Páginas vistas en total

lunes, 31 de enero de 2011

وعاشت فى المغرب


No hay que ser un lince para darse cuenta de que el mundo va mal. Para decir lo contrario, hay que estar muy mal informado o carecer del más mínimo rigor analítico. Hay crisis económicas, hay guerras, conflictos de civilizaciones, amenazas medioambientales gravísimas y, por si fuera poco, hay una vuelta atrás reaccionaria en el mundo que espanta. Ni siquiera los holocaustos recientes han servido para que la gente reaccione y cambie los malos hábitos que llevaron al mundo a la debacle. Los mismos que tildan a los nazis de racistas nos dan miles de razones sobre lo malos que son nuestros congéneres de tal o cual etnia o país.

*

Sin embargo, hay luces en medio de la oscuridad que sería de ciegos no ver. La red de Wikileaks ha sacado a la luz montones de informes en los que se pone de manifiesto la poca moral de que hacen gala aquellos que nos gobiernan. Hay quien dice que eso son tonterías, no así los propios implicados. En este proceso de transparencia están comprometidos miles de internautas. Lo mismo que esos otros que bajo el apelativo de Anonymous están construyendo en la red una trama de personas interesadas en la política, aquella política que según Aristóteles era el fin último de la humanidad, es decir la misión más importante del ser humano por cuanto que compromete la felicidad, pero la felicidad de todos. El desprestigio que hoy día tiene la política entre algunos jóvenes es una falacia que les han servido en bandeja, precisamente los que están interesados en controlar la política para sus intereses y quieren que nosotros nos olvidemos de ella. El desprestigio, si uno tiene dos dedos de frente, puede ser el de la clase política, pero nunca el de la política como tal. Porque la política no tiene que ser esa versión cínica que instituyó Maquiavelo en el Renacimiento. Los integrantes de Anonymous están interesados en la política, pero no en hacer carrera a su costa.

*

Pero las buenas noticias no acaban ahí. Resulta que algunos países, los más próximos a España aunque por el sur, se están replanteando sus regímenes políticos y están tratando de superar unas dictaduras que les oprimen de una manera que recuerda bastante la manera en que lo hicimos nosotros no hace tanto tiempo. Para escarnio de algunos chovinistas soberbios resulta que estos jóvenes magrebíes tienen más formación y conocimientos del mundo actual que esos orgullosos europeos que los miran por encima del hombro por que se han creído, en su ignorancia, que son superiores a ellos.
*

Es un ejemplo para todos la acción lúcida, solidaria y, en lo que cabe, pacífica, que están llevando a cabo estos jóvenes y miembros de las clases medias y trabajadoras de Túnez primero, Egipto después y tal vez más tarde de Argelia, Marruecos, Libia y otros.

*

Europa ha querido soportar la infamia de sostener y procurar unas dictaduras infames en estos países, al mismo tiempo que les mirábamos por encima del hombro. Los hombres con dignidad del Magreb nos están enseñando el camino que hay que seguir para que lo razonable se instaure en la política como lo real. Les aplaudimos y deseamos que su causa no acabe en el estercolero de la historia a causa de las presiones de los países del norte.



وعاشت فى المغرب

jueves, 27 de enero de 2011

Hans-Peter Feldmann


Hans-Peter Feldmann es uno de esos artistas empeñados en unir el arte con la vida cotidiana. Es arte para después de la muerte del arte. Se puede visitar una exposición de su pbra en el Museo Reina Sofía de Madrid hasta el 28 de febrero.
La comisaria de la exposición, Helena Tatay, hace una presentación del trabajo de Feldmann en un video que se puede ver en la siguiente dirección:

lunes, 24 de enero de 2011

viernes, 21 de enero de 2011

Buenos humos.



Los créditos vienen a decir algo así:
1953
Carriles bici separados en cada sentido de la calle.
Que aún existen hoy día.
Los árboles han crecido y el tráfico ha aumentado, pero poco más ha cambiado.
Después de 60 años, este carril aún sigue siendo usado con gran intensidad.
Un viaje hasta el final de la calle.
1956
Una mirada atrás en la misma calle.




Malos humos.


