Páginas vistas en total

miércoles, 25 de agosto de 2010

Desolación.

Este es el pueblo donde han muerto los dos guardias civiles españoles en Afganistán. Una tierra de desolación. Uno de los sitios más pobres del mundo. Un desierto árido donde no crece la vegetación y donde las mujeres van tapadas con Burkas. Este es el país que produce la mayor parte de la heroína que se consume en el mundo. Recomendamos entrar en Google Earth para ver el país, poniendo: “Qal'eh-ye Now, Provincia de Bādgīs, Afganistán” .

Se pueden encontrar un puñado de fotos en Panoramio de esa zona. Unas están escritas en caracteres cirílicos, son de los rusos que invadieron el país antes que los occidentales. Hay alguna de Mathias Schroeder, algún alemán que habrá sobrevolado la zona con las tropas del ISAF. Finalmente, se pueden ver otras fotos de españoles. Entre ellas las hay de un militar que debe ser de A Coruña, porque ofrece fotos de allí, junto con las de Afganistán. Uno puede pensar que es el guardia civil que han matado hoy. O no.

También encontramos un blog de un veterinario que se fue a trabajar con los militares a Qala-i-Naw, donde cuenta sus experiencias.






martes, 24 de agosto de 2010

Potencias menguantes

Cuando acabe este huracán de la vieja derecha se habrán roto tantas cosas en Europa que no sé si podremos reconstruirla de nuevo, como se hizo cuando hubo terminado el de los años treinta. Y digo vieja derecha aunque alguien sucumba a los encantos de la primera dama francesa y piense que la nueva república que se está construyendo pueda tener algo de glamur y de novedoso, porque en realidad es un tema muy viejo. Es una derecha de mercadillo de antigüedades, es un “brocante” que vende lo de siempre: el mismo producto repugnante. Se empieza defendiendo la comodidad burguesa; Se gana el aprecio de la pequeña burguesía que se une por emulación a la causa; por último, cuando sectores de la clase obrera más próximos al lumpen marginal que a otra cosa se vuelcan en defenderles, para entonces, la guerra está ganada. Un viejo fantasma recorre Europa de nuevo: el fantasma de la barbarie.

En el anterior, se decía que la culpa de todo la tenían los judíos. En este temporal que nos arrasa la culpa de todo la tienen los inmigrantes. Da igual. Consiste en convertir en culpables a los más débiles, en criminalizar a las razas. Todos despreciamos a los delincuentes y nos sentimos agredidos por sus actos. Cuando sabemos que alguien entró en una casa para robarla y que cometió todo tipo de atropellos sentimos que la próxima puede ser la nuestra. Si el delincuente es uno de los nuestros no pasa nada. Siempre hay ovejas negras en todas las familias. Pero, si el delincuente resulta ser extranjero y más aún, de alguna raza en especial, entonces el tema está muy claro: son ellos los culpables de “esta situación”. Y el concepto de “esta situación” es muy ambiguo, muy amplio. Todo, al final, es culpa de ellos: la crisis económica, la relajación de las costumbres civilizadas, todo. Hay un paso entre despreciar a los delincuentes y despreciar a una raza a la que se le atribuyen cualidades denostables. Ese paso es el prejuicio, que da por sentado el hecho de que “todos” los integrantes de esa raza son delincuentes.

Todos los que leemos periódicos sabemos que Berlusconi es el mayor delincuente de Italia y uno de los más grandes de Europa, aunque no entre en nuestras casas a robarnos. Por eso es presidente del gobierno, porque de lo contrario ya lo habrían metido en la cárcel y así lo evita. Pero el caso de Francia es distinto. En Francia se inventó el estado moderno, el estado civilizado, más allá de los reinos y de los súbditos. La República Francesa se fundó para establecer el triunfo de la racionalidad por encima de los mitos del pasado. Sabemos las muchas traiciones que los franceses hicieron después a ese espíritu fundacional republicano, pero lo que ha hecho ahora el presidente del gobierno francés le convierte en un ser de naturaleza política menguante (1). El caso de Sarkozy con los inmigrantes es más llamativo. Nicolas Paul Stéphane Sarkozy de Nagy-Bocsa, hijo de un exiliado húngaro de nombre Nagybócsai Sárközy Pál, que por su origen nobiliario huye de los comunistas, y de una burguesa judía, no parece el más indicado para centrar sus odios en los que tienen sus orígenes familiares lejanos a la República Francesa, pero el interés político está por encima de todo. ¡Qué le vamos a hacer! Lo primero es lo primero.

Tenemos experiencia histórica, de modo que ya sabemos cómo acaban estos huracanes. Por otro lado, la decadencia europea parece imparable, porque tiene su base en una decadencia económica, así que solo nos falta conocer los detalles.

¿Serán los chinos los que ahora vengan a liberar a Europa de sus fantasmas? Son la potencia emergente, como en los años cuarenta lo eran los EE.UU.

Me imagino un futuro de chop suey y de bazares todo a 2 €. Claro que para entonces habrá subido a 10 ó 20 €.

¡Qué pena de Europa! ¡Qué pequeña se está quedando!

(1) Ahora que lo pienso, tal vez Sarkozy sea el amante menguante de la película “hable con ella” de Almodóvar, el que pasea por el cuerpo de su amada como si se tratara de un paisaje. He tenido una visión en ese sentido.

viernes, 20 de agosto de 2010

Riadas.

