuenta con personas que conozco personalmente y que me merecen toda la confianza, personas como Pedro Wichard.
Voy a votar a Podemos, pero no voy a dejar de ser crítico con ellos, de la misma forma que soy crítico con los demás, y no pienso darles un cheque en blanco para que con mi voto hagan algo distinto de lo que prometieron.

¿Cuándo fue la última vez que votaste con ilusión?  

martes, 20 de mayo de 2014

Más liberalismo.

Mientras que por aquí estamos sumidos en el sopor conjunto y sucesivo de la Champions Ligue y las elecciones europeas, ellos, las grandes corporaciones mundiales, mucho más trabajadores que nosotros, no descansan.

El domingo nos enteramos en el mitin de “Podemos” en Badajoz que EE.UU. y la U.E. están trabajando en la aprobación de un nuevo acuerdo comercial. Hoy, el periódico digital PÚBLICO trae información sobre este hecho. ¿Qué supone esta nueva oleada de libertad económica?

Ya sabemos las consecuencias económicas que trajo la desregulación financiera: nuestra actual crisis económica que dura ya seis años y de la que no sabemos cuándo saldremos, (diga lo que diga el P.P.), si es que alguna vez salimos de ella los que no somos ricos. Cuando la crisis nos estalló, hasta los liberales como el presidente francés, a la sazón el derechista Sarkozy, dijeron que había que cambiar el capitalismo y acabar con la desregularización. Nada de nada (rien de rien). El liberalismo, que consiste en dejar en libertad a los capitalistas y especuladores para que se puedan hacer ricos a nuestra costa, no descansa. El diario Público lo resumen muy bien en palabras de Kenneth Haar, miembro de una ONG denominada Observatorio Corporativo Europeo, que estudia la actividad empresarial en el viejo continente, según Haar: La UE ha prohibido el uso de 1.300 sustancias en productos cosméticos, EE.UU. sólo 11.

- El medio ambiente, la salud pública, la seguridad de las personas, son las facetas que se verán afectadas por esta “magnífica” liberalización.

- Este acuerdo, según Público: “permitirá a las grandes compañías reclamar indemnizaciones ante tribunales de arbitraje a los estados, si consideran que sus beneficios económicos o sus expectativas de ganancias futuras se ven afectados por leyes o políticas en un país en el que han invertido.”  Es decir, que si decidimos sacar una nueva norma que limite el comercio de estas empresas multinacionales por razones de seguridad de los consumidores habrá que pagarles a ellos el lucro cesante, o sea, lo que preveían ganar y no ganaron a consecuencia de esa norma.

- Además, las reclamaciones no se harán en los estados sino en tribunales de arbitraje formados, en la realidad, por abogados ligados a esas empresas.

- Entre las normas “excesivas” que se han propuesto reducir, pues son más exigentes en Europa que en EE.UU., están las normas sindicales, ya que EE.UU. no reconoce el derecho a la libertad sindical y la negociación colectiva. Habría que suprimirlas en Europa para no poner trabas a estas empresas exteriores.  

Tanto los socialistas como los conservadores se han opuesto a que se cancelaran las negociaciones cuando trascendió que la NSA americana nos estaba espiando. La Izquierda Unitaria Europea y el grupo Los Verdes en el Parlamento Europeo son los únicos que han dado la voz de alarma. A una propuesta del 7 de mayo de la Izquierda Plural pidiendo que España denunciase esta negociación se opusieron el P.P., PSOE, UPyD y PNV. También se opusieron a que hubiera un referéndum sobre el tema. Según I.U. "Han colocado, sin ningún pudor, los intereses de las grandes empresas transnacionales por encima de los derechos sociales y laborales, sin importarles que para ello haya que laminar las normas democráticas que rigen el Estado de derecho"

Sin embargo, en una información anterior, Público afirmaba que Martin Schulz, presidente socialdemócrata del Parlamento Europeo, había pedido la paralización cautelar de las negociaciones, obteniendo el apoyo del PSOE y de I.U. en España.