Como ya dejé de fumar hace años y no soy ningún intolerante del tabaco ajeno, (no puedo serlo con todo lo que fumé hasta el 2005), no voy a hablar del tema que atrae la atención de la gente. Voy a hablar de otro tema, precisamente por la sencilla razón de que no atrae la atención de nadie.
Publicaba ayer El País un informe en el que se decía que los niveles de contaminación de Madrid y Barcelona estaban por encima de los límites establecidos por la Unión Europea y que eso supondría multas por incumplimiento. Es más, decía que las muertes evitables por este tema y el gasto sanitario que conlleva supone una cantidad mayor aún que la propia multa, (y qué decir del coste moral de perder a un ser querido para siempre que se muere por estos malos humos).
Dice El País:
El dióxido de nitrógeno es un gas irritante de las vías respiratorias cuya fuente principal son las emisiones de los motores de combustión. Además de perjudicar afecciones como el asma, es un factor determinante en el aumento de las alergias. Cuando una alta concentración de gases del tráfico coincide con picos de polinización, los alérgicos, que ya de por sí tienen las mucosas inflamadas e irritadas, lo pasan especialmente mal”.
*
Esto son cosas que no tienen remedio. El nuevo gobierno de la Generalitat, que es el responsable de la contaminación según la normativa aplicable, ya ha dicho que va a abrir la mano a los conductores y que va reducir las restricciones, como eso de no sobrepasar los 80 km/h en las autopistas de circunvalación y demás zarandajas que se pusieron en el pasado.
¿Quién se va a preocupar de estas cosas? ¿Quién va a molestar a la gente hasta el extremo de limitar el uso del automóvil privado? Hasta ahí podíamos llegar: ¿y si al ponerles límites se cabrean y nos dejan de votar por una tontería como ésta? Los políticos de ambas ciudades hablan de moratorias. O dicho de otra manera, que los límites los pongan otros que esto quita votos.
En países sin libertades civiles, como la República Federal Alemana, han instaurado un sistema, como ya hemos contado AQUÍ, que limita el uso de los vehículos que contaminan más, hasta el punto de prohibir la entrada de coches con motor diesel si no tienen un moderno sistema de filtrado de partículas contaminantes. En las ciudades italianas se están empezando a poner límites al tráfico de vehículos privados y se prohíbe su uso cuando se alcanzan los niveles no permitidos. También se están limitando en Gran Bretaña y en México D.F., (la ciudad más contaminada del Mundo).
*
AQUÍ se puede ver un informe jurídico sobre la restricción del uso del vehículo privado y el derecho a la libre circulación de las personas.
¡Qué bárbaros son estos germanos!
En España sí que se vive bien. Y con libertad.
*

jueves, 20 de enero de 2011

A mí me hable usted en cristiano.