De las desgracias y de los errores se debe de aprender porque si no se seguirán repitiendo. Hemos defendido en este blog que en España se gasta demasiado dinero en grandes infraestructuras que son la admiración del “mundo mundial” y que, por ese motivo, se desatienden otras que, por ser más elementales, deberían ser prioritarias. Pero claro, a nuestros políticos se les llenan los partidos de votos con estas cosas y el público español, reconozcámoslo, carece de la formación suficiente para analizar la realidad sin dejarse llevar por cuestiones de orgullo mal entendido: el país del mundo con más kilómetros de “Alta Velocidad”... Y con la peor infraestructura ferroviaria de Europa.
Viene de nuevo esta reflexión con motivo de lo que ha acaecido esta semana, me refiero a las desgraciadas riadas que se han producido en Andalucía con motivo de unas tormentas de verano. ¿Cómo es posible que hayan perdido la vida tres personas y que se hayan producido riadas como las que hemos visto atónitos en las imágenes de la TV, ocasionando tantos destrozos?
Según nuestra opinión existe una inevitabilidad de las catástrofes que debemos asumir. Siempre ha habido catástrofes y las seguirá habiendo. El hombre lo único que puede es minimizarlas o aumentarlas. Nuestra tesis es que, en este caso, las catástrofes se han producido de forma tan desmesurada por la intervención humana. Veamos.
Para conocer las circunstancias que han rodeado estos hechos hemos tomado la última localidad que nos ha presentado la TV y con los medios de que disponemos hemos observado su situación y circunstancias.

*


FOTO 1. Google Earth. Algámitas (Sevilla). Cualquiera lo puede ver entrando en Google Earth.

Vemos que se trata de uno de los típicos entornos naturales del sur de España muy afectados por la pérdida de masa vegetal. Se pueden apreciar, en primer lugar, unos cultivos dispersos, que pueden ser olivos o vides. Entre planta y planta se aprecia una gran cantidad de terreno sin vegetación. El resto de las fincas son terrenos que o bien son barbechos de sembrados de cereales ya segados o bien se trata de eriales semidesérticos, un tipo de terreno que avanza cada vez más en nuestro país. Posiblemente se trate de esto último. En la foto aérea se aprecia la erosión profunda que producen las torrenteras y los arroyos que dejan su marca en el terreno. Como recordatorio de lo que fue y de lo que ya no es vemos una mancha verde en la parte inferior izquierda de la fotografía que, tal vez, nos señale lo que eran estos suelos antes de que la intervención humana los dejara en el estado en que ahora se encuentran. Un caso muy típico de estos suelos son los que quedan después del incendio de un pinar. En los años siguientes al incendio son frecuentes las inundaciones.

Destacamos estos suelos áridos porque las precipitaciones muy abundantes al caer en ellos no encuentran el freno de una vegetación que absorba parte de la precipitación. Toda el agua que cae, (mejor dicho, la mayor parte de ella), escurre y se va acumulando según desciende de los riscos hacia la parte más baja. Vemos que, además, la población de Algámitas se debe de encontrar en una de las partes bajas de estos torrentes, posiblemente fue un arroyo. En efecto, la calle central de la población se llama Calle del Arroyo.


FOTO 2. Google Maps. Algámitas. Calle El Saucejo.

Entramos por la Carretera de la Pruna, (a través del Street View de Google Maps), y observamos una carretera, que al llegar al pueblo se va encajando entre terrenos urbanizados, todo ello hormigonado. La carretera desagua vertiendo hacia las cunetas, pero al llegar a la población el agua se encajona en las calles y la única forma de evacuar es a través de un sistema de alcantarillado de aguas pluviales. Recorremos esta entrada al pueblo y no vemos ningún imbornal o rejilla que recoja las aguas durante tramos bien largos. Cuando por fin vemos alguno, se trata de sistemas que se evidencian como artesanales: rejillas construidas por herreros locales con delgados perfiles de acero negro. Se evidencia una falta total de planificación, de cálculo, de sistematización de la evacuación de pluviales. Véase en la foto tomada en la citada calle junto al consabido bar “La Parada”, en la que a la derecha de la muchacha anónima que cruza en ese momento, (a la izquieda en la imagen),  existe una rejilla, una de las pocas que encontramos, que está colocada de tal manera que no recibirá las aguas, o sólo una porción de ellas. Nótese lo que decimos del diseño artesanal del artefacto.


FOTO 3. Google Maps. Una calle cualquiera de Zurich, Suiza.

Hemos escogido esta foto por las razones que luego diremos. Véase en la parte inferior derecha el imbornal bien fabricado en fundición, el que existe en la otra acera a la izquierda de la foto, la disposición periódica de los mismos, (en el paso de cebras hay otro), la limpieza, el mantenimiento, el orden. Zurich es una de las dos ciudades en las que el famoso arquitecto e ingeniero Santiago Calatrava tiene un estudio, la otra es Valencia. Ni en Zurich ni en toda Suiza, (uno de los países más ricos del mundo), ha recibido el valenciano el encargo de un solo puente. Los puentes de Calatrava son espectaculares y se construyen sin controlar su coste. En este país prefieren que las cosas funcionen a impresionar al mundo. No lo necesitan. Uno ha visto una tormenta imponente en Basilea y ha comprobado asombrado como los generosos imbornales se tragaban toda el agua que el cielo quisiera enviar.
*
De manera que el hombre interviene en la naturaleza, pero esta intervención puede ser adecuada o inadecuada. En la población de Algámitas vemos la imagen de las típicas urbanizaciones realizadas con los fondos que durante años se destinaron al P.E.R. para entretener a los parados echando hormigón en las calles, como si urbanizar fueran eso. Estas calles, antaño de barro, adsorbían parte del agua que caía. Eso no quiere decir que estuvieran mejor así. Lo que quiere decir es que cuando se hacen obras hay que hacerlas bien, porque las cosas tienen consecuencias, como las que acabamos de ver atónitos en las imágenes. También afirmamos con toda la rotundidad que nos esté permitida que la financiación pública de obras faraónicas no sólo es una horterada sino una grave irresponsabilidad pues ello impide hacer las obras que serían necesarias y no se hacen por falta de fondos.