Habrá que estar atentos a los acontecimientos. Los defensores de esta negociación aportan informes sobre el aumento de la riqueza de los países firmantes, pero muchos pensamos que de aquí no puede salir nada bueno. Un nuevo recorte, ahora en base a la calidad, la seguridad, la salud, el medio ambiente y los derechos laborales

miércoles, 14 de mayo de 2014

Paisanos de rojo pasado: Sánchez Dragó.

Muy bien instalado en su colegio de curas, Sánchez Dragó debió de ser un estudiante algo heterodoxo pero tremendamente conocedor de las técnicas del halago. Se le puede imaginar en aquella época: “Sí, Padre Rector, pero es que no termino de entender a Santo Tomás de Aquino cuando afirma que no es el error sino el orgullo engreído de los que piensan”.  Debió de ser un buen estudiante y un joven religioso. ¿Por qué lo sé? No lo sé, pero no es difícil de imaginar viendo las cosas que ha hecho después. Todo se le vino encima a los veinte años de edad, cuando supo que los que habían asesinado a su padre habían sido ellos, los curas, los militares y la gente de orden, que cenaban sopa que la servidumbre dispensaba con un cucharón de plata, corriendo de un lado para otro para que no se enfriara.

Desde ese día el pobre Sánchez Dragó ha vivido en la ignorancia más supina. Se hizo del Partido Comunista, (joder, en aquella época dejaban entrar a cualquiera en el partido), para luego decir que era anarquista católico, después sostener que Jesucristo no fue más que uno más de tantos sanadores que pululaban por el oriente del Mediterráneo en aquella época y defender que su referente anarquista era Margaret Thatcher. Después de esto, abrazó la fe budista, que es una religión sin fe, para después contar que en Japón se acostaba con niñas. Es íntimo del presidente Aznar y señora, (lo vimos con nuestros espantados ojos en la tele), pero arremete contra los americanos y sus guerras, afirmando finalmente que lo que le gusta es Marine Le Pen y que le da pena de que en España no exista un partido tan facha. También le gusta Putin y odia a los moros, pero se fuma todas las noches un porro de hachís o de yerba (ya no me acuerdo). Tal vez todo este lío que tiene en su cabeza le viene de esta costumbre. ¡Ya veis niños los efectos que a largo plazo pueden tener estas sustancias!

Estos personajes no están exentos de peligros para la sociedad. El que subscribe se dejó engatusar por sus Gárgoris y Habidis a finales de los setenta.

Afortunadamente, Tele Madrid se arruinó dándoles a personajes como éste sueldos de 1.2 millones de euros al año, pero eso sirvió para que el bardo se pudiera retirar a su casa de Castilfrío de la Sierra en Soria y nos dejara un poco en paz con sus ausencias de la vida pública. Dejémosle descansar en esa villa y que Dios o Buda o quién-sabe-qué le premie con su inspiración. 

viernes, 9 de mayo de 2014

Obama apuesta por luchar contra el cambio climático.

Por el interés que tiene el tema, presentamos aquí una rápida traducción del artículo del Washington Post sobre el informe de los EE.UU. sobre el cambio climático. 

AQUÍ puede leerse en inglés en el original, sin los errores de traducción. 





El informe sobre el cambio climático en EE.UU. afirma que el impacto producido por el calentamiento global es ya notable.

La nueva evaluación nacional sobre el cambio climático (Nationa assessment of climate change) confirma que el aumento del calentamiento global está afectando a todos los territorios de los EE.UU.

El informe, presentado el martes, menciona impactos extensos e inexorables: mayor aumento del nivel del mar, inundaciones, tormentas, precipitaciones y olas de calor en el Noreste; frecuentes sequías y huracanes en el sureste y el Caribe, y más sequías e incendios forestales en el suroeste.

“Durante mucho tiempo, hemos percibido el cambio climático como un hecho distante, que afectaba a los osos polares o algo que conocerían nuestros hijos,” dijo Katharine Hayhoe, profesora de la Politécnica de Texas y coautora del informe. “Esto nos dice que no es algo sobre el futuro, es algo que sucede hoy. Mucha gente está sintiendo ya sus efectos”.

El informe federal sobre el clima, (tercero realizada desde 2000), aúna la opinión de expertos académicos y del gobierno para guiar la política de los EE.UU. en base a los mejores conocimientos científicos disponibles en el momento.