Ya sé que tengo obsesión por los medios. Una de las razones de esto es que me parece que, en la cosa pública, la percepción de la realidad no existe: es un constructo, (palabra fea donde las haya). Un constructo es una construcción, (un invento), algo que se crea artificialmente, según la R.A.E. “Construcción teórica para resolver un problema científico determinado”. La realidad que no vemos con nuestros ojos sólo existe como eso: por eso es tan importante la realidad que crean los medios.
*
Dice hoy a toda plana el segundo periódico más leído en España, (me refiero a El Mundo no a La (sin) Razón…
Un momento, estoy tratando de encontrar la cita en la red y no me aparece por ninguna parte. Yo creo que después de ponerla en la edición de hoy se han arrepentido. ¿Tan poco duran las convicciones de estos periodistas? ¿Dónde está ese texto que he leído desayunando en un bar? No lo encuentro. Tan importante era que ya se les ha olvidado. No encuentro la cita. Lo siento. Bueno lo que venía a decir la portada que hoy se ha publicado, (está en los quioscos, pero no voy a comprar uno para completar la cita), era que los senadores que en los pasillos hablan castellano, han conseguido hablar en sus jodidas lenguas periféricas en el hemiciclo y eso nos ha costado, cada día, 12.000 euros. En la edición digital lo han sustituido por otro titular que también es genial, que dice así “primer día del Senado multilingüe: triunfa el catalán y 12.000 euros de gastos”. Parece que los 12.000 euros también han triunfado, según El Mundo.
¿Por qué no cuenta este periódico lo que nos cuesta a los contribuyentes cada vez que se reúne el Senado? Saldrían unas cuentas muy graciosas, que nos darían mucha risa a los pobres funcionarios recortados. Pero no. Lo único que cita es lo que cuestan los traductores.
*
Los nacionalistas periféricos son unos pesados que le amargan la vida a los que no les siguen la corriente. Los nacionalistas centralistas son unos pesados que llevan toda la vida amargando la vida a los que no les siguen la corriente. Los cortos de entendederas no son capaces de asumir cambio alguno, por muy razonable que sea, y se aferran a una supuesta “normalidad” que es lo que les vendieron “como cosa cierta” y que ahora no se quieren enterar de que era un constructo, (palabra fea donde las haya). El franquismo les vendió la construcción teórica de que en España sólo se hablaba en cristiano, es decir, en castellano, y allí siguen. No se han enterado de que esas lenguas son tan oficiales como el castellano en sus Comunidades Autónomas y no se han enterado de que el Senado es una cámara de representación territorial, es decir, de las Comunidades Autónomas.
Esos mismos senadores del P.P. que han hecho bandera de hablar en castellano en el Senado, cuando están en Galicia, en Cataluña o en Vitoria, hablan, respectivamente, en gallego, catalán y euskera, como el resto del mundo.
*
Es la misma “normalidad” que le ha permitido al criminal dictador haitiano volver a su país: la gente echa de menos aquellos tiempos. Es verdad que el dictador mataba a muchos, pero el terremoto ha matado a más y ahora están en tiendas de campaña y nadie les saca de ahí. En consecuencia echan de menos aquellos tiempos.
*
¡Abajo el constructo de la normalidad!
*

jueves, 13 de enero de 2011

Medios y cuartos.

Lo de los medios en este país se está volviendo preocupante. El otro día lamentábamos la sustitución de CNN+ por El Gran Hermano 24H.
*
El segundo periódico nacional se ha convertido en un libelo barato que se saca las noticias de la manga y las airea como si se tratara del fin del mundo, con tal de atacar a su enemigo declarado, es decir el PSOE. Como aquella operación fallida de convertir el 11-M en un atentado de ETA, como hubiera querido su ex presidente amigo.
Una portada a toda página "informaba" ayer en El Mundo, (y hoy, y tal vez dentro de un mes también), de un posible mamoneo del gerente del PSOE en un tema de adjudicaciones, (que será verdad o no será verdad), pero del que  no aporta datos, sólo insinuaciones. Me imagino a la presunta periodista María Patiño dando voces para hacer más patente la denuncia. En este país todavía tiene razón quien más grita. Ojeo el resto de la prensa conservadora y nadie habla del tema. Aquí cada uno va a lo suyo y la información solo existe en muy pocos medios: El País, 20minutos, La Vanguardia, y pocos más.
A esa falta de profesionalidad, de ética y de dignidad, le llaman “ser políticamente incorrecto”, que es una frase que odio. Nada es políticamente incorrecto, aunque hay cosas que son jurídicamente incorrectas. Que se lo pregunten al sabio escritor Sánchez Dargó, que es uno de los que sustentan la teoría de lo incorrecto.
*
Otrosí, no puedo poner la dirección para visitar la página electrónica de El Mundo porque están promocionando ponerlo de pago y no da acceso. Hay que pagar 15 € mensuales para poder verlo.
*
Apañaos vamos.

miércoles, 12 de enero de 2011

Un año...



http://www.es.amnesty.org/actua/acciones/violencia-sexual-haiti/

martes, 11 de enero de 2011

Sobre la mentira.




Todas las personas tienen una credibilidad, (un crédito), que es innato. Por eso los niños son inocentes. Cuando uno va creciendo, según sean sus acciones, puede mantener ese crédito o irlo dilapidando. Uno puede mentir y eso te puede solucionar un problema que de otra manera se te hubiera vuelto en contra, pero esa eficacia de la mentira es engañosa porque uno se crece, porque cree que mintiendo va a solucionar sus problemas sin asumirlos, pero cuando se miente, más pronto o más tarde, uno se pone en evidencia, es decir, se hace evidente lo que se ha querido ocultar. Cada vez que uno es cogido en una mentira su crédito de veracidad disminuye.
*
Al cabo de un tiempo puedes verte desprestigiado, desacreditado y sin posibilidad de volver a engañar a nadie.


miércoles, 5 de enero de 2011

lunes, 3 de enero de 2011

Servidores públicos.