*



 Otro día hablaremos del cambio climático y sus efectos sobre las precipitaciones.

jueves, 19 de agosto de 2010

Umweltzonen in Deutschland

La semana pasada cuando rondábamos temperaturas máximas de cuarentena, (de cuarenta grados y de quedarse en casa sin salir), los niveles de contaminación en mi ciudad se dispararon. Ya he dicho que cuando voy a trabajar me suelo encontrar con un panel electrónico que informa de los valores de contaminación de mi ciudad perteneciente a la red de protección del aire REPICA. Pues bien, en ese panel que está en un extremo del Colegio General Navarro, (el colegio de Enrique Falcó y de mis hijos, entre otros), he visto a los niveles de ozono troposférico y de partículas en suspensión (de menos de 10 micras), superar los límites de lo admisible y llegar a niveles de “mala calidad del aire”. Eso, en una Comunidad, como la nuestra, donde algo más de un millón de habitantes disfrutamos de 40.ooo km2 de superficie mayoritariamente destinada a la agricultura y a magníficos espacios naturales, sin apenas industrias, no deja de ser preocupante. Lo más preocupante del caso es que, además, no pasa nada. Debo de ser el único que mira los valores de contaminación del panel, que se debió de poner ahí porque vino una subvención de la Unión Europea y no era cosa de perder esos dineros. No hay informaciones en el periódico sobre estas cosas y nadie lo comenta a la hora del café.
*
La información de esos niveles de contaminación me debió resultar más dolorosa porque en esos días acababa de recibir mis pegatinas medioambientales para circular por Alemania, a donde quiero ir en setiembre. En ese país, llevan mucho tiempo poniendo coto al uso de vehículos con motor diesel. Primero pusieron el precio de ese combustible al nivel del de la gasolina, como después se ha hecho aquí. Pero al no ser esto suficiente para disuadir a los usuarios de que evitaran compraran coches más contaminantes han dicho: muy bien, cómprese usted el coche que quiera pero en mi ciudad no entra con él. Esto se ha hecho mediante la calificación de todos los coches en tres niveles de contaminación, verde, para el más limpio, amarillo y rojo, este último para el más contaminante. Esta calificación la da una agencia de homologación alemana (TÜV, que tiene una delegación en España), y que previo pago de 20 euros da la calificación en función de las características del vehículo según la documentación del mismo que hay que presentar. A partir de ahí, las ciudades alemanas, según lo van decidiendo las autoridades municipales, permiten la entrada de vehículos por nivel de contaminación según el calendario aprobado por cada una de ellas. Por ejemplo, en determinada ciudad te permiten entrar con pegatina roja hasta el 2010, con pegatina amarilla hasta el 2011 y sólo con pegatina verde a partir del 2012. Algunas ciudades han completado ya el proceso y si no tienes la pegatina verde no puedes salir de la autopista. Es decir, puedes atravesar el país por carretera pero no acercarte a los núcleos de población que están protegidos de la contaminación por esta normativa. Claro que en Alemania la preocupación por el medio ambiente no es exclusiva de los Verdes, sino que la comparten la mayoría de los partidos políticos.
*
Pero no queda ahí la cosa. Pocos días después, he tenido que ir al alergólogo porque he padecido alguna pequeña crisis alérgica, lo que a estas alturas de Agosto me parecía extraño. El médico me ha dicho que eso está producido por alergia a las malezas, algo propio de los ecosistemas subdesérticos, que, como dijo, cada vez son más abundantes en este país. Pues estamos bien. Según aumenta la contaminación de partículas por un lado disminuyen las tierras verdes, dando paso al desierto o subdesierto árido. Porque se ha dicho que el aumento alarmante de los casos de alergias respiratorias está relacionado con el aumento de partículas microscópicas en el aire producidas por los carburantes y, en mucha mayor medida por el gasóleo que por la gasolina. Así, se ha comprobado que no solo hay más casos de alergia entre los que viven en ciudades que entre los que viven en el campo, sino que también se ha demostrado que entre los campesinos se dan más casos de alergia entre los que viven en pueblos cercanos a grandes autopistas que en el resto.
*
Hace años cuando aún fumaba, tuve una conversación con un joven colega que me decía que mi vicio perjudicaba su salud. En resumen, la historia esa del fumador pasivo. Yo le dije que no creía que el tabaco que yo me fumaba le hiciera a él mucho daño, pero que él, por su parte, siendo un fanático automovilista, de esos que van en coche a todos los sitios y que, como la mayoría de los españoles reducen el coste de su factura de carburantes usando gasoil, contaminaba la ciudad y producía enfermedades que nadie denunciaba, al menos, de la misma manera que se denuncia lo del fumador pasivo. Mi colega no se creía que hubiera ninguna relación entre el uso del coche y enfermedades respiratorias reales, porque, efectivamente, nadie le ha dicho a la población que los vehículos de gasoil contaminan más que los de gasolina, y ambos contaminan mucho, al menos no lo han dicho en este país.
Cuanto más tarden en decirlo más costoso resultará tomar medidas, empezando por sustituir el gasoil por la gasolina en los turismos. Y si no que se lo pregunten a los que viajan a Alemania con un diesel.

*
Cuando las barbas de tu vecino…
En este gráfico se pueden ver la situación de las ciudades alemanas afectadas y los niveles de acceso por fechas.


Lingüística aplicada.

Buscando informaciones útiles para el ordenador me encontré con este comentario en un foro.

Hola, me gustaria que alguie me ayude para cambiar el sisteme operativo de mi laptop ya he ingresado al setup pero no encuentro la obcion para cambiar de raid a ide el disco duro cada vez que empieso a bootear con el disco del XP no reconose el disco, no se me puedan orientar con un esquemita o un print de la opcion ha cambiar en el setup para que acepte el xp. y gracias de antemano por la orientacion.