Los autores de este informe de más de 800 páginas afirman que su objetivo es presentar “hechos científicos incuestionables” y una hoja de ruta tanto para los líderes locales como para los ciudadanos comunes que permita mitigar las emisiones producidas por el carbón y otros combustibles que están produciendo el calentamiento del planeta. 

Pero el informe entró inmediatamente en conflicto con los críticos conservadores que lo calificaron de documento político, destinado a facilitarle al Presidente Obama la regulación de los principales contaminantes, como son las centrales térmicas. En su opinión, la regularización tiene un coste en empleos. Obama, que está centrándose cada vez más en el cambio climático, ocupó parte de la jornada en comentar el informe con “hombres del tiempo” de todo el país.

Haciéndose eco de las recientes conclusiones de los expertos del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), los científicos americanos afirman que el clima está cambiando en EE.UU. y que el calentamiento habido  en los 50 años anteriores ha estado motivado por las emisiones de gases de efecto invernadero realizadas por el ser humano.

Quemando carbón para producir electricidad, usando gasolina como combustible de vehículos, talando bosques, realizando prácticas agrícolas que eliminan la vegetación reductora de CO2, se contribuye a agravar el problema, dice el informe de evaluación.

Al final del siglo, las temperaturas pueden aumentar en 5 grados, incluso aunque la nación actúe con dureza para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.  El aumento puede ser de hasta 10 grados si las emisiones continúan altas.

Cuanto mayores sean las temperaturas, mayor será el impacto. El clima extremo en los EE.UU. causado por el cambio climático ha aumentado en las décadas recientes, dice el informe.

La década que comenzó en 2000 fue la más cálida conocida, y 2012, el año en que el Huracán Sandy fue seguido de una sequía estival desconocida, fue el más cálido que se recuerda en la historia de esta nación, según las informaciones las temperaturas en EE.UU. han aumentado de 1.3 a 1.9 grados Fahrenheit desde 1895, y la mayor parte de ese incremento (un 80 por ciento) ocurrió durante los últimos 44 años, según el informe de evaluación.

Alaska se calentó al doble de velocidad que el resto del país en los últimos sesenta años, lo que está ocasionando que la capa de hielo permanente se deshaga y las autopistas se empiecen a hundir, así como los aeropuertos.  

Los autores del informe señalan que las regiones del Atlántico medio, que incluyen Washington, Maryland y Virginia, son las más afectadas.

“Según suba el nivel del mar, se espera que la zona de la bahía de Chesapeake experimente un aumento de inundaciones costeras y que incluso se inunden… los humedales” que protegen contra la “marejada ciclónica” (storm surge), afirma el informe. Esto es especialmente malo porque las zonas más bajas de la región ofrecen un mayor peligro por hundimiento de las tierras. La calidad del agua descenderá y las zonas muertas, (bajas en oxígeno), se incrementarán.  

Si aumentan las emisiones de gases de efecto invernadero, en la mayor parte de Maryland y Delaware, así como en zonas de Virginia occidental y New Jersey, se prevé que haya sesenta días más al año en los que las temperaturas superen los 90 ºF (32 ºC) a partir de mitad del presente siglo, según el informe.

Los efectos suenan alarmantes, pero hay razones para el optimismo por cuanto que pueden ser mitigados, dice David Wolfe de la Universidad de Cornell, uno de los principales autores del capítulo del informe dedicado a la zona Noreste.  

Los hombres de negocios están dirigiendo sus investigaciones hacia las energías renovables, dice. Este informe, al contrario que los dos anteriores, tiene una página web con herramientas interactivas que muestran a los norteamericanos como reducir los impactos del clima.

“Va a ser un documento vivo, un recurso destinado a la gente”, dijo. “Es un arranque”.

El optimismo de Wolfe no es compartido universalmente, incluso entre algunos de los coautores del informe quienes afirman que el documento es un consenso que refleja los puntos de vista diversos de los más de trescientos científicos que colaboraron.