Hay una denuncia, de esas que andan por la red, sobre el despilfarro que supone el mantenimiento de los políticos en España que me ha enviado un amigo y que creo que sería bueno que todos conocieran, visitando por ejemplo ESTA DIRECCIÓN. Tiene algunas imprecisiones pero en general creo que se adapta bastante a la realidad, o al menos da una impresión general de lo que está sucediendo. No obstante creo que aún se queda corto.
*
En primer lugar porque cuando habla del número de políticos que mantenemos en la administración se queda corto, muy corto. Las cifras que da son los 85.000 cargos electos a través del voto directo, pero además, existen cargos que no están incluidos. De hecho sólo menciona lo que podemos llamar el poder legislativo del estado, omitiendo, salvo en la administración local, a los miembros del poder ejecutivo, por ejemplo el presidente del gobierno y los ministros, los presidentes autonómicos y sus consejeros. Pero es que resulta, además, que la administración pública está llena de cargos de mayor o menor rango que son políticos, aunque no necesariamente tendrían que serlo. Me refiero a tanto Director General como existe en las distintas administraciones, Subsecretarios, Directores Provinciales de Organismos Estatales, Gobernadores, (ahora se llaman delegados o sub-delegados del gobierno), pero también directores de empresas públicas, (que alguna queda todavía), y demás recovecos de la administración. El mencionado mensaje ya indica que no hay nadie que sepa, (o que si lo sabe lo diga), cuántos políticos viven de la teta del contribuyente. Un alcalde de una ciudad mediana tiene un “staff” inmenso formado por “personal de confianza” a quien puede contratar a su antojo y sin ningún tipo de control público, lo que le permite, en última instancia, dar empleo a cuantos amigos o compañeros del partido quiera. Son los técnicos del Gabinete de Prensa, que se dedican a hacer campaña política a favor de la Corporación a costa de nuestros bolsillos, son los expertos en tantas y tantas facetas como se quiera que están ahí con la sola condición de que cuando cese el político que los contrató, (por ejemplo el Alcalde), tienen que cesar también de su cargo. Ahora bien, es costumbre que antes de que tan triste acontecimiento llegue, las autoridades se preocupen del futuro de sus pupilos y antes de que suceda lo inevitable se habrán ocupado de que los tales alcancen el rango de funcionarios y se queden a engrosar las filas de la administración en cargos bien remunerados y que requieran poco o ningún esfuerzo. Sucede en todos los ayuntamientos pero es especialmente significativo lo que sucede en las diputaciones provinciales, organismos bastante desconocidos para el personal, donde recalan los servidores de los partidos que se quedan sin cobrar de las arcas públicas, incluidos los concejales, alcaldes y tenientes de alcalde. Por cierto, en mi ciudad, de catorce concejales que tiene el ayuntamiento nueve son tenientes de alcalde, una figura establecida como segundo del alcalde, pero que aquí llega hasta el noveno ordinal. No obstante, es importante darse cuenta de que lo que estamos comentando no tiene nada que ver con el comportamiento particular de ningún partido y que todo lo dicho aquí, (lo mismo que en el mensaje a que da lugar este comentario), se refiere a la casta política en general, sean del partido que sean, pues no hay ninguno que sea ajeno a este despilfarro ni ninguno que haya intentado ponerle coto.
Luego están todos esos gastos de representación, ayudas al desempeño del cargo, etc., que tienen muy poco control por parte de la intervención de fondos.
Y qué decir de las prebendas que los políticos obtienen del mundo empresarial, prebendas que compensan a través de los presupuestos públicos, pues si la empresa da un euro a un político a través de un favor, lo tienen que recibir con creces por otro lado y eso también va a costa del erario público. Hay mucho Gürtel en España.
*
Hay un aspecto de este tema que es muy significativo: la aceptación de la ciudadanía de estos excesos entendidos como inevitables. Puesto que tales señores han sido elegidos por todos nosotros, encontramos dificultades a la hora de censurarles su rapiña, según mi opinión, por dos motivos:
Primero porque de alguna manera somos responsables de ello por haber acudido a votar y haberlos elegido nosotros, son criaturas nuestras, de alguna manera.
En segundo lugar porque pensamos, y bien que se ocupan ellos de recordárnoslo, que las elecciones son la base de la democracia y la democracia es mucho mejor que una dictadura.
Pero hay todavía una tercera razón que se basa en estas dos y que los políticos utilizan con mucha eficacia. Para desviar la atención de quienes realizan el despilfarro se echa la culpa a los funcionarios y todos contentos. Los funcionarios, que tienen un pasado anclado en la dictadura, pues antes de la democracia eran elegidos de modo clientelar por los que ostentaban aquel poder, son vistos como rapaces depredadores del administrado y sobre ellos recaen las culpas de todos los excesos públicos.
Cuando el gobierno decide recortar el gasto público le baja el sueldo a los funcionarios, incluidos muchos de ellos que están al borde del salario mínimo, y ya está. Todos contentos. El público satisfecho con que “les den caña” a estos vagos y ellos, a lo suyo, es decir, a la defensa de los intereses públicos y del bien común, que es lo que quita el sueño a la casta política.