Y yo me pregunto: ¿no sería más fácil que lo dijera en inglés? Al fin y al cabo la mitad del texto está en ese idioma. Además dejaría a salvo la lengua de Cervantes.

miércoles, 18 de agosto de 2010

Señor,qué cruz.

¿Qué hacemos con esta derecha? La cosa estaba fea con la visita absurda de González Pons, pero eso no era nada. Ahora el líder mundial que invadió la isla de Perejil va a ir a a Melilla a tocar las narices al personal. Esto es un país de charanga y pandereta. Si estos señores no están de acuerdo con la política que sigue el Ministerio de Exteriores o el de Interior lo que tienen que hacer es ir a Madrid y poner las cosas claras en el Congreso.
Por otra parte, ¿qué país serio tiene dos políticas de exteriores según el partido que gobierne y encima se pisan las actuaciones el uno al otro en los momentos delicados? El Sr Aznar puede ir a Melilla cuando quiera pero políticamente lo que anuncia hoy es una payasada sin paliativos.
Lo dicho, esto no es una derecha esto es una cruz que nos ha caído.

lunes, 16 de agosto de 2010

Inventos sensacionales.

Asombroso el descubrimiento tecnológico que ha encontrado María y con el que contesta a nuestro comentario sobre tecnologías inestables y que nos ha hecho llegar a través de este video que está en YouTube procedente de la página de leerestademoda.com

Los recursos que pone en juego este hardware son impresionantes y la capacidad del sistema es asombrosa. No conocíamos un descubrimiento así, con las potencialidades que esto tiene, desde que se inventó el PC, ni habíamos visto un aparato semejante.

Me temo que estos aparatos tendrán un coste que superará con creces los 5.000 euros, pero, me gustaría ser rico para tener uno de ellos.






¡Qué maravilla! Iremos publicando aquí todos estos inventos según vayamos teniendo conocimiento de ellos.

viernes, 13 de agosto de 2010

Pánico.

Nos han contado que estamos en guerra contra el terrorismo, pero a lo que hay que tener miedo de verdad es al miedo.  

En el siguiente video podemos ver un hecho real sucedido en Holanda. Pongo aquí una traducción del comentario en inglés que acompaña el video de YouTube. Hay que decir que el año anterior un loco se metió con un coche arrollando a la multitud y causando dos muertos.

El 4 de mayo de 2010 hacia el final de los dos minutos de silencio habidos con motivo del Día de la Memoria a los caídos en la II Guerra Mundial en la Plaza del Dam en Amsterdam, un hombre y después una mujer gritaron con todas sus fuerzas. Debido a esto, la gente empezó a sentir pánico y a saltar las vallas de seguridad. Inmediatamente toda la multitud se puso a correr. Hubo una gran cantidad de heridos, (50), aunque nadie resultó muerto. La gente sintió miedo y debido a ello saltó las vallas para salir fuera del recinto y, a causa de la caída de las vallas, la gente pensó que era de nuevo un coche como en el día de la reina del año pasado. La caída de las vallas sonó también como un disparo, lo que también provocó la huida de la gente. Por otro lado, un hombre abandonó su maletín y la gente pensó que era una bomba.

jueves, 12 de agosto de 2010

Pandemias.


No hay que ser un experto para formarte una opinión sobre cualquier asunto y rebatírselo a los que se supone que saben más que nosotros.

En su día nos negamos a aceptar que todo esto de la gripe A fuera lo que nos estaban contando. Dijimos que aquí había muchas mentiras de las farmacéuticas para vendernos la moto, bueno las vacunas. Que la directora de la OMS se había vendido a los intereses de los fabricantes y todo lo que dijimos. Hoy, finalmente, se da por terminada la epidemia. Es verdad que han muerto personas, algunas en entornos próximos a todos nosotros, pero las dudas que suscitó esta historia siguen ahí. El gobierno español se gastó 266 millones de euros en vacunas, que ahora no sirven para nada, según informa 20minuos.es. Mientras el gobierno adquiría las vacunas la oposición clamaba porque se gastara más, como estaban haciendo Francia y Alemania en aquel momento. Finalmente todo quedó en aguas de borrajas.

La prensa ha pasado de puntillas por este asunto, suavizando las consecuencias de todo ello. Al fin y al cabo ellos trabajaron en promover la paranoia que nos impusieron.
 20minutos.es ha informado más y mejor de lo que, finalmente, ha sucedido con este tema.

miércoles, 11 de agosto de 2010

Sobre tecnologías inestables.

No es que yo sea una persona ajena al desarrollo tecnológico, al contrario. Mi mujer y yo tenemos un ordenador cada uno y un portátil para cuando hace falta. Sin embargo hay una cosa antigua que mantengo y en la que no me he adaptado a los nuevos tiempos: mi sentido crítico. Hoy día cuando aparece una novedad en el mercado, todo el mundo la acepta sin analizarla, sin saber si va a mejorar o va a empeorar algo. Se dirá, “claro, los adelantos siempre mejoran las cosas”. A lo que podemos contestar: “¿Qué pasa, tú no has usado el Windows vista?”.

Si analizas las cosas con sentido crítico te darás cuenta de que hay mucho en nuestro mundo consumista que no va bien. Hoy en día los productos no te los dan preparados, se precisa de tu intervención. Como esos muebles de Ikea que te los venden para que tú los fabriques. Antes los productos industriales los fabricaban inteligentes ingenieros para consumidores tontos. Hoy día los fabrican economistas y expertos en márquetin tontos para consumidores listos. Si no, ¿cómo te pueden vender un aparato de esos de cuarenta pins, en los que tienes que introducir una hembrilla y que al menor desplazamiento se te van los dichosos pins al garete? El otro día nos fuimos por la noche a cenar con unos amigos y dejé a mi anciana madre en casa con una película de Carmen Sevilla. Le di varios mandos a distancia. “Este es para que manejes el DVD, aquí lo paras, aquí lo pones en marcha”. “Este otro es para que manejes el televisor, aquí subes el volumen, aquí lo bajas”. Al final me dijo:”Déjame la película en marcha y me quedo viéndola ya”. Cuando volvimos estaba enfadada porque, después de quedarse sin cenar por no parar la película, se perdió el desenlace porque tuvo que ir al servicio, que ya no podía más.