“Es importante tener en cuenta que se trata de un documento muy, muy moderado, un documento de consenso, dijo Drew Harvell, profesor de la Universidad de Cornell y partícipe del capítulo sobre recursos marinos del informe. La verdad es aún más dura, dijo.

Sin embargo, los investigadores del Instituto Catón (Cato Institute) Paul C. "Chip" Knappenberger y Patrick J. Michaels emitieron una declaración llamando a la evaluación "demasiado sesgada hacia el pesimismo." Como un argumento utilizado para justificar “la regulación federal destinada a mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero." El Cato Institute es un think tank ultra-liberal fundado por Charles Koch, uno de los dos hermanos cuya fortuna millonaria deriva en parte de los combustibles fósiles, fundación que ha venido negando los efectos del cambio climático.

El senador por Oklahoma Jim Inhofe se unió a otros conservadores para calificar el informe como algo perteneciente a la agenda política. Dijo que había sido publicado coincidiendo con un debate en el Senado sobre el oleoducto Keystone Pipeline en Canadá.

“Con este informe, el presidente intenta de nuevo distraer al pueblo americano de su descontrolada agenda regulatoria que está costando a nuestra nación millones de oportunidades de empleo y la posibilidad de ser energéticamente independientes,” dijo Inhofe, un viejo campeón de las industrias del petróleo y el gas.

Los expertos del clima trabajaron durante años, mediante la celebración de 70 talleres en todo el país y la revisión de los borradores finales para reflejar miles de opiniones. Fueron dirigidos por un panel de 60 miembros denominado Evaluación Nacional del Clima y Comité Asesor del Desarrollo (National Climate Assessment and Development Advisory Committee).

El cambio climático está dando lugar a procesos de estrés térmico, forzando a las personas con enfermedades respiratorias a utilizar medios como los inhaladores o la hospitalización, dice el informe federal. Tiene como resultado alergias mucho más severas y enfermedades relacionadas con el agua, según aumentan los elementos patógenos. Algunas comunidades minoritarias son especialmente vulnerables.

El calor extremo causa más muertes que muchos otros procesos meteorológicos, y se espera que continúe aumentando. Tales muertes han disminuido en los últimos años, pero el informe lo atribuye a una mejor predicción del tiempo.

Los investigadores del Instituto Catón se mostraron en contra de esa opinión. Knappenberger y Michaels acusaron de parcial la investigación en la revista Nature Climate Change mostrando que los efectos del calor extremo están "a menudo exagerados, mientras que los impactos de la adaptación al calor están subestimados."

El riesgo de muerte por calor extremo ha disminuido durante décadas y actualmente “no debería sorprendernos puesto que está demostrado desde hace mucho tiempo”, dijeron.

El aumento de las temperaturas no afectan sólo a las personas. En océanos más cálidos y ácidos, particularmente en el Pacífico, los efectos del cambio climático son mortales, dijo Harvell.

Científicos marinos han constatado en el Pacífico la muerte en masa de sunflower star, (un tipo de estrellas marinas), debido a las altas temperaturas. En un laboratorio, 10 estrellas marinas fueron colocadas en agua a temperatura normal y otras 10 en agua sólo un grado más cálida.

A los dos días, la mitad de las estrellas marinas en el agua más caliente habían muerto. “Todo esto va a empeorar con el calentamiento.” Dijo Harvell.

El treinta por ciento del carbono liberado en la atmósfera termina en los océanos, motivando el aumento de acidez que está matando la vida de los corales y los crustáceos. Los corales protegen a los peces jóvenes de los depredadores, y los pequeños crustáceos, en la base de la cadena trófica, ayudan a alimentarse a todo el ecosistema.  

“Un tercio de los corales están en peligro de extinción,” dijo Harvell, que ha estudiado la vida marina durante dos décadas y sostiene un punto de vista más negativo del futuro que Wolfe y los investigadores del Instituto Catón.

“El Océano Pacífico es el lugar con el mayor problema de acidificación y el salmón, los mejillones, son cosas muy afectadas,” dijo. “No estoy seguro de que haya muchas formas de mitigar estos impactos. Hay esperanza, pero sólo si hay cambios más radicales en las prácticas y en las políticas”.

© The Washington Post Company.