Y… A aldeano tonto, patata gorda.


Infelicidad de año nuevo.

Todos estamos llamados a desaparecer, es una de las servidumbres que tiene la vida. Morimos porque estamos vivos, en última instancia no hay otra explicación. A pesar de ello, cuando sucede, nos fastidia.
*
Decía Berlanga que pensar en la muerte no le daba miedo, le cabreaba. A muchos nos cabrea que haya muerto el director de cine que nos hizo pensar España en tono de comedia, que sustituyó el sentimiento trágico de la vida por la visión lúcida de la condición humana, con precisa disección, pero no exenta de ternura. Va a ser difícil sustituir el cine y sobre todo esa visión de la realidad, máxime cuando el año pasado llorábamos la muerte del guionista certero por excelencia, Rafael Azcona.
*
José Saramago no era español pero era uno de esos hombres que nos echaban una mano para entender el mundo. A través de su literatura sencilla, como el hombre sencillo que nació José, veíamos lo que no podíamos o no queríamos ver, nos curaba de la ceguera, de esa extraña ceguera que se había apoderado del mundo y que era la causa de que cada vez más gente se quedara sin poder ver la realidad. Para tener una esperanza hay que conocer primero el dolor. No hay atajos.
*
El dolor era una de las herramientas que utilizaba magistralmente Enrique Morente. El dolor de todo un pueblo que él usaba sin engaños, sin exageración falsa. Y también la alegría y el amor, la amistad y el goce. Ahora nos hemos quedado sin todo ello, cuando más lo disfrutábamos. Cuando mejor estábamos, viéndole triunfar con su hija, convertida en verdadera Estrella. Otros tendrán que venir a sustituir a todos estos genios: Miguel Poveda, Estrella Morente. Están llamados a sorprendernos como hacia Enrique cada vez que abría su boca y de su garganta salía el canto dolido y los melismas que, como decía Camarón, nos serenan.
*
El último de los grandes desaparecidos en el 2010 no es un artista. Ni siquiera es un ser humano, es un medio de comunicación. Desde el lejano tiempo en que apareció la televisión en España y siendo niño disfruté de su descubrimiento, cada vez más, he ido perdiendo el interés por el medio. Uno es así de esnob. No obstante, espero que aún no esté prohibido tener este tipo de opiniones. Últimamente casi lo único que veía era la cadena CNN+. En cualquier momento la conectaba para ver las noticias, el tiempo o cualquier información. Los únicos programas que seguía asiduamente eran casi exclusivamente “hoy” de Iñaki Gabilondo, ocasionalmente “cara a cara” de Antonio San José y Leticia Iglesias y, a menudo, “El debate” de Jose María Calleja.
*
Ahora pongo la televisión y me sale una pareja de retrasados mentales que duermen juntos en una cama. Lo han hecho para hacernos más daños: ¡24 horas de Gran Hermano!. Pueden hacerlo porque la cadena la han comprado pero creo que no nos pueden obligar a ver la tele. Me parece que aún no es obligatorio.
*
Entre los propósitos de año nuevo tal vez incluya el de no ver más la televisión. Si fui capaz de dejar el tabaco…