Yo, que tengo el título de arquitecto técnico por la Universidad Politécnica de Madrid, me admiro de que pueda haber gente capaz de arreglar grifos, encolar sillas, pintar al esmalte, conectar el desagüe de la lavadora que se ha soltado y está inundando al vecino de abajo, colgar un estante de la pared sin demolerla, poner un cuadro sin hacer un butrón por el que puede pasar un niño desde la casa del vecino, desmontar la manilla de una puerta, arreglar una cisternilla, etc. Pero, además de estas terribles tareas, ahora cada vez que te realizas como consumidor, (que es lo que somos todos de manera fundamental), te estás complicando la existencia. Ayer nos trajeron unas sillas nuevas que compramos en unos grandes almacenes. ¡Qué ilusión! Venían directamente de China metidas en una enorme caja de cartón. Cuando conseguí sacarlas a la luz, (casi un parto), me encuentro que vienen forradas de protecciones plásticas que hay que eliminar, pero que vienen tan bien puestas que, para hacerlo, hace falta desmontarlas y volverlas a montar. Menos mal que avisé a los grandes almacenes que me las habían vendido y me enviaron enseguida alguien para solucionar el problema: “Date prisa, tenemos otro inútil sin llaves allen…”

A parte de todas estas habilidades, que no son pocas, ahora tienes que ser ingeniero y/o experto informático. ¿Quién es capaz de instalar una impresora que te acabas de comprar para que funcione con tu ordenador? Antes podías pedirle a un amigo el teléfono cuando estabas en su casa: “me dejas llamar a casa”. Ahora te da un modelo Siemens que trae un manual de instrucciones, (en inglés), de unas trescientas páginas y a ver si eres capaz de llamar a tu casa. Por eso estamos obligados a llevar siempre con nosotros el teléfono móvil: no es por comodidad sino por una imposibilidad. La imposibilidad de llamar con otro teléfono que no sea el tuyo. Hoy día con tu ordenador portátil te puedes conectar a la red en cualquier sitio. En lugar de pedirle el teléfono al amigo de antes, le pides la contraseña de la Wi-Fi. Si eres capaz de configurar tu ordenador para la nueva red y si tu amigo sabe donde puso la contraseña. Antes para salir a pasear al campo no hacía falta más que una vara de avellano. Hoy día tienes que llevar un GPS de trekking para no perderte.”Vámonos”. “No, espera un poco a ver si cojo satélite”. Al final te pierdes igual, pero por lo menos sabes tus coordenadas UTM.

Todo esto es complicadísimo pero lo peor es que se trata de tecnologías inestables. Lo que quiere decir que un día funcionan y otro no. Y nadie sabe por qué. Recientemente se me ha ido un frigorífico alemán que tenía tres años, una cámara de fotos Canon que me la encontré tirada en la calle hace dos, un ordenador portátil con cuatro años, (un ordenador con más de un año es una antigualla), y no sé cuantas cosas más. Un día dejaron de funcionar y se acabaron. Algunas vuelven a funcionar al día siguiente si tienen ganas. Otras se van para siempre.

Todavía conservo el reloj que heredé de mi padre hace treinta años. Se carga sólo por el movimiento del brazo, sin pilas. Lo llevo por tener algo que perdure.

martes, 10 de agosto de 2010

El Birdwatching y la ropa tendida.


El otro día hablaba mi amigo Enrique Falcó en su blog de las palomas y las sucias consecuencias de su proliferación en las ciudades. Como siempre, me gustó su comentario y quise contestarle. No puede hacerlo por lo que fuera y esperé a tener tiempo. Ahora se me ocurre dedicar un rato a contestarle y me enrollaré como las persianas. Yo soy así, qué le voy a hacer.

Una de mis aficiones no tiene nombre. Vamos a ver, no quiero decir que sea una actividad inconfesable, lo que quiero decir es que esto que me gusta a mí es tan poco habitual en este país que ni siquiera hay en castellano una palabra para definirlo. Me estoy refiriendo al birdwatching, que le llaman en Inglaterra, o birding, según se conoce en los EE.UU. En Latinoamérica traducen birding por pajareo y así aparece en la entrada en español de la wikipedia sobre esta afición. A mí pajareo no me gusta, lo siento, parece como si tuviera otras connotaciones. Pajarero aparece en nuestra tradición cultural referido a Papageno, (el personaje de “La flauta mágica” de Mozart),en alemán Vogelfänger, que quiere decir, además de pajarero, el que caza los pájaros. Así que no encuentro palabras, como digo. Alguien podría decir: en español se dice ornitólogo. Pues no señor, ornitología es una disciplina científica, una cosa seria, una rama de la biología que se dedica al estudio de las aves y yo estoy hablando de una afición, que consiste más en salir al campo a pasear que en otra cosa. Las herramientas que utiliza el birdwatching son fundamentalmente prismáticos binoculares, telescopios colocados sobre un trípode y esas guías de campo que se llaman: aves de Europa y España. Nada que ver con la erudición del estudioso en la materia. Lo dejaremos así. Lo que quiero decir es que el que a mí me interese en un momento dado una cosa no significa que sea un experto en esa materia. Doctores tiene la Iglesia. No obstante, de tanto observar y observar, uno saca sus conclusiones sobre el mundo de las aves.

Las palomas que actualmente llenan nuestras ciudades son palomas domésticas que han triunfado en su tarea reproductiva por dos cosas: no tienen depredadores y encuentran comida por doquier. Las palomas salvajes, las que se encuentran en la naturaleza, son las palomas torcaces, las tórtolas y las palomas zuritas. Hace pocos años, en Badajoz existían ya muchas de estas palomas domésticas por la zona de San Roque, barrio periférico, casi suburbano, en el que mucha gente vive en casas unifamiliares que tienen en su parte alta una terraza que cubre el edificio. Una vez que la gente culmina la construcción de estas casas se queda con una sensación de vacío, como de no saber qué hacer con su vida después de años de autoconstrucción, en los que el trabajo de la edificación se había convertido en un hobby. Pues bien, en estos casos, la gente suele construir nuevas edificaciones sobre las ya existentes y construye sobre las terrazas más trasteros, almacenes pequeños y cualquier tipo de construcción menor que le permita seguir disfrutando del vicio de la construcción. Entre estos habitáculos y a falta de otras necesidades, mucha gente construyó en esta zona de San Roque sus palomares, donde criaban estas aves domésticas. Desde estas casas de la periferia y, por las razones expuestas, las palomas se fueron extendiendo por la ciudad (y seguirán haciéndolo hasta acabar llenándolo todo de sus excrementos).

En su comentario, Enrique llamaba ratas del aire a las palomas. Está muy bien llamado, porque las palomas (domésticas) son como las ratas. Fundamentalmente porque son animales con un comportamiento que los expertos califican de oportunista. Esto no quiere decir que sean como los políticos, los rateros o los amigos que van dando sablazos, simplemente quiere decir que su alimentación es muy variada y que se adaptan a las circunstancias, lo cual es un síntoma de inteligencia. Los animales que no son oportunistas son especialistas, es decir sólo se alimentan de una determinada manera. Éstos últimos, dependen de que determinado hábitat se mantenga, lo cual, en los tiempos que corren, es difícil. Por ejemplo, uno de los problemas para la supervivencia del lince ibérico, aparte de otros muchos, es que se alimenta casi exclusivamente de conejos y cuando éstos empezaron a escasear por la mixomatosis aumentaron las dificultades para la supervivencia de los linces. El problema es que cuando se degradan los hábitats naturales por la acción del hombre empiezan a desaparecer especies, se pierde la diversidad biológica (biodiversidad) y, al final, sólo quedan los oportunistas. Entre las aves son oportunistas: los gorriones, las cigüeñas y las palomas. Es significativo que cuando en el campo se ven proliferar los córvidos, (que son en general oportunistas), como las urracas, las grajillas, las grajas y otrtos, podemos suponer que en la zona hay poca biodiversidad, como sucede en muchas regiones de Europa con ecosistemas más degradados en su diversidad que los nuestros. Así que la proliferación de los oportunistas es un síntoma de esta degradación.

Con esto de las palomas uno ha constado un hecho curioso que viene a demostrar lo anterior. Desde que me fui a vivir al bloque donde ahora resido existían en la cubierta del edificio una o varias parejas de cernícalos primilla. Estas aves son unas pequeñas rapaces que en ocasiones hacen sus nidos en los pueblos y ciudades y se hacen urbanas. Hay muchas en Badajoz, pero he visto muchas más en pueblos como Alburquerque donde son muy numerosas. Todas las primaveras volvían y criaban en la cubierta de mi edificio. Un año dejamos de verlos. Seguramente alguien los detectó y le pareció que debía echarlos de allí, que eran unos usurpadores de espacios que pertenecían exclusivamente a la Comunidad de Propietarios. Pues bien, desde que no vienen los cernícalos vienen las palomas. Esas pequeñas rapaces debían de ser suficientes para ahuyentarlas. Los cernícalos no ocasionaban ningún perjuicio y eran sólo una pareja con sus crías. Ahora tenemos cientos de palomas que cagan encima de la ropa tendida, que se posan en los vierteaguas de las ventanas y que con sus ronroneos no nos dejan dormir la siesta. Así que, o tenemos biodiversidad o tenemos proliferación de oportunistas. Y oportunistas son las ratas, las cucarachas y las palomas.

Aunque el oportunista más grande que ha dado la naturaleza, con diferencia, es el ser humano.







lunes, 9 de agosto de 2010

Biblioteca: resumen del curso 2009 - 2010

Haciendo un símil con el curso escolar, vamos a dar un repaso a los libros leídos en este periodo y que hemos recomendado tanto en “todas las cosas” como en “todas las músicas”.

NARRATIVA. Tiene uno tanto libro pendiente que hace ya unos años que no dedico mucho tiempo a la narrativa, cosa que antes suponía la mayor parte de mis lecturas. En este último curso solamente he leído dos novelas que, en ambos casos, son dos libros especiales.
Antonio Muñoz Molina: La noche de los tiempos. Según El País es el libro del año. Me parece muy bien que así sea. Muñoz Molina es nuestro autor favorito y este libro trata de una historia interesante enmarcada en unos acontecimientos históricos bastante bien documentados. Como ya se ha dicho, su lectura te transporta a esa época, ya que está bien descrita hasta en los más mínimos detalles. De todas maneras es una novela, no es un libro de historia ni un ensayo, aunque se sustente en tesis muy interesantes.
José Saramago: Caín. Cuando empecé a leerlo no sabía que sería el último libro de Saramago. Ya trató el tema en El evangelio según Jesucristo, (aquel referido al Nuevo Testamento), pero aquí lo hace con una claridad moral aplastante y con la prosa que le valió el Nobel.

ENSAYO. Tampoco el ensayo es algo que me haya hecho perder mucho tiempo en este curso.
Félix de Azúa: Autobiografía sin vida. Un libro extraño. Escritura rayana en lo poético para un ensayo sobre su visión particular de las artes plásticas y literarias. Desde luego lo que no es este libro es una autobiografía ni nada parecido.
Jean François Lyotard: La condición postmoderna. El texto que define nuestro tiempo. Imprescindible para entender el arte actual, la música, el pensamiento.
José Manuel Lechado: La globalización del miedo. En el barrio me crié con su hermano mayor, tristemente desaparecido hace ya algunos años. Fue una sorpresa conocer este libro a través de otros amigos. Sus tesis son muy claras y, en general, las comparto. Se pregunta por todas las cosas que se dan como ciertas en la lucha contra el terrorismo islámico.
Javier Cercas. Anatomía de un instante. Todo lo que escribe es sensacional ya sea en la narrativa o en una investigación periodística (o histórica). En realidad describe magistralmente la figura de Suárez y aporta algunos datos sobre el golpe del 23 de febrero de 1981.

DE TEXTO. Parte de la culpa de no dedicar más tiempo a la narrativa y al ensayo está en haberlo dedicado a los libros de texto.
Javier Mugerza y Cárlos Gómez: La aventura de la moralidad. Un texto completo realizado por un equipo amplio de autores. Muy bien.
Sagrario Aznar Almazán: Últimas tendencias del arte. Aclara todo sobre lo que usted quiso saber sobre el arte y no se atrevió a preguntar.
Enmanuel Kant: Fundamentación de la metafísica de las costumbres. Un texto fundamental. Bien escrito. Se entiende aunque uno no sea un experto.
Conrad Philip Kottak: Antropología cultural. Aquí en su vertiente norteamericana. Me parece un libro un poco superficial, de verdad. Me interesa la antropología, pero quizás en autores europeos…
Aristóteles: Ética para Nicomaco. Un clásico.
Como se puede ver últimamente mis intereses académicos van por la filosofía.

MÚSICA Y MUSICOLOGÍA. La mayor dedicación de este curso ha sido a literatura musical y musicológica. Después de años estudiando académicamente por fin he tenido tiempo para leer alguno de los libros que tengo pendientes en este terreno.
Frank Tirro: Historia del jazz moderno. Mi última adquisición. Es para leerlo al tiempo que se escuchan las audiciones que propone e incluso, tocando los solos con algún instrumento.
Ulrich Dibelius: La música contemporánea a partir de 1945. También se lee escuchando las obras y autores propuestos. Es muy completo para las primeras décadas, pero disminuye su interés según se acerca a nuestros días. Ya tengo otro que lo complementará. Ya hablaremos.
VV.AA.: Albeniz, edición conmemorativa, Ministerio de Cultura. A propósito del centenario este libro viene con dos videos, el famoso de Carlos Saura que es muy interesante y un documental. Además trae escritos del músico y estudios sobre su música. Muy completo y en una edición a muy buen precio. Claro que ya se pasó el centenario, no sé si es por eso.
Christian Poché: La música arábigo-andaluza. Por fin un estudio serio que ataca sin miedo a los mitos fundacionales, en especial en lo referente al mito de Zyryab.
David Nicholls: John Cage. Una monografía completa sobre el músico americano. No es que uno tenga un interés especial en su figura, que lo tengo, es que es la base para entender la mitad de lo que ha pasado en los últimos cincuenta años.
Richard Kostelanetz: Entrevista a John Cage. Relectura de un libro antiguo.
John Cage: Silencio. El propio músico habla de su música y de todo lo demás.
Miguel Ángel Marín: Joseph Haydn y el cuarteto de cuerda. El querido profesor de la Universidad de la Rioja le hinca el diente por fin a un tema de primera categoría musicológica. Un libro completo sobre un tema muy interesante.
Daniel J. Levitin: El cerebro y la música. Ya dije que no me había gustado mucho. El tema debería dar para más.
Alex Ross: Ruido eterno. El libro del año en lo musical. Este crítico del New York Times ha escrito un auténtico “best seller” de la especialidad centrado en la música del siglo XX. Muy ameno. Es muy interesante leerlo consultando su página web en la que se pueden escuchar los ejemplos musicales que comenta.

DE MESILLA. Llamamos libros de mesilla a esos que tenemos al lado de la cama, y que cogemos de cuando en cuando, leemos unas líneas para conciliar el sueño y los devolvemos a su sitio. A pesar de que no les hacemos mucho caso no queremos quitarlos de ahí, nos gusta tenerlos cerca.
Michel de Montaigne: Ensayos. Es una Biblia para agnósticos. Su lectura es muy agradable, es un libro bien traducido y que reflexiona sobre todas las cosas. Gimnasia mental.
James Joyce: Ulises. ¿Alguien consiguió alguna vez terminar este libro? De todas formas su lectura se puede dilatar en el tiempo que no pasa nada. De cuando en cuando leo un capítulo.
Joseph Conrad: Los libros de Marlow. Tal vez en vacaciones sea un buen momento para este libro que contiene El corazón de las tinieblas y otros relatos.
Pedro Salinas: La voz a ti debida. Lo compré después de leer la novela de Muñoz Molina que tiene mucho que ver con este libro y su autor. De vez en cuando te lees un poema y es como si te comieras un pastelito.

OTROS. Este año compré varias guías sobre setas, que es una cosa que me interesa últimamente. Primero caí en el error de comprar una guía de las setas de Europa. No sirve para nada, salvo que dediques el otoño a recorrer el continente. Después compré una guía referida a España. Viene a ser lo mismo, la mayoría de las setas no las puedo encontrar aquí. Finalmente conseguí una guía de las setas de mi región: esa sí que me vale. Cuando llegue el otoñó hablaremos de ello.
He comprado un manual sobre fotografía digital que estoy manejando.
También he comprado una guía turística de Alemania porque quería recorrer el Norte en septiembre.

viernes, 6 de agosto de 2010

Onomástica. 65 años.

La Playa.



Inmensidad en la que el planeta se manifiesta a nuestros ojos.
Frontera imprecisa entre las tierras emergidas y la mar océano.
Cataclismo en que se convierte el mes de las cosechas, cuando ya todo se agosta y nada queda por hacer.
Días y noches de cielos inmaculados y resplandor en el horizonte, cuando la calma y el ardor conviven las
horas y los instantes.
A cada paso se constata que somos uno y hasta El Uno se ha de retirar del contagio de la rutina.
Aquí quema la arena la piel abrasada que el agua no puede curar.
Vamos, venimos y volvemos a ir y esta oscilación, como las olas marinas, no tiene fin,
eternizada hasta la semana que viene,
para el próximo año volver a empezar.

jueves, 5 de agosto de 2010

Diálogos.

El diálogo forma parte de nuestra tradición cultural más antigua. Ya sabemos que Sócrates utilizaba el diálogo con sus vecinos para filosofar. Nos lo cuenta Platón en sus diálogos socráticos, ya que el maestro nunca llegó a escribir ninguno de sus pensamientos. Sócrates dialogaba en el ágora con sus vecinos porque eran sus iguales, eran hombres libres. En la Grecia clásica había una democracia y todos los hombres eran libres e iguales. “Todos los hombres” excluía a las mujeres y a los esclavos, que hacían los trabajos más bajos que los hombres libres no querían hacer. Pero para lo que aquí interesa, nos quedamos con que el diálogo era una forma de razonamiento que usaban los hombres libres.

Posteriormente Hegel propondrá el método dialéctico (dialéctico = relativo al diálogo) para progresar en el conocimiento de las cosas. “…En la tradición hegeliana, proceso de transformación en el que dos opuestos, tesis y antítesis, se resuelven en una forma superior o síntesis,…” (R.A.E.).

¿Qué pasa hoy día cuando discutimos con alguien que niega el diálogo porque no necesita debatir contigo y no te permite contestar a sus incontestables razones?

Lo que pasa son dos cosas:

- Que esa persona sabe las respuestas y sabe también que tú estás equivocado y lo único que quiere es hacerte saber la verdad que él conoce y tu ignoras.

- Que esa persona está en una situación superior a la tuya, por el motivo que sea, y por tanto no existe un diálogo entre iguales.

También hay otra cosa que sabía Sócrates cuando decía: “sólo sé que no sé nada”. Que la respuesta a la mayoría de las cuestiones es algo que no está al alcance de nadie y que sólo en el debate podemos acercarnos a la verdad.

Claro que, el debate nunca es un monólogo.

miércoles, 4 de agosto de 2010

Biblioteca: José Saramago, Caín.

Un amigo mío, (ya desaparecido), decía que en la iglesia, (en las misas), no enseñaban nada malo. Lo decía como una justificación para ir. Debe ser una frase acuñada por el proselitismo de los curas porque después la he vuelto a oír varias veces.

Pues bien, para algunos de nosotros las Sagradas Escrituras no sólo son una literatura mitológica del mundo antiguo que ninguna persona medianamente culta debería tomarse en serio, sino que hay algo más. Recuerdo cuando era niño y leía el Antiguo Testamento, o tal vez cuando me obligaban a leerlo en el colegio, que me producía una doble sensación, por un lado me gustaba esa mitología tan rica en episodios y por otro lado me producía una desazón moral enorme. Esas historias hablaban de un mundo cruel, lleno de asesinatos terribles, violaciones incestuosas, despiadados poderosos y viles criminales, a menudo exaltados cómo héroes porque sus actos indecentes eran realizados para mayor gloria de Dios. Pero no quedaba ahí la cosa, el más despiadado poderoso, la mente más retorcida de todas, el más indecente, era el Dios de Israel, quien por cierto era un Dios tan injusto que tomaba partido por un pueblo en detrimento de los demás. Toda la cultura subyacente a esas lecturas era, para una mentalidad moderna e inocente como la de un joven del siglo XX, algo muy malo. Mi amigo no tenía razón, en la Iglesia enseñaban cosas malas, especialmente cuando sacaban a relucir el Antiguo Testamento, la Biblia de los judíos que, por no sé qué extraña razón, la Iglesia Católica había asumido como propia y cuyos textos formaban parte de los textos canónicos del catolicismo.

El espíritu profundamente moral de José Saramago debió de pensar lo mismo que este humilde servidor y escribió en su última novela un alegato contra ese Dios judeocristiano que estaba investido de tanta “mala leche”.

lunes, 2 de agosto de 2010

Noticias sobre Sakineh.

Supongo que todos los lectores de “todas las cosas” habrán firmado en la página de AMNISTÍA INTERNACIONAL para pedir la liberación de Sakineh, la mujer iraní condenada a morir lapidada por tener una relación extramatrimonial. Gracias a ellos (y a algunos otros) se ha conseguido evitarlo.
*
Si alguien no lo ha hecho, ahora es el momento, porque el régimen iraní está persiguiendo a su abogado y a su familia para dificultar su defensa. Por otra parte, aunque conseguimos parar la lapidación de Sakineh, no está clara su situación. Sigue acusada del mismo delito y la pena impuesta no se ha retirado, sino que se ha rodeado de una campaña de confusión, tal vez esperando a que las cosas se tranquilicen para ejecutarla. El tema sigue abierto y hay que seguir insistiendo.
*
Es cansado tener que estar pendientes de estas cosas pero eso es lo que quieren los déspotas religiosos del régimen iraní, que nos olvidemos.
*
Tienen que saber que nunca dejaremos de contestar la intolerancia religiosa y el despotismo autoritario, sea en Irán o en España.